Nota películas
Mi SensaCine
    Maggie Q, de 'Nikita': "Las mujeres podemos ser unas víboras y que no se nos note"
    23 sept. 2011 a las 8:00

    La actriz americana de origen vietnamita, últimamente en la gran pantalla con títulos como 'El sicario de Dios' y 'Operación: Juego final', nos adelanta qué podemos esperar de la segunda temporada que se estrena en CW este viernes 23 de septiembre. La entrevistamos en el Festival de Montecarlo, donde reconoció ser una mujer adicta a la adrenalina.

    Tras el explosivo final de la pasada temporada y después de renovar in extremis, 'Nikita' vuelve este viernes, 23 de septiembre, a la cadena estadounidense CW. Maggie Q (Honolulu, Hawai, EE UU, 1979) repite como la protagonista, aunque esta vez su misión es la de acabar con Division y Oversight mientras se enfrenta con las decisiones que tomó en el pasado. En 'Game Change', primer capítulo de la segunda entrega, Nikita y Michael (Shane West, 'Un paseo para recordar') se preparan para utilizar el contenido de la caja negra para acabar con Amanda (Melinda Clarke, 'The O.C.') y los suyos. Esta, mientras tanto, controla División, aunque Oversight ha asignado el liderazgo a un nuevo agente que responde al nombre de Sean (Dillon Casey, 'Crónicas vampíricas') para que la vigile. La primera misión de Amanda consistirá en recuperar la caja negra y para ello contará con la ayuda de Alex (Lyndsy Fonseca, 'Cómo conocí a vuestra madre'). La antigua pupila de Nikita se niega a colaborar hasta que Amanda le promete encontrar al hombre que asesinó a su padre. Además, Nikita y Michael serán ayudados por un inesperado aliado.

    A continuación, te ofrecemos la entrevista que mantuvimos en exclusiva con la actriz de 'Misión: Imposible III' y 'El sicario de Dios' en el pasado Festival de Televisión de Montecarlo. En ella nos habla de la evolución del personaje creado por el francés Luc Besson durante los nuevos capítulos, sobre la relación que mantiene con Amanda, el esfuerzo físico que exige el papel o la diferencia de carácter entre hombres y mujeres. ¡¡Ah!! Y también sobre las posibilidades de que Nikita y Michael mantengan una relación de amor.

    ¿Qué diferencias habrá en la segunda temporada con respecto a la primera?

    Los nuevos episodios, como la segunda mitad de la anterior entrega, responde más a lo que queríamos mostrar de Nikita. Cuando empiezas una serie siempre intentas encontrar tu hueco; te adaptas. Es algo así como un bebé que aprende a andar. Después de una temporada, los actores conocemos mejor a nuestros personajes y ya sabemos cómo reaccionan, hacia dónde se mueven y qué les motiva.

    Su personaje y Amanda, el papel de Melinda Clarke, acabaron bastante mal... ¿Qué opina de ella?

    ¡¡Esa mujer está chiflada!! Pero ahora Nikita es más poderosa que nunca y me las va a pagar todas juntas. Aunque también es bastante genial, ¿no? Da mucho, mucho miedo... Creo que las mujeres ganamos a los hombres en eso de dar miedo. Somos mucho más manipuladoras que ellos. Si un hombre es malvado, lo ves a primera vista. Y eso a nosotras no nos pasa. Podemos ser unas víboras y que no se nos note.

    Aunque usted es una serpiente bastante escurridiza... ¿Es difícil dar esos saltos y simular tanta pelea?

    Hay que esforzarse mucho. No te voy a mentir. Aunque la peor parte no es esa y muchas veces la gente no entiende lo que es verdaderamente complicado de mi trabajo. Hay veces en las que tengo que hablar un idioma que en realidad yo no conozco... ¡¡Unas tres o cuatro líneas de diálogo!! Y de ahí te metes en una pelea durísima y exigente y además centrarte en tu actuación. Tengo que recordar como 60 movimientos, decir palabras en un lenguaje extraño y es exhausto. Y cuando me estreso tiendo a quedarme callada. ¡¡No sé qué otra cosa hacer!! Así que viene el director y me dice: "¿Qué te pasa?". Y entonces salto y le respondo: "Vamos a terminar esta mierda para que no tenga la cabeza como un bombo".

    ¿Hay escenas con las que aún así no se ha atrevido?

    Hombre, las hago casi todas... Saltar de un muro, como que no... No me gustaría nada (Risas). Gracias a Dios... Pero la mayoría sí que las hago yo de verdad y los productores me dejan.

    ¿Y en la vida real? ¿Es tan lanzada?

    Para hacer este tipo de cosas te tiene que gustar la adrenalina y disfrutar con un poco de peligro... Sí, creo que estoy un poco loca. Nikita y yo somos parecidas en ese sentido. Soy de ese tipo de chica... Aventurera.

    ¿La venganza va a seguir empujando a Nikita?

    Habrá cambios... Y eso me gusta, porque significa que el personaje es real. Su motivación irá cambiando y también sus objetivos. Al principio era todo sobre la venganza y ahora profundizaremos más en la reconciliación consigo misma... No le recomiendo a nadie la venganza. ¡¡No es sana para nada!! Aunque convertirte en un mejor ser humano es un camino que nunca se acaba... Y para Nikita [piensa un poco antes de responder]... Es muy difícil huir de algo que tú misma has causado. Lo siento por ella, pero hay cosas que nunca conseguirá borrar. Y eso es algo con lo que tendrá que vivir y aprender a vivir.

    Mójese un poco... ¿Tendrán Michael y su personaje una oportunidad para el amor?

    Difícil, difícil... Va a ser un trayecto muy largo por las circunstancias de cada uno. Ya es difícil en una relación normal, así que... Más que largo, diría que pedregoso. Son como una pareja formada por un démocrata y un republicano. Tienen una escala de valores muy diferente el uno y el otro y también cosas que les unen.

    ¿Quién es el republicano?

    A mí no me mires. ¡¡Yo sin duda no!!

    Santiago Gimeno

    facebook Tweet
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top