Mi cuenta
    Ases calientes
    Críticas
    3,5
    Buena
    Ases calientes

    Sentencia de muerte para la tarantinitis

    por Nestor Hidalgo
    Una década después de que una explosión de thrillers criminales con gestos cómicos y personajes verborreicos colapsara la herencia de las primeras películas de Quentin Tarantino ('Reservoir Dogs', 'Pulp Fiction'), el cineasta Joe Carnahan presentó el epítome y a la vez broche de esta corriente que tan bien conocen otros realizadores como Guy Ritche o Matthew Vaughn. El guión y la realización de Carnahan son deliberadamente barrocos a la hora de introducir personajes que, además, ejercerán como narradores polifónicos de la acción. La excusa narrativa es de lo más sencilla (se ha puesto precio a la cabeza de un mediocre mago de Las Vegas que ha accedido a ejercer de testigo contra la Mafia, por lo que toda una serie de cazarrecompensas, gángsters de distinto pelaje y agentes de la ley acuden a capturarle en su suite de hotel y confluyen entre sí con sangrientos resultados), por lo que toda la potencial del film está en el estilo, en la forma de contar la historia.

    Se detectan reminiscencias de los castillos de naipes estructurales de las novelas criminales de Don Winslow y un gusto clarividente y natural por construir a los personajes a través de sus caudalosas palabras y excéntricas estéticas. Como un torrente de fichas de dominó que se van sobreponiendo, cada uno de ellos conduce hasta otro más, de caracterización todavía más extrema y estereotípica. Al igual que la 'Revolver' de Ritchie (con la que comparte a Ray Liotta en nómina), 'Ases calientes' funcioan más como book audiovisual del tarantinismo recalcitrante, aunque demuestra que tiene un andamiaje narrativo mucho más cuidado. ¿Beneficia eso al conjunto, por encima del funambulismo estético de sus setpieces de disparos? Cada espectador tendrá una opinión diferente.

    A favor: Se amolda de forma consciente y efectiva a un esquema narrativo cerrado consiguiendo que resulte atractivo.

    En contra: Que todo sea impostura y artificio.
    ¿Quieres leer más críticas?

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top