Mi cuenta
    El planeta de los simios
    Nota media
    4,0
    102 notas incluyendo 6 críticas
    distribución de 6 críticas por nota
    2 críticas
    4 críticas
    0 crítica
    0 crítica
    0 crítica
    0 crítica
    ¿Tu opinión sobre El planeta de los simios ?

    6 críticas de usuarios

    David Filme
    David Filme

    Sigue sus publicaciones 8131 usuarios Lee sus 227 críticas

    4,0
    Publicada el 28 de septiembre de 2020
    "El Planeta de los Simios" es un clásico indiscutido de ciencia ficción, dirigido por el legendario Franklin J. Schaffner y protagonizado por Charlton Heston.
    La génesis del film se remonta a fines de 1962, cuando el novel productor Arthur P. Jacobs compró al novelista francés Pierre Boulle los derechos de su novela “La Planète des singes” (1963). Sin embargo, no sería hasta 1966, luego de que Jacobs lograra convencer a los ejecutivos de 20th Century Fox para rodar lo que sería la primera entrega de la larga franquicia, que cuenta ya con 9 películas, entre ellas un remake y reboot, series de TV, cómics y libros. No obstante, Fox rechazaría el guión de Serling por ser demasiado costoso al ser trasladado a los decorados, escenarios, maquillaje y vestuario, y en su lugar contrató al guionista Michael Wilson quien, perseguido por el Macartismo, había tenido que ocultar su identidad bajo seudónimos. Finalmente, Wilson respetaría la estructura básica de Serling, pero reescribiría todos los diálogos, además de no establecer identidad del planeta en donde ocurren los hechos y una sociedad simia más primitiva, que era lo que había sugerido Schaffner por cuestiones de presupuesto, pero que distaba bastante de la trama original de Boulle.

    En su novela, el escritor francés habla de un futuro lejano en donde una pareja de enamorados, en plena época de viajes interplanetarios cotidianos, encuentra una botella vagando por el espacio con un mensaje escrito por un periodista, Ulises Mérou, quien narra el descubrimiento de una civilización en el planeta Soror, en la estrella Betelgeuse compuesta por simios, organizados en gorilas (clase dirigente), orangutanes (clase académica) y chimpancés (clase progresista), a diferencia de la raza humana, que vive en estado salvaje. Hay que señalar que esta descripción que hace Boulle provocará que el guión de Wilson entre en una compleja contradicción acerca del nivel civilizatorio de los simios, que en la película de Schaffner aparecerán como seres muy inteligentes, pero viviendo en condiciones más bien primitivas, mientras mantienen a los humanos en otras prácticamente cavernarias. Más aún cuando el espectador tiene en cuenta que la sociedad simia tiene psicólogos y científicos, pero al mismo tiempo tiene el típico conservadurismo religioso y político de una sociedad medieval. Tienen artilugios técnicos avanzados como armas de fuego, cámaras fotográficas, pero se desplazan sobre caballos y carretas, sus edificios tienen una “curiosa” mezcla de arquitectura prehistórica y algo de la Grecia Clásica.

    Wilson también se aventura a modificar las fechas y la identidad de los viajeros espaciales, indicando que éstos inician su viaje en el siglo XXVI y no en el siglo XX, y explicando que envejecerán 18 meses en el espacio, pero casi 2006 años terrícolas, llegando en concreto al planeta desconocido el año 3978. Así, el guionista cambiará la tripulación original de franceses por estadounidenses, eliminando al chimpancé que llevan consigo y reemplazandolo por una cuarta tripulante femenina, que muere por una falla de oxígeno en la nave. De cualquier forma, la decisión de eliminar la presencia de los enamorados y concentrarla en tres científicos enviados en una misión (en donde envejecerán 18 meses, pero estarán fuera de la Tierra casi 2006 años, en concreto el año 3978), termina por jugarle más a favor al proporcionarle la veta narrativa científica necesaria para explicar los alcances de su viaje y aterrizaje en el desconocido y lejano planeta. Ello a pesar de que el guión siga mostrando errores de coherencia acerca de la conducta de los científicos a la hora de no cuestionar sus características físicas ni menos someterlas a prueba. Pero si digo que bien vale la pena el cambio de personajes, a pesar de esas incongruencias, es porque el tratamiento que hace el guión del protagonista, el coronel George Taylor, resulta a todas luces intrigante y explorable en toda su dimensión. Un personaje desconfiado, altivo y renegado, que debe pasar por la difícil prueba de ser humillado y tratado de forma despectiva y despreciativa.

    Las actuaciones son correctas, Charlton Heston personifica al coronel Taylor. Heston, convertido en una estrella hacía bastante tiempo atrás, es el absoluto protagonista del film, en donde interpreta al icónico y arrogante coronel Taylor que, en busca de vida extraterrestre, se encontrará con una sociedad hostil a su especie y, más adelante, una horrorosa verdad, al lograr finalmente liberarse de sus captores simios. En tanto, su némesis el Dr. Zaius, es encarnado por Maurice Evans notable intérprete de Shakespeare, líder simio que muestra especial aversión y hostilidad hacia Taylor, en especial al enterarse de que habla, representando la intolerancia ideológica y política más dura de la sociedad simia. Roddy McDowall y la ganadora del Oscar Kim Hunter interpretan a la pareja de científicos que descubrirán la verdad sobre el origen de su civilización, siendo acusados por Zaius de herejía. Representan el espíritu de curiosidad primigenio de conocer y entender sus orígenes, y la libertad que esa verdad significa para ellos cuando la encuentran. En el reparto secundario, encontramos a James Whitmore que personifica al presidente de la asamblea simia, James Daly como el Dr. Honorius, uno de los más intolerantes miembros de la asamblea simia. Robert Gunner y Jeff Burton como los compañeros de Taylor, Landon y Dodge. Y para finalizar Linda Harrison como Nova, la bella mujer salvaje que se convierte en la compañera de Taylor.

    En definitiva, con su gran cantidad de virtudes y uno que otro defecto, es una película de gran importancia para la historia del cine, que a partir su estreno impulsaría notablemente el género de ciencia ficción. Es original, innovadora, intrigante, espeluznante, crítica, divertida... Mezcla a la perfección el cine de aventuras con la acción, la intriga, la supervivencia, y a la vez añade una enorme crítica al ser humano y a su sociedad.
    Oskar C.
    Oskar C.

    Sigue sus publicaciones 79 usuarios Lee sus 37 críticas

    4,5
    Publicada el 18 de marzo de 2014
    Ya que este año se estrena 'El amanecer del planeta de los simios' (2014, Matt Reeves), secuela del 'Origen del planeta de los simios' (2011, Rupert Wyatt), vamos a recordar el auténtico génesis de una saga que lleva más de 35 años en cartelera, dándonos secuelas, reboots y series de TV. Un film que asombró a todos en su día, que sigue haciéndolo hoy, y que merece un respetuoso visionado por parte de las nuevas generaciones. Muchos desconocen este film, algunos creen que tiene un aura de "mala película" de los 60's. Otros creen que está sobre valorada y la gran mayoría sólo ha desvelado su contenido viendo en algún canal de YouTube su prodigioso final. Es hora de convencer a esos pocos agnósticos de lo que entraña un poderoso título de la Ciencia Ficción como es 'El planeta de los simios' (1968).

    ¿Qué vamos a encontrar en este film? De todo. Aventura, ciencia ficción, filosofía, debate de religión, evolución (o involución), thriller, misterio y una continua disputa entre lo real y lo imaginado. Suposiciones varias, multitud de interpretaciones y un amplio compendio de lecturas que se pueden superponer a las imágenes. Un elaborado guión que no deja cabo suelto, conduce al espectador a una espiral de dobles sentidos con el único (en principio) afán de entretener con una disimulada cinta de aventuras y Sci-Fi. Nada más lejos, bajo la película se hallan numerosas referencias de una crítica feroz al contexto en el que fue realizada (finales de los 60's). El mundo se hallaba inmerso en la guerra fría, Vietnam era un constante escándalo para el gobierno estadounidense, crisis beligerantes en Oriente Medio, continuos golpes a la economía mundial...Todo hacía pensar que la desazón y una guerra global se avecinaba.

    El hombre iba a pisar la luna ese mismo año, razón de más que solidificaba el mensaje de este film. Una nueva frontera para el hombre se abría en su necesidad imperiosa de controlar todo. Franklin J. Schaffner, director, supo ver el magnético mensaje que tenía el guión y lo trasladó a la pantalla en un alarde de virtuosismo muy lejos del alcance de un casi desconocido en el cine, era su quinta película de una carrera en la que destacaba 'El señor de la guerra' (1965) donde coincidía por primera vez con Charlton Heston, pues su fuerte era la TV, de la cuál procedía. Eso se puede vislumbrar en su método de rodaje, alejado de academicismos, con un movimiento de cámara muy libre en las escenas de acción y bastante teatralidad en las escenas de diálogos, en una clara referencia al lenguaje televisivo.

    Su conexión con los guionistas fue total. De la novela del francés Pierre Boulle ('El puente sobre el río Kwai'), Michael G. Wilson ('Lawrence de Arabia') y Rod Serling extrayeron un magnífico texto que respaldaba la sensación de desidia que dominaba el mundo. Las primeras lineas de guión que Taylor (Charlton Heston) relata a modo de grabación, son fiel testimonio del verdadero mensaje que quieren dar. No es extraño que contar con un guionista ganador de 2 Oscars (Michael Wilson) y con el creador de la mítica serie televisiva 'The Twiling Zone' ('La zona desconocida' en España) el resultado final del manuscrito rozara por momentos lo sublime. Frases trazadas con doble sentido hacen jugar al espectador con la duda o con la certeza. Del mismo modo que el personaje principal se debate entre su condición humana y su recelo a la misma.

    Visualmente (a día de hoy) puede resultar desfasada, pues estamos inundados de 3D, HD y demás parafernalia tecnológica, pero el vigor y la frescura que emanan de los paisajes, decorados (el pueblo de los simios está basado en la arquitectura de Gaudí), maquillaje (muy adelantado y convincente para la época) e impacto resultante de la unión de imágenes y música hacen de 'El planeta de los simios' un disfrute desde los primeros instantes. Música por cierto que supuso un cambio en el método de trabajo, pues su creador, el genial Jerry Goldsmith ('La profecía', 1976) dio en plena diana al componer una banda sonora atonal (fuera de las normas que rigen la musicalidad, carente de tonos) que imprime fuerza a lo visto en pantalla. Sonidos de percusión, sin melodía pero llenos de giros que sacuden al espectador del mismo modo que la trama se desarrolla.

    Otro valor indiscutible es la valentía con la que sus creadores decidieron dar pasos hacia adelante en su visión de un mundo ajeno al nuestro, con enlaces que nos hacen dudar en todo momento de si lo que estamos viendo es todo un sueño, un viaje en el tiempo, una realidad paralela o quizás un secreto aún más desagradable que no queremos descubrir. Poco a poco, el espectador es conducido (que no empujado) hacia un desenlace que no promete satisfacer a la platea. No es adulador, no quiere ser lo. Es el inicio de la ciencia ficción adulta. Nada de fantasiosas batallas espaciales, monstruos imaginarios o disparos láser sin sentido. Fue el año de otro mito del cine, '2001: una odisea espacial' (Stanley Kubrick), casualidad o no, ambas dieron el pistoletazo de salida a lo que hoy en día conocemos como el cine de Ciencia Ficción con letras mayúsculas.

    El público de aquel entonces no estaba preparado para ninguna de las dos. Han tenido que pasar años para situar a cada una en su lugar que le corresponde. Sin duda, 'El planeta de los simios' fue la revelación cinematográfica para unos espectadores que no apartaban su vista de TV, el gran enemigo del cine, y resulta paradójico que fueran creadores televisivos (Schaffner y Serling) quienes dieran una bofetada al Box Office (40 millones de la época). Fue la oportunidad para Schaffner de lanzar su carrera ('Patton',1970; 'Nicolás y Alejandra',1971; 'Papillon',1973; 'Los niños del Brasil', 1978) y para que un género como la Ciencia Ficción comenzara a tomarse en serio por los estudios de cine.

    Pero lo más hablado, comentado y escrito sobre 'El planeta de los simios' es sin lugar a dudas su descomunal final. Final que puede ser destrozado en algunas carátulas de la película. Desalentador por el mensaje que subyace, apoteósico por su significado y tremendamente evocador para los fans, tanto del género como del cine en general. Un final que por sí sólo refuerza todo el film. Le eleva a mito y coloca a este título entre los 10 mejores films de la Ciencia Ficción.
    cine
    Un visitante
    4,0
    Publicada el 23 de diciembre de 2018
    Planet of the Apes es una de esas películas raras cuyo impacto histórico supera su calidad. Es una buena película, pero no un clásico.
    cine
    Un visitante
    4,0
    Publicada el 26 de mayo de 2019
    Mi altamente confiable sistema de muestreo de opinión pública, que consiste completamente en tomar la palabra de los taxistas para todo, me lleva a la conclusión de que "El planeta de los simios" es una de las películas más esperadas de este año.

    De alguna manera, la química se ha puesto en marcha, se ha corrido la voz y la audiencia masiva está interesada. Incluso había una fila frente al teatro el viernes por la mañana, y ese es un espectáculo que no se ve todos los días.

    Dado que "Planeta" ya parece haber encontrado su público, entonces, pensé que iba a dirigir esta revisión a los demás, a los que no se verían muertos, verían algo llamado "Planeta de los simios".

    ANUNCIO

    Puedo entender su sesgo; hasta que empecé a revisar películas, probablemente tampoco habría ido a verlas. Y muchos amigos me han dicho que han oído que fue "horrible"; cuando, de hecho, nadie en Chicago lo había visto hasta el viernes y las críticas de otras ciudades han sido bastante buenas.

    Lo que realmente insinuaban era que cualquier película llamada "El planeta de los simios" tenía que ser horrible. Este tipo de esnobismo puede ser bueno para una risita o dos, pero aquellos que lo practican se pierden muchas películas entretenidas.

    "El planeta de los simios" es uno. No es grande, ni significativo, ni profundo. De vez en cuando es perturbadoramente lindo, como cuando los monos reescriben un cliché tras otro: "El hombre ve, el hombre hace", por ejemplo, o "Para los simios, todos los hombres se parecen". Pero, esto es parte de la diversión. Así es el maquillaje de simios muy publicitado: parece real, por Jingo, y después de un tiempo realmente empiezas a pensar en esos monos como individuos.

    La trama está echada en la tradición de aventura de Hollywood probada por el tiempo. Un explorador espacial de la Tierra ( Charlton Heston ) aterriza en un planeta desconocido donde los monos se ubican más arriba que los hombres en la escala evolutiva. Intenta convencer a sus captores de que es inteligente; Hay algunas buenas secuencias de acción; Algunos giros divertidos; algunos puntos sociológicos y filosóficos fácilmente digeribles, y un final de sorpresa completamente satisfactorio.

    Heston ya es casi el único actor de Hollywood capaz de interpretar a héroes arquetípicos, Moisés, Ben-Hur, el último hombre vivo, etc., y debe haber una razón. En presencia de estatura y pantalla, es heroico y noble; tienes que admitirlo Tiene razón para este papel, por muy ridículo que sea, y lleva la película sin esfuerzo. Los actores escondidos detrás del maquillaje de simios ( Kim Hunter , Maurice Evans , Roddy McDowall , etc.) son difíciles de revisar como personas, pero están bien como monos.

    A lo que me refiero, supongo, es que "El planeta de los simios" es mucho mejor de lo que esperaba. Es rápido, completamente entretenido y sus pretensiones filosóficas no se interponen en el camino.

    Si solo condesciendes a ver un thriller de aventuras en raras ocasiones, condesciende esta vez. No tienes nada que bajar más que tu frente.
    Hugoalb10
    Hugoalb10

    Sigue sus publicaciones Lee sus críticas

    5,0
    Publicada el 9 de abril de 2020
    Es una película muy interesante porque permite ver el comportamiento humano desde un punto de vista diferente, permitiendo reflexionar sobre la necesidad de comportarnos como seres pensantes y no desplegar acciones desordenadas que llevan al caos
    Shesy
    Shesy

    Sigue sus publicaciones Lee sus críticas

    5,0
    Publicada el 28 de abril de 2020
    EXCELENTE Quiero ver toda la serie completa, desde las antiguas, se podra? o no?, porque hasta ahorita solo registrate y nada
    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios
    Back to Top