Nota películas
Mi SensaCine
    Lobos de Arga
    Críticas
    2,0
    Pasable
    Lobos de Arga

    Licantropía castiza

    por Quim Casas
    Presentada en el festival de Sitges y galardonada después por el público bullicioso de la Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián, 'Lobos de Arga' suscita reacciones tan encontradas como encontrados son los elementos opuestos de este filme de licántropos gallegos. Lejos de la tozudez cómica de 'Dos tipos duros' y de la aparente densidad moral de 'Un buen hombre', los dos largometrajes precedentes del director Juan Martínez Moreno, 'Lobos de Arga' juega al contraste constantemente, homenajeando al cine de hombres lobos realizado en España décadas antes a la vez que riéndose de algunos de los elementos arquetípicos del mismo.

    La presencia de dos actores cómicos como Gorka Otxoa y Carlos Areces va en esta línea: es imposible no pensar en el primero saliendo del rodaje de 'Pagafantas' cuando llega al pueblo de sus ancestros para redimirse de su escaso éxito literario (y la poca fortuna amorosa), por ejemplo, ni olvidarse de las comparecencias del segundo en 'La hora chanante' o 'Muchachada Nui', más que de su bárbara composición de payaso sicótico en 'Balada triste de trompeta'.

    El humor provoca la distancia necesaria para que la película no deba ser tomada en serio, o quizás no: las propiedades genéricas de 'Lobos de Arga' pueden llegar a ser un dilema. Hay momentos en los que el filme apela realmente al género en estado puro, pero es escaso el tiempo que pasa entre los fragmentos de licantropía clásica y los rasgos paródicos que la anulan: por ejemplo, la aparición de la madre del protagonista conduciendo alocadamente para salvar a los protagonistas del grupo de hombres lobos que ya están prestos a devorarlos tras dar unos cuantos saltos mortales de infarto cómico.

    Hernán Migoya, guionista de la adaptación al cómic de la película (con dibujo de Rubén del Rincón y entintado de Man), define su trabajo como una "españolada". Mucho de eso hay en la concepción de este tebeo cinematográfico (el filme) que se basa en elementos castizos, homenajes a Walpurgis y sus noches y algunos títulos americanos de los ochenta, y un sentido del humor muy libre, aunque tópico, enfrentado, como dos polos que nunca llegan a tocarse, al terror que surge con la luna llena y se evapora, dejando rastros de inquietud, cuando llega el día.

    A favor: Algunos ataques de los licántropos resultan de lo más resultón.

    En contra: Algunas escenas paródicas resultan demasiado burdas.
    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top