Mi cuenta
    Guillaume y los chicos, ¡a la mesa!
    Nota media
    3,1
    38 notas
    ¿Tu opinión sobre Guillaume y los chicos, ¡a la mesa! ?

    1 Crítica del usuario

    5
    0 crítica
    4
    0 crítica
    3
    1 crítica
    2
    0 crítica
    1
    0 crítica
    0
    0 crítica
    Ordenar por
    Mejores críticas Últimas críticas Usuarios que han publicado más críticas Usuarios con más seguidores
    Lourdes L.
    Lourdes L.

    128.584 usuarios 920 críticas Sigue sus publicaciones

    3,0
    Publicada el 29 de marzo de 2014
    Los chicos con las chicas tiene que estar, las chicas con los chicos han de vivir..., reza una popular canción española pero la pregunta es, a qué lado debe sentarse nuestro protagonista?, a cuál de ellos pertenece? El largo y costoso camino hacia el descubrimiento de uno mismo, adquirir identidad propia al alto coste que ello supone, aprender a amarse tras encontrarse, aceptar y compartir quién eres..., película francesa presentada en formato de profundo y sincero monólogo, sin ningún tipo de pudor o miramiento y con mucho patético sarcasmo e interpretada por un acaparado Guillaume Gallienne que colma todas las escenas; la historia es él, el relato es el periplo que supuso su adolescencia, el monólogo es un maduro y seguro individuo que sabe quién es y a dónde se dirige, que ya no esconde nada ni se esconde de nadie. Y esa es la parte más interesante y valiosa de todo el filme, la verdadera joya que revela este sorprendente y exquisito puzzle al ser encajadas todas sus piezas; seguir todo su proceso con altibajos de opinión sobre lo visionado, con momentos de humor intercalados con otros de aburrimiento, sonoro desconcierto unido a perpleja expectativa, desapego cansino con repentino atrape interesante, divertida comedia que da paso a una lastimosa tristeza..., un ir y volver de sensaciones y opiniones diversas que no te permiten decidir si te gusta o no lo que estás viendo, un no saber en concreto si tu paladar disfruta del sabor que está recibiendo. Y ahí está la gracia, la clave para degustar ese crecimiento abrupto y forzado, en ser capaz de digerir todas esas confusas emociones y llegar al final del espectáculo, una maduración plena que te permite poder afirma con sorprendente gusto que has degustado una buena comida, que el previo y su recorrido han valido la pena, que los últimos 10 minutos redondean una confusión inicial, dejándola aparcada para siempre, para confirmar tu definitiva y sincera opinión sobre la historia; un inteligente guión, de una sinceridad devastadora que está magníficamente representado por su propio protagonista en un alarde de valentía y superación. Maduras al mismo compás que nuestro héroe, a su torpe y turbado ritmo, sintiendo el mismo orgullo y sabiduría que él al haber superado y experimentado todos los caminos posibles y haber encontrado el suyo propio. Como los mejores vinos, mejora con el tiempo, se digiere poco a poco, su sabor se aprecia lentamente y su completo aroma te envuelve gustosamente.
    ¿Quieres leer más críticas?
    Back to Top