Nota películas
Mi SensaCine
    El mayordomo (The Butler)
    Críticas
    2,0
    Pasable
    El mayordomo (The Butler)

    ¿Sí, señor presidente?

    por Xavi Sánchez Pons

    Pasan los años en Hollywood y aunque cierto cine mainstream avanza, otro tanto permanece anclado en estereotipos de películas que se repiten una y otra vez. 'El mayordomo' es una de ellas, y sigue las líneas clásicas de un biopic al uso que apenas deja lugar a la sorpresa. Dirigida por Lee Daniels, cineasta que presume de una posición importante en la industria del cine yanqui tras el éxito de la resbaladiza 'Precious', cinta elegida por Quentin Tarantino como una de sus favoritas de 2009 (sic), esta historia basada en la vida real de un criado afroamericano que llegó a servir a ocho presidentes de los Estados Unidos, pretende trazar una ambicioso fresco del movimiento por los derechos civiles de la comunidad negra. Una aspiración demasiado elevada que se queda en la superficie al retratar sesenta años de la historia reciente estadounidense de forma atropellada y sesgada.


    Muchos son los problemas del filme de Daniels, desde su tono descaradamente didáctico y lacrimógeno (en su último tercio la película cae en la sensiblería), a su falta de una tesis propia a la hora de retratar un momento tan importante de la historia americana contemporánea. Es una lástima que su guionista, Danny Strong, que demostró chispa y mala baba en esos dos maravillosos telefilmes para HBO que son 'Recuento' y 'Games Changes', descreídas y poliédricas visiones de la política estadounidense reciente, se haya puesto al servicio aquí de la amarillista y pueril manera que tiene el director de 'El chico del periódico' de entender el cine.


    En los hechos reales en los que se inspira 'El mayordomo' había una buena historia, una especie de versión Browning en clave afroamericana, pero Daniels se conforma con armar un homenaje facilón a todos los que lucharon por los derechos civiles de la comunidad negra; a una película para que Forest Whitaker vuelva a ser nominado al Óscar porque es lo que toca. Una lástima.


    A favor: un sorprendente Alan Rickman como Ronald Reagan.


    En contra: Oprah Winfrey, incapaz de envejecer hasta los últimos veinte minutos.

    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top