Mi SensaCine
    El hijo del otro
    Nota media
    3,2
    13 notas incluyendo 2 críticas
    distribución de 2 críticas por nota
    0 crítica
    0 crítica
    2 críticas
    0 crítica
    0 crítica
    0 crítica
    ¿Tu opinión sobre El hijo del otro ?

    2 críticas de usuarios

    Lourdes L.
    Lourdes L.

    Sigue sus publicaciones 79153 usuarios Lee sus 920 críticas

    3,0
    Publicada el 8 de junio de 2014
    El tema del intercambio de niños no es nuevo en el mundo del cine; lo diferente de este caso es el contexto en el cual acaban haciendo sus vidas ambos niños y familias: una judía y otra palestina. Un conflicto añadido al espantoso descubrimiento que no hará sino complicar una situación ya de por sí enrevesada y difícil para, poco a poco, aplacar todo lo que tiene que ver con el contexto mostrado y, de ese modo, hacer frente a un conflicto familiar que necesita ser urgentemente resuelto. Un tema interesante, atractivo y cautivador tratado con mucho respeto y en el que el propio director, Lorraine Levy, no entra en profundidad; únicamente expone la situación, sin elección y sin explotar el tema religioso, para que el espectador tenga su propia visión y asimile la nueva realidad de dos familias inocentes que no tienen la culpa de lo sucedido. Con un margen de acción y opinión muy amplio para el público es rodada con gran acierto, exhibiendo dos culturas enfrentadas que confraternizan por causas ajenas a su propia voluntad. Entretenida e instructiva, de varias y diversas lecturas es, como expresa uno de los protagonistas y que resume muy bien lo que se pretende evidenciar: "Isaac e Ismael, los dos hijos de Abraham"
    Peter Q.
    Peter Q.

    Sigue sus publicaciones 42 usuarios Lee sus 35 críticas

    3,5
    Publicada el 23 de junio de 2014
    El argumento del film da para crear un producto cargado de emotividad, sólo con el conflicto familiar que se puede crear en el seno de cualquier familia al descubrir que el hijo de 20 años no es quien tú crees que es, pero si encima lo metes dentro del enfrentamiento palestino-israelí es difícil que el producto falle. El planteamiento es indudablemente atractivo, aunque le cuesta arrancar pues su inicio es algo indeciso, una vez se mete de lleno en la discordante identidad y en los prejuicios de todo el entorno (esto es lo que verdaderamente marca la premisa) es cuando realmente nos atrapa y comienza a acomodarnos en la butaca. La temática de la historia es muy atractiva, pero, las interpretaciones son tan magnéticas que se apoderan de un guión bien desarrollado pero con ciertas lagunas al final de la historia, el desenlace queda algo frío, como una sopa con buena materia prima pero que se ha dejado enfriar demasiado. No digo que no sea conmovedora, que lo es, pero le falta profundidad, sin embargo, la historia se desenvuelve con destellos de tierna emotividad y la tolerancia termina por dominar una escena que bien podía haber desembocado en algo más desgarrador.
    Me gustaría que los cineastas aprovechasen más la fotografía que en ocasiones les brinda el entorno y si el entorno no es el que quieren hacernos ver, por lo menos que se molesten más en dar notoriedad a algo tan importante y creativo. En este film lo deberían de haber explotado más, el centro neurálgico de la historia daba para recrearse en ese aspecto. Buena historia, interpretaciones destacables, la música tiene su presencia y no pasa desapercibida, pero la temática y el entorno daban lugar para mostrarnos algo más de rabia y de dolor, quitando peso a cierta sensiblería que termina convirtiendo la historia en una especie de fábula.

    El cine francés vuelve a deleitarnos, aunque no es una obra cumbre es una obra más que interesante, con unas actuaciones notables de todos los personajes del film, quiero destacar a los dos jóvenes. Jules Sitruk (24 años) y Mehdi Dehbi (29 años), ambos no sólo convencen sino que además hacen que nos metamos dentro de sus pieles y nos planteemos desde el cómodo sofá de nuestras casas o desde las confortables butacas del cine todas las dudas existenciales que se les vienen de golpe a causa de la cultura y educación recibidas. A Jules Sitruk podremos verlo en “Bob and Sex Pistachos (2013)” y a Mehdi Dehbi lo veremos en “El saco de harina (2013)” y “No estoy muerto (2013)”.
    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios
    Back to Top