Mi cuenta
    ¿Qué hacemos con Maisie?
    Nota media
    3,3
    28 notas
    ¿Tu opinión sobre ¿Qué hacemos con Maisie? ?

    4 Críticas del usuario

    5
    0 crítica
    4
    2 críticas
    3
    2 críticas
    2
    0 crítica
    1
    0 crítica
    0
    0 crítica
    Beatriz López Velasco
    Beatriz López Velasco

    Sigue sus publicaciones 76.188 usuarios Lee sus 455 críticas

    4,0
    Publicada el 28 de enero de 2014
    No tengo ninguna duda de que tanto Susanna como Beale quieren mucho a su hija, pero ser padre implica mucho más, sobre todo anteponer las necesidades de tu hijo a las tuyas y buscar su bienestar por encima de todas las cosas. Pero los seres humanos solemos ser egoístas y ruines y si, encima, te encuentras en pleno divorcio, la perspectiva suele distorsionarse. Está es una película para adultos, sobre problemas de adultos, pero vista desde los ojos de una niña de seis años a la que las circunstancias obligan a madurar rápidamente, lo que Maisie sabía es que sus padres pueden no ser los mejores padres del mundo, a pesar de lo mucho que la quieren.
    Me ha parecido muy interesante como la película trata de construir la historia desde el punto de vista de la niña a través del diseño de producción y así podemos ver como en la habitación en casa de su padre, a pesar de estar llena de juguetes, tanto los colores como la vista del patio interior desde su ventana denotan frialdad. La melancolía que desprende el recorrido hasta la escuela, donde la mirada de Maisie se detiene en una cometa enredada en unos cables o un columpio vacío, en contraste con las risas y las carreras del interior de la escuela, un lugar que la mantiene alejada de los conflictos domésticos. También el significado que adquiere el color amarillo que parece querer trasmitir su alegría, es el color que predomina cuando está en casa medio disfrazada, el de la ropa que elige para salir a pasar con Margo, o el color del libro que le regala Lincoln.
    ¿Qué hacemos con Maisie? es una historia muy bien contada que nos muestra muy claramente como no todo el mundo es idóneo para la paternidad, a la vez que hace un sorprendente retrato del divorcio desde el punto de vista de un niño. Muy recomendable.
    Lourdes L.
    Lourdes L.

    Sigue sus publicaciones 104.063 usuarios Lee sus 920 críticas

    3,0
    Publicada el 29 de enero de 2014
    Relato triste y amargo de una indeseable experiencia, un doloroso ejercicio reflejado de forma impactante en el rostro y los ojos de una niña desesperada de amor y comprensión que es tratada como una maleta al uso, llevada y transportada al antajo de unos, más que cuestionables, adultos; la ruptura de una familia, desestructuración paternal a los pies de una inocente víctima cuya interpretación es cautivadora y conquista tu más seco y apartado corazón. Cruel y vivida realidad reflejada con una terrible suavidad y quietud, una tranquilidad expeluznante aceptada sin remedio en el acompañamiento del viaje sin sentido de una protagonista involuntaria cuya opinión parece no tener voz ni voto -menos oído- para nadie; viaje inquieto, con grandes interpretaciones -Onata Oprile te atrapa con su descorazonadora incertidumbre- que te moviliza lo suficiente -tampoco en exceso- para enternecerte y sacar tus más tiernas emociones. Un respetado guión con claros elementos marcados y fotocopiados -los buenos, los malos, la víctima-; un periplo muy sentido en sus más profunda desazón, una inestabilidad, inseguridad, desasosiego y claro desconcierto de no saber dónde estás, cómo te sientes o hacia dónde vas. Tu afinidad para con el personaje, para con sus miedos e inquietudes es completa e impecable, logras involucrarte en la historia y en sus sentimientos con excelente placer, un eclosionado cuento que destapa tus emociones de forma apagada y calmada, sin apenas ser consciente de ello gracias a su suavidad y sutileza emotiva. Buen ejercicio, inteligente trabajo que no hace uso de la lágrima fácil y barata, que no explota una, más que clara, lástima hacia una superviviente maltratada. Complace todo el recorrido, tanto el amargo periodo como el alegre advenimiento; buena y oportuna elección que no excede el dramatismo.
    Marta F.
    Marta F.

    Sigue sus publicaciones 82 usuarios Lee sus 38 críticas

    3,0
    Publicada el 13 de febrero de 2014
    El acierto de la película está en el tono en el que se nos cuenta la historia. Y es que la pequeña Maisie aparece en casi todos los planos de la cinta focalizando la atención en su punto de vista de toda esta historia. Los cuatro protagonistas adultos del film son o demasiado malos o demasiado buenos. Y es la tierna mirada de esta niña la que hace real esta historia. Su inocencia es la que por una parte nos hace compadecernos de ella y por otra, la que pone la distancia necesaria para que la película no caiga en el melodrama.
    Jota P.
    Jota P.

    Sigue sus publicaciones 30 usuarios Lee sus 28 críticas

    4,0
    Publicada el 16 de diciembre de 2013
    Un drama inesperadamente arrebatador y visceral, una de las sorpresas del año.
    ¿Quieres leer más críticas?
    Back to Top