Mi cuenta
    Noche de juegos
    Nota media
    3,4
    650 notas
    ¿Tu opinión sobre Noche de juegos ?

    16 Críticas del usuario

    5
    0 crítica
    4
    7 críticas
    3
    5 críticas
    2
    3 críticas
    1
    1 crítica
    0
    0 crítica
    Ordenar por
    Mejores críticas Últimas críticas Usuarios que han publicado más críticas Usuarios con más seguidores
    Rafael C.
    Rafael C.

    17.992 usuarios 209 críticas Sigue sus publicaciones

    2,0
    Publicada el 24 de mayo de 2018
    Es una película del montón, lo único destacable es el argumento. Las actuaciones son bastante mediocres en general, pocas risas, algo entretenida pero poco más. Recomendable para verla en casa.
    Pipe C.
    Pipe C.

    9.027 usuarios 160 críticas Sigue sus publicaciones

    3,5
    Publicada el 26 de abril de 2018
    Un hilarante mecanismo de entretenimiento en el que el espectador tiene la victoria asegurada

    Hay algo cautivador en la nueva apuesta cómica de Warner Brothers Pictures y su subdivisión New Line Cinema. La última película de John Francis Daley y Jonathan Goldstein es un enmarañado envite fértil en humor físico y excentricidades argumentales que en manos de otros hubiera significado un zafarrancho de ruidosas pretensiones.

    De unos años para acá, las megalómanas comedias que provienen de los grandes estudios han optado por emplear un humor mayoritariamente escatológico, negro y sexual como únicos conductos narrativos, si no, miremos hacia atrás y advirtamos el incompresible éxito de los últimos lanzamientos cómicos de Hollywood, en donde un viaje en familia, una reunión de ex compañeros de instituto, dos amigas fracasadas en el amor o dos padres irresponsables se convierten en estructuras milagrosamente comerciales, que se escudan detrás de enseñanzas huecas para desprender un torrente de sucias e ineficaces bromas que conllevan a una experiencia capciosa, sin fibra, filmes con un propósito homólogo al de aquellas bochornosas cintas de horror: satisfacer sin proponer, más de lo misma miseria, mentes con poder que no saben cómo explotar ricas ideas en historias compatibles, que retuerzan las historias de siempre y las presenten bajo un filtro “novedoso” solamente implica sacar más jugo a la incompetencia de la propuesta. Afortunadamente, algunas pocas ideas empiezan una agradecida reivindicación para con el género. Tal es el caso de “Game Night”, un filme que, a simple vista, suponía otro posible gran descalabro humorístico para el estudio, pues, para sorpresa de la mayoría, la primer comedia americana del año pinta un esperanzador futuro ya que su resultado incita a esperar, sin recelo, que más obras como estas aterricen en los salas, no por su importante mensaje o su excelsitud fílmica, sino porque es una comedia que produce verdaderas carcajadas, mediante variados y constantes gags visuales que cumplen su función sin recaer una y otra vez en chistes obscenos y desinteresados.

    Inicia la función con una alteración temática de los habituales logos de las casas productoras y distribuidoras, técnica de irrefutable personalidad y seguridad con la idea a presentar. Mantengo la creencia de que cuando el estudio recurre a este tipo de armonizaciones visuales denotan confianza plena con el producto realizado, pues al igual que lo ha hecho Marvel Studios y Universal Pictures, las cautivantes y lúdicas entradas de los clásicos sellos de New Line Cinema, Warner Bros., Davis Entertainment y Aggregate Films son fantásticas. Una especie de advertencia para lo que está por venir. Un movimiento inicial fabuloso.

    En lo que respecta a la historia varias peculiaridades puede destacarse. Es cierto, es un argumento banal y fantasioso, pero esto no importa demasiado cuando el planteamiento narrativo funciona como aquí lo hace, es más, las arriesgadas curvas que el guion toma terminan siendo más aplaudibles ya que una trama que fácilmente pudo caer en la ridiculez, el tedio y la previsibilidad amplía su radar con una noche de juegos diabólicamente retorcida en donde la comedia física y emocional se complementan de forma excitante, consiguiendo una conexión fuerte entre audiencia y personajes. Nadie puede refutar que la historia de Mark Perez es sensacionalmente eficaz en su gracejo narrativo, muy pocos chistes se sienten postizos o fuera de lugar, cada push-line es fantástica y emplazada en el momento ideal. Su guion maneja un rango de humor inusual dado que erige hilarantes circunstancias sobre asuntos tan triviales como las glándulas seminíferas de un hombre estresado o la traición de una mujer con un supuesto Denzel Washington o tan inherentemente cómicas como la extracción de un proyectil o el incidente en una sala sagradamente impoluta. En tales momentos es que “Game Night” funciona y prospera, vertiendo y desarrollando una serie de folletinescos giros que se tornan deleitantes conforme avanza el relato. Retorcer la fórmula del juego de mesa en algo tan bombástico, rumboso y perturbador es un ejemplo a seguir para comedias venideras de los estudios líderes. ¡Dios!, pero sí que disfrute esta anomalía insustancial. Dentro del rango del género, las decisiones narrativas son correctas y aunque pensaba que el estiramiento de los últimos diez minutos iba a ser innecesario como es general en este tipo de obras, no fue así, ya que posterior a la montaña rusa de giros argumentales, esta última decena de minutos otorgan una conclusión más redonda para la cinta. El mismo guion acepta a modo de burla que sobresatura de giros de tuerca y en vez de considerarlo una debilidad, lo transforma en una fortaleza satirizando este recurso hasta el límite, la película parodia constantemente a diferentes blockbusters de actores que van desde Liam Neeson hasta a Vin Diesel, referencias de la cultura popular actual que bañan la historia de un aura particular y llevadera.

    ¿De qué depende el éxito— en todo el sentido de la palabra — de un largometraje? Seria espinoso entrar a analizar que justifica tal fenómeno, sin embargo, de lo que si no hay duda es que acertadas decisiones de casting juegan un rol vital, y aquí, sí que lo hicieron. Aunque muchos no estén felices con esto, a Jason Bateman no le ha ido muy mal con la comedia, puesto que siempre que este hombre participa en una, milagrosamente, no resulta en un descalabro crítico. Bien sucedió el año antepasado con “Office Christmas Party” y ahora con “Game Night”, filme en el que interpreta a un personaje más atrayente, ingenioso y sincero. Bateman hace una dupla perfecta junto a la comediante de “SNL” Rachel McAdams, otra grande del espectro cómico americano. Ambos manejan un feeling impresionante que era difícil de predecir, sus escenas como dúo son de las mejores dentro de su filme, una pareja dinámica que verdaderamente divierte al espectador a través de sus estupideces y jocosas acciones. Asimismo, las otro parejas interpretadas por Sharon Horgan, Billy Magnussen, Lamorne Morris y Kylie Bunbury liman con carisma los personajes, consiguiendo que la audiencia los considere piezas claves en el whodunnit, cada uno recurre a una categoría humorística independiente con el propósito de encajar sus sub-tramas, aun cuando sean distantes al eje central, de forma adecuada entre la diversidad del relato. Mención especial merece un enigmático e íngrimo Jesse Plemons, quien, sin pronóstico alguno, termina siendo parte importante en toda esta perversión argumental, su apesadumbrada personalidad es creíble y nunca tropieza con lo ridículo o la sobreactuación pues equilibra las cargas de manera correcta, otro gran papel cómico, aun cuando no sea cómico, para el actor de “Hostiles”.

    Es palpable el compromiso que los directores tenían con esta obra. Desde arrojos artísticos inhabituales hasta los nunca extenuantes giros de tuerca, se percibe una cierta superioridad con esta cinta con respecto a las demás de su especie ya que, con una premisa tan simple, entraman una loca pesadilla nocturna en la que deben dar con el paradero del desaparecido con el tiempo como principal inconveniente. Está claro que los cineastas no querían que esta fuera una cinta de estudio más del montón y pusieron todas sus fuerzas en esta producción, y evidentemente proyectaron hasta sus últimas armas creativas con este gozable trabajo.

    Un apartado fundamental para la experiencia cinematográfica satisfactoria que generalmente pasa a último plano en cintas como estas es la banda sonora, sin embargo, en esta ocasión, hubo algo que captó mi atención. No se puede esconder el uso de ciertos hits— pocos a decir verdad —, sin embargo, las composiciones de Cliff Martinez combinaron las tradicionales resonancias del terror, el drama y la acción para producir un score explosivo, emocionante y peculiarmente especial, dado que, personalmente, consiguió que la hilaridad de las imágenes fuera concordante con el acompañamiento sonoro pasando desde las persecuciones en auto hasta el adrenalínica caza por toda la mansión, un hallazgo inesperado.

    Hilarante, trepidante e inesperadamente sobresaliente, “Game Night” de John Francis Daley y Jonathan Goldstein es la elección perfecta para una tarde de buen cine de estudio, una obra que apela a la comicidad visual y narrativa sin respiro, proporcionando una valiente experiencia agudamente jocosa. El género de comedia americana abre 2018 con pie derecho gracias a la más reciente incursión de Warner Bros. Pictures. Ojala no se quede en solo una cacería de billetes pues es una fresca propuesta que se espera sirva como modelo a seguir, no a calcar, para sus competidoras, las cuales deben lanzar con fuerzas sus dados dado que el estudio productor de Kevin Tsujihara va ganando la partida.
    carrastoll
    carrastoll

    218 usuarios 49 críticas Sigue sus publicaciones

    4,0
    Publicada el 7 de mayo de 2018
    Pelicula entretenida que tiene elementos que gustan y sorprenden. Es mejorable? Si mucho pero no pretende ganar un Oscar ;)
    Mar V.
    Mar V.

    1 usuario 10 críticas Sigue sus publicaciones

    4,0
    Publicada el 6 de mayo de 2018
    Me gustó y eso que no iba con muchas expectativas, risas aseguradas, trama llena de líos que despertaran tus ganas de reír a carcajadas, y se hace bastante entretenida.
    Nicolás Díaz Rivas
    Nicolás Díaz Rivas

    16 usuarios 123 críticas Sigue sus publicaciones

    3,0
    Publicada el 18 de septiembre de 2022
    RECOMENDABLES JUEGOS
    Noche de juegos es una disparatada y original comedia con un reparto carismático y solvente. Una obra bastante divertida, dentro de su bizarra historia, que te engancha como el mejor de los juegos de mesa. Visualmente también es brillante, con un par de secuencias de lo más notable.
    Los autores juegan contigo y te ganan la partida con bastante márgen.
    davidgarcine
    davidgarcine

    437 usuarios 83 críticas Sigue sus publicaciones

    3,0
    Publicada el 18 de abril de 2020
    Un matrimonio enamorado de los juegos de mesa y que quedan siempre que pueden con sus amigos; una noche acogen al hermano de el, que les propone un juego más realista. Este ha contratado una empresa para fingir un secuestro y los demás tengan que averiguar dónde está el secuestrado.
    A raíz de esto, se duda si el secuestro es real y todo comienza a desmadrarse, no sabiendo diferenciar entre el juego y la realidad.

    Escenas y situaciones subrrealistas con un humor loco y gamberro que gana, gracias a Rachel McAdams y un genial Jesse Plemons; que hace de un vecino policía al que nunca invitan a jugar.
    Tiene unos movimientos chulos de cámara haciéndote sentir dentro de un juego de tablero.

    Mete demasiados giros en la trama, descolocándote un poco, pero aún así me parece una película entretenida sin muchas pretensiones que te hace pasar un buen rato.
    Isra F.
    Isra F.

    103 usuarios 42 críticas Sigue sus publicaciones

    2,5
    Publicada el 23 de septiembre de 2018
    Entretenida película de comedia, con Jason Bateman y Rachel McAdams. Noche de juegos que se complica con un secuestro aparentemente falso que resulto ser cierto.
    Ozonero
    Ozonero

    108.526 usuarios 1.255 críticas Sigue sus publicaciones

    2,0
    Publicada el 5 de noviembre de 2018
    Si bien el comienzo parece prometedor y lo bastante original como para mantener el interés, e incluso el nudo de la trama sea también lo bastante seductor como para pasar un buen rato, lo que acaba matando las expectativas es el ritmo tan irregular que la película tiene, lo que acaba desdibujándola y haciéndola, por momentos, aburrida
    cine
    Un visitante
    4,0
    Publicada el 19 de septiembre de 2018
    La farsa es una bestia para hacer las cosas bien en las películas. El hecho de que Game Night llegue a la marca con más frecuencia de lo que golpea una pared es motivo de vítores. Demonios, si tienes a Jason Bateman y Rachel McAdams para interpretar a los casados ​​amantes de los juegos que encabezan un elenco de bromistas felices, ya estás por delante del juego. No me emocionó que el escandaloso guión de Mark Perez cayera en manos de los directores John Francis Daley y Jonathan Goldstein, ya que perpetraron el remake 2015 de Vacation en un público desprevenido. Pero los ánimos se llevan el día cuando Max (Bateman) y Annie (McAdams) organizan otra noche de charadas, Pictionary, Trivial Pursuit, Scrabble, Monopoly o cualquier otro juego que les permita presumir de su cultura hipercompetitiva y de cultura pop. principalmente para eludir el tema de la procreación que Max teme. Suenan desagradables, pero el deslumbrante embozo de Bateman puede elevar a los zingers cansados ​​a la vida estridente con solo un levantamiento de cejas desechable. Y McAdams lleva la comedia con la gracia y la precisión de un actor natural. Hable sobre compañía divertida. Ellos son eso.
    Dario Lapicki
    Dario Lapicki

    61.538 usuarios 450 críticas Sigue sus publicaciones

    3,0
    Publicada el 16 de mayo de 2018
    Centrada en un secuestro que iba a resultar parte de un juego entre amigos, pero se fue complicando. Ofrece algo de comedia, enredos, acción, buenas actuaciones y giros argumentales. Ideal para pasar el rato.
    ¿Quieres leer más críticas?
    Back to Top