Mi cuenta
    Midnight Special
    Nota media
    2,4
    24 notas incluyendo 3 críticas
    distribución de 3 críticas por nota
    0 crítica
    0 crítica
    1 crítica
    1 crítica
    1 crítica
    0 crítica
    ¿Tu opinión sobre Midnight Special ?

    3 críticas de usuarios

    Lourdes L.
    Lourdes L.

    Sigue sus publicaciones 82384 usuarios Lee sus 920 críticas

    3,0
    Publicada el 29 de mayo de 2016
    Quedada en campo abierto.

    Todo director, actor, compositor, pintor..., artista en general, pueden tener un momento de esplendor y realizar una obra inmensa, o todo lo contrario, tener una nefasta época, de ideas pobres y torpes y no dar ni una.
    Incluso con una trayectoria de éxito a sus espaldas, nadie les protege de no fastidiarla en su próximo trabajo o, por supuesto, dar el revés a la tortilla; tras un curriculum de desastres continuos, llegar la luz que les ilumine y encumbre a gloria repentina.
    No soy apta de tener en cuenta el historial cinematográfico del responsable de la cinta a la hora de comentarla y valorarla -ahora ya concreto para la presente-, por loable y aplaudido que éste sea pues, de nada sirve todo ello a la hora de sentarse y hacerse una opinión sobre ella; nada consuela la maravilla anterior si no se disfruta la del momento..., por tanto dejo al margen la alabanza, meritoria y magnífica, de Jeff Nichols en su pasado -de la que todos hacen eco para hablar de ésta- y me centraré directamente en lo que actualmente se nos presenta.
    ¿Y qué oferta? Una aguda incógnita, de puntos diferentes, para ser conectados entre si en linea paralela hacia mismo núcleo pero, ¿ésta mantiene el pulso interesante y su expectativa al alza? o ¡tampoco es para tanto! y después de un rato ¡empiezas a divagar, con las divertidas peculiaridades del niño con gafas de piscina, que lee cómics para distraer la mente!
    Porque John Cusack ya lidió, en su día, con un hijo adoptivo de Marte igual de rarito que éste, y lo de leer tebeos es hobby terrenal muy viejo y extendido, amén del lío mental de su procedencia, el de sus progenitores, el de su estancia en la tierra y pormenores valiosos que deja en el aire, sin molestarse en echar luz aclaratoria sobre los mismos.
    El halagado escritor-director parece centrarse, únicamente en la huida y destino, tardando tres días en coche, a pie o como sea, para lograr el propósito que a E.T., en su impactante momento, le llevo nada en voladora bicicleta.
    No valora los añadidos, ni las explicaciones, ni ese condimento imprescindible para que la comida sea magnífica en su presentación y gusto, y no únicamente genial de vista y formato/menos entera en su contenido; pícara, curiosa y estimulante en las formas/ de degustación no tan desbordante y soberbia dado lo mucho suelto, no contado, no adaptado y simplemente puesto como posit oportuno, para solucionar el asunto según convenga.
    “Alton es lo importante”, y es fantasioso, extraño y novedoso aunque, esperas más de él que luz cegadora de unos ojos transparentes, poderes extrasensoriales no muy útiles y un rescate futurista a gran escala, pero sin mojarse en la bienvenida; apetece mayor saber e intromisión en ella, que su creador hubiera sido más cotilla, molesto, indagador e impertinente en su montaje y elaboración, no un simple conformarse con un caso para Tercer Milenio, donde la imaginación sugestiva de cada espectador rellena los huecos a su conveniencia.
    No le quito importancia ni valor, es ciencia ficción y puede valer para el caso pero, su perpetuo correr y esconderse parecen insuficientes para saciar el apetito despertado, por mucho que añada carambolas entremedias que adornan y entretienen sin grandes máximos; no es la seductora y pasional luna llena anticipada, ni posee los alocados aullidos nocturnos y aventuras desmadradas que ha ella siempre le acompañan.
    Qué pasará, qué misterio habrá, puede ser mi gran noche..., canta Rafael; qué pasará, qué misterio habrá al término del viaje..., se cuestiona la audiencia y, aunque el numerito final es creativo y portentoso, su andadura no llena para esa magnífica noche de cine a tope donde vibrar de emoción, tensar de inquietud y marear de intriga, ante la nulidad reflexiva que no halla las pistas ni sus encuadres.
    “El Señor tiene una pesada carga para ti”, un encuentro con la tercera fase, productivo pero tibio; si Spielberg, en su inicio glorioso, optó por mezclar varios géneros y sentimientos en su película de aventura fantástica, el presente trabajo se decanta por el enigma y la ocultación poco alarmante, por las carreras y despistes de tenue misterio y un interrogante nunca satisfecho, dentro de su válido pero incompleto rompecabezas.
    No es ninguna lumbrera, tampoco podrás rellenar lo pasado por alto, de modo que..., tómala según venga.
    Midnight special, especial de medianoche, que con la llegada del amanecer flojea.

    Lo mejor; la intriga por saber qué despierta.
    Lo peor; le preocupa más correr que explicar por qué lo hace.
    Nota 6
    EdSQ
    EdSQ

    Sigue sus publicaciones 10 usuarios Lee sus 18 críticas

    2,0
    Publicada el 24 de agosto de 2016
    Apuntar a la expectativa cuando de películas ficcionales que combinan lo sobrenatural con lo apocalíptico se trata ya es tarea difícil, especialmente con el mar de cintas que se suscriben a este género. No son pocas las que se esfuerzan en construir un sólido misterio que se ampare en seductoras premisas, un atractivo elenco, buenos efectos especiales o diversos aspectos técnicos. Como sea, para bien o para mal, la mayor parte de la responsabilidad recae en el guión. No siempre sale victorioso.

    Midnight special entra en esta categoría. Su director es Jeff Nichols (Loving -2016-, MUD -2012-, Take Shelter -2011-) quien se encarga de liderar con un mínimo de entretenimiento una cinta protagonizada en su mayor tiempo de duración por Michael Shannon (a quien hemos visto en Man of Steel, Elvis & Nixon, o incluso Revolucionary Road, por la que ganó el Óscar a Mejor Actor de Reparto) y por Joel Edgerton (The Gift, Exodus: Gods and Kings, La noche más oscura, entre otras). Lo importante de Midnight special, que para nuestro continente fue rebautizada como El elegido, es que parece tratarse de una cinta que busca atrapar al público con algo único, original y de gran calibre.

    Su construcción inicial nos permite disfrutar de ese suspense bien intencionado, más aún soportada por impresionantes efectos visuales y la constante persecución de organismos gubernamentales, pero pasada la primera hora la adrenalina desciende y la tensión dramática se diluye. Entonces, como es de esperar en el género, tenemos al joven científico Sevier (Adam Driver, Star Wars Episode VII) capaz de averiguar adónde se dirigen Roy, Alton y compañía, mientras ellos sortean toda clase de adversidades para llegar a un lugar seguro. Al ver este trillado elemento, suponemos lo más obvio: este niño es especial y el gobierno lo quiere para sí. ¿Hay alguna variante? Sí. Alton es un niño de ocho años superdotado (nunca se aclara la clase de habilidades que tiene, pues sólo le refulgen constantemente los ojos...) que sólo puede "funcionar" de noche, por lo que con ayuda de su papá huyen a una zona despoblada para contribuir a su misión.

    Es interesante la construcción de un personaje infantil como un ser dotado de una capaz extrasensorial y sumamente intuitiva entre nosotros, alguien que puede percibir muchas cosas aun sin nosotros saberlo. Pero ¿no es eso insuficiente? Claro que sí. Porque si bien no es la única figura de este estilo explorada en el cine, hay buenas intenciones. Es lo que se puede considerar lo más positivo. El principal problema en Midnight special es el desarrollo del guión. Demasiado suspense para un final tan abrupto. Vemos breves destellos del origen del pequeño, pero nunca sentimos ni un cambio ni una amenaza ni un "Venimos en son de paz". Lo único que yo vi fue una ciudad muy parecida a la explorada en la Tierra del Mañana, y eso causa una mezcla de sentimientos encontrados en una película cuya atmósfera se presume diferente.

    El problema del rudimentario desarrollo es lo más básico: era una cinta para mucho más acción, mucha más adrenalina, mucho más impacto. Más allá de una gasolinera o un supermercado bombardeado por una lluvia de meteoros, no hay mayor empatía por el "cuidado" de nuestro planeta. ¿Quiénes son? ¿De dónde vienen? ¿Por qué el chico terminó aquí? ¿Hay alguna enseñanza? Preguntas sin resolver. La vale la pena juntar, entre lo positivo, la buena actuación de Shannon, quien prácticamente carga con todo y la linterna humana que es su "hijo"; en un estrato similar colocaría a Edgerton, quien funge como un guardaespaldas para la familia que los protege incondicionalmente. Y a Kirsten Dunst...no le he visto mucho desde su salida de la trilogía arácnida terminada en el 2007.

    Fuera de las conspiraciones a medio terminar, los efectos visuales llamativos y un misterio que no está del todo bien construido para terminar en un maizal impasible, pues no hay mucho que rescatar. Empieza bastante bien, pero su epílogo derrumba, como montaña rusa, una premisa que se antojaba interesante. Lástima.
    ..PICARD..
    ..PICARD..

    Sigue sus publicaciones 20242 usuarios Lee sus 743 críticas

    1,0
    Publicada el 8 de junio de 2020
    Oscura producción que pretende ser de ciencia ficción, suspense y
    misterio lanzada directamente en España al mercado del
    DVD por la productora Warner Bros. (Bueno, también pretende
    ser algo así como "E. T., Súpe r 8, Encuentro s en la 3ª fase, etc).
    Película carente de explicaciones suficientes para los
    sucesos que premiosamente transitan por la pantalla y para
    tontos como yo por desperdiciar su valioso tiempo. Se me ocurre,
    al menos, una decena de preguntas al responsable del guión,
    que además es también el director, Jeff Nichols, pero
    que, soy consciente, jamás podré formularle. .TONTUELA. .1 sobre 5. ..PICARD..
    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios
    Back to Top