Mi cuenta
    Y de repente tú
    Nota media
    2,8
    72 notas incluyendo 13 críticas
    distribución de 13 críticas por nota
    1 crítica
    2 críticas
    2 críticas
    3 críticas
    2 críticas
    3 críticas
    ¿Tu opinión sobre Y de repente tú ?

    13 críticas de usuarios

    Beatriz López Velasco
    Beatriz López Velasco

    Sigue sus publicaciones 60687 usuarios Lee sus 455 críticas

    4,0
    Publicada el 5 de septiembre de 2015
    La primera película que Judd Apatow (Virgen a los 40, Lío embarazoso) dirige sin que el guion sea suyo se trata de una historia de Amy Schumer, una humorista estadounidense muy famosa en su país por participar en varios programas de monólogos cómicos. Schumer escribió el guion pensando que Judd Apatow lo dirigiera y ha resultado ser todo un éxito en la taquilla estadounidense, triplicando ampliamente su presupuesto inicial de 35 millones de dólares. En nuestro país, Amy Schumer es conocida por la serie Inside Amy Schumer que puede verse en Comedy Central.
    [...] Podíamos decir que esta es la típica historia de chica conoce a chico, una comedia romántica con muchas de sus características propias, pero también con muchos elementos que transgreden esos tópicos propios del género. Dos personajes completamente distintos que se conocen y se complementan, nada que no hayamos visto antes, pero en esta ocasión unos personajes muy bien construidos, con lo que resulta fácil identificarse, un diálogo inteligente y muchos pequeños detalles por descubrir, la convierten en una comedia interesante y muy divertida.
    Recuerdo haber visto algún episodio suelto de Inside Amy Schumer que no me pareció especialmente interesante pero con esta película, Amy Schumer ha conseguido captar toda mi atención. Ella es la figura central del espectáculo y consigue que su personaje brille gracias a sus inseguridades, sus miedos y su particular formar de entender las relaciones. La réplica se la da Bill Hader (The skeleton twins) interpretando a un tipo dulce y encantador que entiende las relaciones de una forma completamente distinta.
    Destacar la presencia de la actriz Tilda Swinton, completamente irreconocible al aparecer muy femenina, lejos de la imagen andrógina que la caracteriza. Brie Larson interpreta a la hermana de Amy, a pesar de haberse criado en el mismo ambiente cada una expresa sus sentimientos de distintas maneras. Ezra Miller será un becario que colabora en la revista, por cierto que Tilda Swinton y Ezra Miller fueron madre e hijo en la maravillosa película Tenemos que hablar de Kevin.
    Otra de las bazas de la película es la cantidad de sorpresas que deparan los papeles secundarios empezando por el jugador de baloncesto LeBron James haciendo de sí mismo y a la vez de un buen amigo del doctor, tan sólo tiene tres o cuatro escenas que resultan ser oro puro. También podemos ver a otras estrellas del deporte como Amar’e Stoudemire o Tony Romo, el comentarista deportivo Marv Albert y hasta a Matthew Broderick haciendo de sí mismos. El luchador de wrestling John Cena interpreta al novio que tiene Amy al empezar la historia, mientras que Daniel Radcliffe y Marisa Tomei son la pareja protagonista de la película que acuden a ver al cine.
    Comedia romántica, drama familiar, divertidos cameos, muchos sentimientos y algo de sexo (el culo de John Cena, para ser exactos) en una película divertida y desinhibida que puede pecar de un final demasiado conservador.
    Sergio T
    Sergio T

    Sigue sus publicaciones 1616 usuarios Lee sus 104 críticas

    2,5
    Publicada el 26 de agosto de 2015
    Amy Schumer, esa actriz que desea ser una mezcla entre Kristen Wiig y Melissa McCarthy (obviamente frente al humor de Melissa no tiene mucho que hacer, ni ella ni nadie) escribe esta comedia romántica del montón que recuerda mucho a “La boda de mi mejor amiga“.

    Y es que lo podría ser un homenaje precioso a aquella película de y para chicas de Paul Feig, se convierte por momentos en una burda copia. El personaje de Amy es demasiado parecido al de Kristen. Los gags, parecen reciclados o incluso los eliminados de aquella. Y el sello de Judd Apatow parece no evolucionar. De modo, que para fans de la comedia romántica de chicas con chistes feministas y salidos de tono, “Y de repente tú“, pueden ser dos horas de entretenimiento veraniego para echarte algo más que unas risas. Pero para los que intenten ver algo más original, algo más novedoso en el género y algo más que la resaca de “Sexo en Nueva York” o “Qué esperar cuando estas esperando“, pueden pasar a la siguiente. Pues ni las gotitas de drama que salpican de vez en cuando y pueden venir hasta bien, evitan que por momentos, la trama se haga larga.

    Lo mejor: los encantadores cameos.
    Lo peor: los gags hacen gracia uno por película.. Aquí tenemos “Juego de tronos” en más de una frase..
    perico palotes
    perico palotes

    Sigue sus publicaciones 39 usuarios Lee sus 34 críticas

    0,5
    Publicada el 19 de abril de 2016
    imaginó que la gente que ha puntuado esta película con tan alta nota , se debe a que lo ha hecho bajo tortura.
    Personajes aburridos,soporíferos, humor facilon, absurdo y del malo, sin desarrollo ninguno, de lo peor que he visto en su género últimamente.

    perdida de tiempo absoluto .
    Hemos Visto
    Hemos Visto

    Sigue sus publicaciones 79 usuarios Lee sus 40 críticas

    2,5
    Publicada el 4 de septiembre de 2015
    Precedida de una gran campaña de publicidad, de un trailer fresco y divertido y de unos excelentes datos de asistencia en USA, llegó a nuestras pantallas esta "Y de repente tú".

    La historia es una readaptación de la clásica historia de amor entre dos polos opuestos aprovechándose de la cómica (algo histriónica) Amy Schumer.

    Para nosotros, sinceramente, demasiado metraje y un desarrollo demasiado irregular para ser una buena comedia.
    Armando L.
    Armando L.

    Sigue sus publicaciones 49 usuarios Lee sus 37 críticas

    3,0
    Publicada el 28 de agosto de 2015
    Es interesante. Cumple con lo que se propone y con lo que puedes esperar de ella. Entremezcla un humor a veces demasiado soez y básico, con un drama que descoloca, sobra e incomoda en algunos casos. Lejos de comparaciones tiene un personaje principal femenino bien hilado y uno masculino demasiado marcado por el corte general de ese tipo de hombre. Cameos extraordinarios y divertidos.
    Johanvallejo600
    Johanvallejo600

    Sigue sus publicaciones 2 usuarios Lee sus 121 críticas

    4,0
    Publicada el 12 de abril de 2021
    Y de repente tu es otra de las mejores comedias que he visto en años. He visto todas las películas de Judd Apatow y todas sus películas traducen un mensaje sobre las parejas, la amistad, etc y en esta trata sobre una chica que no sabe que hacer si tener pareja y eso fue lo que más me gusto de la película. No sé si me queréis creer pero para mi todas las películas de el director transmiten un mensaje para todos y eso es lo más me gusta ver en muchas películas y por eso me gustan que digo me encantan las películas de Judd Apatow
    Maykel
    Maykel

    Sigue sus publicaciones 2 usuarios Lee sus 10 críticas

    2,5
    Publicada el 15 de agosto de 2015
    reconozco que al principio pude perder un poco el interes en verla. La verdadera trama es la evolución en la personalidad de la protagonista más algun punto de humor.
    Lourdes L.
    Lourdes L.

    Sigue sus publicaciones 1193 usuarios Lee sus 101 críticas

    1,5
    Publicada el 17 de agosto de 2015
    Cambio sexual de roles para un prototipo clásico que ni alegra, ni emociona, ni complace, no sabe adornar ni amenizar, con regocijo sabroso, la tradicional tontería romántica descrita.
    ¡Llevo hora y cuarto de recorrido y aún espero, ya no ¡reírme! sino, simplemente, la aparición sincera y ocasional de ¡una maldita sonrisa!; recuerda, recuerda..., aguda y sagaz en su confirmada diversión es ¡lo que decía la prensa!
    Verdad es que, superados los nefastos y anodinos 60 primeros minutos, parece insinuar algo interesante que expresar y un poco de contenido digno que visionar y, justamente lo hace cuando se deja de tonterías y banalidades -alabadas por la mayoría de expertos de la escritura cinematográfica- de pretensión cómica y adquiere tintes sobrios, de drama intenso, sobre la paranoia al compromiso por la herencia de un padre que le transmitió, el rechazo por la monogamia, pues ésta es ¡una completa farsa y total mentira!
    Larga, excesivamente larga, sólo se aprecia con consideración la segunda parte, esos problemas de relación y convivencia cuando se superan los miedos y traumas y se da una oportunidad a la pareja hallada pero, aún así, no da para diestro material que considerar con contundencia, su muestra es floja, débil y desaborida; y tal vez sea porque, esta encantadora pareja, prototipo de real y válido amor sentido, ¡no hay por donde cogerla!, la lógica se escapa, la diversión ni asoma, el entusiasmo hace rato que se largó y, el interés sigue a la espera de una condenada escena que ¡valga la pena!
    De desmadre sexual que teme querer a alguien, a novia inverosímil de un doctor con quien no comparte nada, de ahí a fuerce de ruptura para, posteriormente, arrepentirse y volver al ideal cuento de niña feliz, amansado y vendido, evidencia de pasos, para un manual de fábula, sobre bocetos de argumento romántico; sólo que, todo ello sin gracia, apetencia o estímulo alguno, sólo un cansino observar su largo caminar, de guión patoso y frases necias, con una protagonista, Amy Schumer -que ya puestos, no se ¡por qué no dirigió también!, si interpreta, escribe el guión y ¡le da su nombre al personaje!-, que aburre, desgana y ofrece un irresistible deseo de distancia de esa opresión anímica de quien, mueve ficha para llegar a ninguna parte, dado su escaso rendimiento e ínfimo fruto logrado.
    El amor siempre triunfa, por encima de todo, aunque éste sea un asco y ¡no haiga quien se lo trague!, mejor asegurarse de comprar palomitas o llevar golosinas de entretenimiento porque, esta narración de hadas para principiantes incrédulos, es tan necia y lela como el mensaje que trata de impregnar en pantalla; porque, si voy a ver la fantasía de cenicienta remodelada a tiempos modernos, con problemas familiares, de autoestima y de dificultad en su entrega a la pareja, más vale que la princesa, aún no descubierta y sin anillo en el dedo -¡se busca matrimonio!, la corona es para baile de graduación y, esa historia, ¡es anterior a ésta!, que todo tiene un lugar y orden- tenga crédito suficiente para la velada entera, y que el príncipe, y su romance a la carta, sean prósperos y convincentes, y ¡nada más lejos de lo reflejado y consumido!
    Insulsa experiencia de pobre vivencia que sólo, aisladamente, muestra un mínimo de tenacidad, sobriedad y consistencia para continuar su ruta por el inevitable alejamiento de un público que no duerme por educación de las formas pero que se encuentra, hace rato, en somnolencia colapsada por el alto mosqueo de un corazón harto y aislado que no halla motivación, ni interés, ni nada que permita iniciar, de nuevo, su ritmo cardíaco.
    Y aquí llega la viva y dinámica escena final, cursi, inverosímil y poco apetecible dado el tiempo de denso hastío que hace rato se va acumulando, decepción genérica difícil de compensar y con la que es complicado lidiar, sulfato de agravio recibido, ingrato e inesperado, que llena de escozor y lamento la esperanza de lo nunca localizado.
    "Y de repente tú", ese choque de trenes -¡trainwreck!-, que inexorablemente deben acabar en misma vía, aunque vayan por carriles diferentes, la patraña que sea con tal de unir lo inconexo y juntar las piezas con pegamento extra fuerte si lo requiere el caso; realmente esperaba divertirme, pasar un buen rato y no esta memez, de alcance inocuo, sobre la vida de una empedernida soltera jugando a ser la nueva aspirante a casamentera; sábado desperdiciado con una falsa comedia que nunca inicia despegue ni carrera, con un drama que apunta con entereza pero pierde el sentido de su marcha y, un romance como puntilla de fondo que intenta resolver, el penoso desbarajuste, con su única varita de hada madrina, que todo lo encaja y perfecciona, con el exclusivo y seductor movimiento de la mano.
    Banal por optar a ser cómica, inútil por tener al abasto el sentimiento de algo sólido e intenso y distraerse con monadas de relleno insustancial y soso, se le otorga el título de transgresora por darle a ella el típico papel costumbrista del hombre; que sí, aplauso y reconocimiento por valor y osadía pero, sigues vagando por el mar de miseria que rodea a una cinta que no conecta con su público, únicamente con su ombligo y ella misma.
    ¡Y a toda la crítica ha encantado!, que si hábil, irreverente, ingeniosa, de hilaridad constante e inteligencia finada, ¡pues si que vamos bien!, ¡como para fiarse de lo leído la próxima vez que elija una película!
    Comprobar la suscrito siempre con la visión personal de la cinta, con tu única e importante recepción subjetiva pero, en ocasiones, el precio a pagar es tan alto que, la caída de cumbre tan alta, trae consigo ¡un inevitable porrazo de narices!
    javier s.
    javier s.

    Sigue sus publicaciones 58 usuarios Lee sus 37 críticas

    3,0
    Publicada el 15 de septiembre de 2015
    Varios momentos divertidos, poco convencional al principio como halago, demasiado convencional al final como defecto.
    Luis R.
    Luis R.

    Sigue sus publicaciones 1 usuario Lee sus 9 críticas

    0,5
    Publicada el 1 de septiembre de 2015
    Lamentable. El tráiler prometía mucho. la película acaba siendo un romance venido a menos poco creíble. Lo mejor, la sublime actuación haciendo de sí mismo de Lebron James, que por él le doy media estrella. No perdáis el tiempo en esta película.
    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios
    Back to Top