Mi cuenta
    El vicio del poder
    Nota media
    3,6
    211 notas incluyendo 5 críticas
    distribución de 5 críticas por nota
    1 crítica
    2 críticas
    0 crítica
    1 crítica
    1 crítica
    0 crítica
    ¿Tu opinión sobre El vicio del poder ?

    5 críticas de usuarios

    Raúl C
    Raúl C

    Sigue sus publicaciones 19440 usuarios Lee sus 379 críticas

    4,0
    Publicada el 15 de enero de 2019
    El Vicio del Poder (2018).
    “Temed al hombre silencioso..."
    Adam McKay, quien dirigiera a Steve Carell y Christian Bale en "La Gran Apuesta", es el responsable de este interesante biopic -y de su guión- protagonizado por el rey de la mutación; el mismo Bale.

    “Cuando tienes el poder siempre hay alguien que quiere arrebatártelo."
    El Hombre Murciélago de Nolan vuelve a hacerlo. Aumentó 18 kilos en unos meses para transformarse de manera magistral en el que llegara a ser el todopoderoso Dick Cheney, vicepresidente del gobierno autoritario de George W. Bush (aquí interpretado por Sam Rockwell) hace un par de décadas.

    “Por fin esos hombres superricos y de raza blanca encontraron a alguien que los representara."
    El burócrata no es presentado como un monstruo (aunque en realidad lo fuera), sino como un republicano duro e impasible. Curiosamente, y aún siendo una cinta estadounidense, la película se estrena en un momento muy oportuno en nuestro país (y región), pues el extremismo populista y ultraliberal que se respira en esta historia ambientada en la Casa Blanca comparte muchas similitudes con el tripartito que en estos días triunfa en el sur de la 'piel de toro'.

    “Tú eres un hijo de puta. ¿Cómo te has vuelto tan cabrón y desalmado?”
    Como suele ocurrir en el cine norteamericano, uno de los valores del filme es la interpretación, no solo del ganador del Globo de Oro por este trabajo (Bale), sino por los secundarios que lo acompañan, esto es: Amy Adams, como su astuta esposa; Steve Carell (el mentor de Cheney), Naomi Watts que solo la vemos aparecer en las pantallas televisivas de las noticias de la conservadora Fox News; y hasta una metafórica interpretación por parte de un surrealista camarero con los rasgos de Alfred Molina que deja claras las cosas...

    “Si buscas que te quieran, dedícate mejor al cine."
    Críticas al sistema, a la ilegal guerra de Iraq, a la violación generalizada de la Convención de Ginebra y los Derechos Humanos por parte del despiadado gabinete del componente más asesino del 'Trío de las Azores' aparte... lo que es auténticamente asombroso y espectacular es el maquillaje no solo del camaleón de su generación, Christian Bale, si no del resto de reparto que lo acompaña.

    En resumen: muy interesante para los adeptos a la Historia política (especialmente, la reciente), a las manipulaciones en masa y, desde luego, al cine de actores.
    Estamos ante una triunfadora en lo que a premios se refiere... y los que quedan por ganar...

    Raúl Cabral.
    https://www.filmaffinity.com/es/film170500.html
    JOSE72
    JOSE72

    Sigue sus publicaciones 14753 usuarios Lee sus 199 críticas

    2,5
    Publicada el 1 de agosto de 2019
    Seguramente no hacía falta una película para hacernos saber de uno de los personajes más siniestros de la historia reciente de Estados Unidos y por extensión del planeta, pero lo cierto es que no está de más que nos recuerden que este tipo de personajes no solo existen si no que seguramente en estos momentos algún otro ya ha iniciado su carrera hacia alguna alta cuota de poder en las sombras y por consecuencia mucha gente va a sufrir en el futuro, solo por la voluntad de esa persona. Dicho esto tengo que reconocer que esta película me ha decepcionado, en cierto modo, quizás, porque han decidido apostar por un tono nada realista, más cercana a la comedia que al drama, al mostrarnos a los personajes reales como una especie de personajes exagerados, cómicos y que todas las perrerías que hicieron tienen hasta gracia …. pero no, no la tienen, ese es el error del Director y de los actores, vendernos unos hechos de forma demasiado poco seria e incluso mostrarnos el lado noble del personaje cuando en su momento (después haría lo contrario) hizo el seguramente único gesto digno de su vida al anteponer la defensa de su hija en lugar del poder. Por desgracia la realidad fue (y es) mucho más seria y menos noble y esto la película no lo refleja, se centra más en planos originales, en una suerte de filigranas de montaje, en ir y venir en la línea de tiempo, en una voz en off que intenta concienciarnos pero que no resulta serio…. en fin, seguramente el personaje real respira con alivio porque no le tomen en serio……
    Cinefiloman
    Cinefiloman

    Sigue sus publicaciones 671 usuarios Lee sus 91 críticas

    5,0
    Publicada el 27 de enero de 2019
    Las caricaturas son esos dibujos que realzan del objetivo, generalmente una persona, aquello que le es más propio, que es sobresaliente en él, que es casi en algunos casos sobrenatural, increíble, irreal.
    Pues bien, eso está haciendo Adam McKay, al menos en las dos películas suyas que yo he visto, y que le han dado justa y merecida fama. Si en “La gran apuesta” se escenificaba una delirante carrera en pos del dinero con dialogos extremados, actitudes de guiñol y personajes rozando el comic, en ésta, “El vicio del poder”, la intención es la misma, pero en vez de buscar dinero, buscar poder. ¿Para qué? No se sabe, nadie lo sabe.
    Detrás de estas dos películas entreveo a un hombre flipado, estupefacto por como la vida cotidiana norteamericana fluye a pesar de la gente que la dirige. Ambiciosos, crueles, ineptos, infantiloides, borrachos, que si bien se mira ya existían en la Edad Media, en las cavernas, es decir siempre.
    Y esa extrañeza es como un reto para Adam McKay, que lo plasma en una película para que se vea por todo el mundo y a ver qué pasa.
    Pues no pasa nada. Habrá que esperar a la próxima. A ver si es capaz de conseguir que nos preocupemos, nos alarmemos y votemos a otros partidos y otros dirigentes. Aunque no deja de ser una amarga ironía que mientras vemos al garrulo que interpreta Christian Bale y al estúpido que da vida Sam Rockwell, Donald Trump esté gobernando el país.
    Nos pone Adam McKay las fotos de los bombardeos, las de las victimas de esas guerras tan gratuitas que estos dos personajes promovieron y uno parece oírle decir ¿Qué más queréis, que desde la pantalla os salpique la sangre, oler cuerpos desmembrados con los intestinos reventados? Porque eso es lo que los seres desalmados que dirigen este mundo suelen ir causando.
    Se rinde de alguna manera cuando al final del film decide que el protagonista se vuelva para la cámara y nos pida cuentas, a nosotros, a los que le votamos y lo pusimos ahí. ¿Y para qué me pusisteis? ¿Para qué? Se/Nos pregunta él.
    La última canción de la banda sonora es la guinda del pastel.
    Pero aún así siguen acudiendo las abejas a un panal de rica miel. Tantos que Trump quiere construir un muro. Esto no hay quién lo entienda. De ahí las caricaturas de Adam McKay.
    Para acabar, si no se le da a Christian Bale el “Oscar al mejor actor”, o es que hay otro actor por ahí que lo hace colosal o definitivamente “Los Oscar” son una mierda de premios. Está prodigioso. Gestos, muecas, actitudes, un trabajo memorable. En justa reciprocidad al magnífico trabajo de maquillaje, otro Oscar.
    Una obra maestra. Y no sólo de cine.
    mike 2
    mike 2

    Sigue sus publicaciones 122 usuarios Lee sus 51 críticas

    4,5
    Publicada el 27 de enero de 2019
    "Adam Mckay se desata en un sátira destructiva no solo contra el gobierno americano sino también a su sociedad ignorante"
    Adolfo S.
    Adolfo S.

    Sigue sus publicaciones 12 usuarios Lee sus críticas

    1,5
    Publicada el 15 de enero de 2019
    Personalmente me ha parecido un tostón el Vicio del poder, el retrato cinematográfico sobre Dick Cheney. Vale que Christian Bale ha hecho un esfuerzo meritorio para hacer del político, que Sam Rockwell, Amy Adams o Steve Carrell están muy bien; pero están desaprovechados por Adam McKay, que ha rodado una especie de pseudo documental, que hará mejor servicio a Donald Trump para su reelección. A ratos parece hecha por el rotulista de cachitos. Intuía la hijoputez de Bush Jr, Cheney y los demás... pero prefiero a Frank Underwood (aunque Kevin Spacey haya hecho supuestamente cosas muy reprobables en su vida real). No os lo habéis currado tanto como presumís.
    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios
    Back to Top