Mi cuenta
    El maestro que prometió el mar
    Nota media
    3,8
    23 notas
    ¿Tu opinión sobre El maestro que prometió el mar ?

    5 Críticas del usuario

    5
    0 crítica
    4
    4 críticas
    3
    1 crítica
    2
    0 crítica
    1
    0 crítica
    0
    0 crítica
    Ordenar por
    Mejores críticas Últimas críticas Usuarios que han publicado más críticas Usuarios con más seguidores
    pepalvarez
    pepalvarez

    667 usuarios 87 críticas Sigue sus publicaciones

    4,5
    Publicada el 28 de diciembre de 2023
    Una historia dura y necesaria de una parte de nuestra historia que no debemos olvidar. Imprescindible Enric Auquer
    Ozonero
    Ozonero

    109.866 usuarios 1.285 críticas Sigue sus publicaciones

    3,5
    Publicada el 17 de mayo de 2024
    Segundo largo de la directora Patricia Font cambiando radicalmente de género con esta historia de los años previos y el comienzo del golpe militar franquista alrededor de un maestro de escuela catalán ejerciendo la docencia en una pequeña población de Burgos. Basada en una historia real, Enric Auquer interpreta a Antoni Benaiges, el apasionado profesor de métodos innovadores con una imprenta y mucha ilusión por enseñar y que les promete a los alumnos y alumnas llevarlos a ver algo que nunca habían visto: El mar. Auqer está soberbio y encantador en el papel principal, y la película es realmente emotiva. Quizás lo que más le flojea es la mezcla de la época contemporánea con los años narrados de la vida del maestro, porque creo que la historia del pasado está bastante mejor narrada que la actual. Pero en cualquier caso, creo que Patricia Font demuestra que puede salir de la comedia ligera con mucha soltura y solvencia.
    FRANCISCO VILLAESCUSA CRIADO
    FRANCISCO VILLAESCUSA CRIADO

    644 usuarios 269 críticas Sigue sus publicaciones

    4,5
    Publicada el 9 de marzo de 2024
    Película española del 2023, de una duración de 105 minutos, con una valoración personal de 6/10, bajo dirección de Patricia Font y guión de Albert Val, de la novela de Francesc Escribano.

    El metraje presume de una puesta de escena tan realista como reivindicativa de búsqueda y el proceso de exhumación en fosas comunes de las víctimas de la Guerra Civil, un tema que sigue arrastrando polemica. Más allá de ser una denuncia social, se ve en pantalla este proceso de búsquedas y su frustrante incertidumbre de manera muy narrativa y cercana, gracias en parte a la ayuda de un arqueólogo forense (Francisco Echeverría) que trabajó en la fosa real de La Pedraja Burgos, y la novela biopic de Francesc Escribano Sole', sobre el maestro Antonio Benaiges de una pequeña población Bañuelos de Bureba. Solo empezar el filme consigue responder a la pregunta de por qué hace falta desenterrar estos cadáveres , aparte de dar a conocer la verdad conmoviéndonos internamente con sus historias del pasado.

    Enric Auquer brilla en su interpretación en esta inspiradora y reivindicativa adaptación de la vida del revolucionario profesor republicano, ante el método de educación en la segunda republica de la Institución de Libre Enseñanza, basado en la motivación de aprender ante la búsqueda y la reflexión, el experimentar para conocer y resolver. Y como el régimen franquista represalio a maestros/as duramente, pues hubo más de 500.000 profesionales vinculados a la enseñanza depurados.

    Sobre Laia Costa es una pena que tanto su personaje como toda la historia que transcurre en 2010, se queden tan desdibujados como un envoltorio sin mayor desarrollo hasta esa preciosísima coda final. No llega a trasmitirnos con claridad el por qué de su empecinada busqueda, ni la extraña relación familiar que vive.

    Igual que el pasado se impone al presente, la parte del mensaje que sale ganando por tiempo de montaje y emotividad es la de la educación más que la de la guerra. 'El maestro que prometió el mar' derrocha ese carácter vitalista. Aunque sea una película pequeña que ha tenido que venderse por muchos festivales (en los que le ha ido muy bien), en realidad es un producto con esas altas envergaduras de emoción. Particularmente, lo consigue a través de la estructura de un año escolar con varias clases muy divertidas donde se ve en acción un novedoso método pedagógico real.

    El manejo de los tiempos y las interpretaciones del grupo de niños por la directora es fabuloso, pero la auténtica luz de la película es su protagonista Enric Auquer impregna de tantísima luz cada línea de diálogo y cada movimiento corporal que la única pega que se le puede poner es que su personaje no tenga apenas grises, y los buenos y los malos sean tan explícitos. Él es el alma de la película, y su directora Font lo sabe al darle tantísimo ritmo a cada escena suya. En general domina el uso de la cámara con preciosos planos que siempre están contando algo, sobre todo los que (en honor a su título) enfocan al mar.

    Un largometraje muy interesante, bien tratado, con perfecto ritmo y montaje, una interpretación espectacular como su mejor valor. Pero la historia que nos intenta contar, se queda un tanto descolgada en subtramas, y personajes de los que nos falta conocer una vez que los pone en juego.
    Miguel Gordo
    Miguel Gordo

    9 usuarios 88 críticas Sigue sus publicaciones

    4,5
    Publicada el 23 de diciembre de 2023
    Muy buena, para pensar y no repetir el pasado. Me ha gustado y emocionado a partes iguales. El actor, Enric Auquer, fantástico.
    richie valero
    richie valero

    1 usuario 74 críticas Sigue sus publicaciones

    4,5
    Publicada el 26 de diciembre de 2023
    EL PROFESOR QUE YO HUBIERA QUERIDO

    Volvemos a los 30, dónde todo era crudo, y terrorífico, ya un poco más de una década antes se había experimentado la 1a Guerra Mundial, e iban, a partir de 1936 hasta 1939, a experimentar una Guerra Civil. La esperanza, desde todo lo sucedido anteriormente, ya era escasa, y se vivía con terror, respetaban a la marginación y la obedecían, tanto como la censura. Solo existía el miedo. Pero, personas como Antoni Benaiges eran las que se necesitaba en la sociedad, esas personas que daban inflexión a un sistema político que no se puede aceptar, a esas cabezas engañadas, y no muy pensantes que contradecían las grandes verdades del maestro republicano. En una época llena de censura, de maltrato físico y social, sin derechos y esclavismo, y asesinatos en contra del libre pensamiento.


    Antoni Benaiges era un profesor catalán y republicano que enseñó a un grupo de alumnos en un pueblecito cercano a Burgos, ‘Bañuelos de Bureba’. Utilizaba un sistema de enseñanza que, ya me hubiera gustado utilizar yo, llamado ‘Freinet’, pues aprendían con una imprenta a escribir, y también a leer, creando cuadernos en los que ellos mismos escribían y trabajan en equipo, contaban en esos cuadernillos lo que ellos querían, así de tal manera ayudándoles a expresarse, pensar y reflexionar (estos tres factores son mucho más importante que algunas cosas que se estudian obligatoriamente hoy en día, pero ya sabemos cómo de mal funciona el sistema), y Antoni solo les ayudaba a corregir los escritos.

    Él hizo la promesa de llevar a sus niños a ver el mar catalán por primera vez, después del costoso esfuerzo y paciencia que tuvo para que tales padres de mentes cerradas por fin aceptaran la propuesta. Pero los primeros días de la Guerra Civil, empezada el 17 de julio de 1936, Antoni fue capturado y torturado, y poco rato después desaparecido por un grupo de militares falangistas. No se supo nada de él jamás, hasta 2010 por una fosa común en La Pedraja, cerca de Burgos, aunque no se encontró rastro de él.

    Su historia es terrorífica, triste y bella, al igual que el guion. Se trata todo con cierto respeto a su esencia, al dolor de esas incógnitas, pero también con emotividad, sentimiento hacía alguien excepcional, con cierta gratitud. Patricia Font dirige El maestro que prometió el mar con admiración pero suavidad, y me la tomo con algo de didactismo (arte y ciencia), que en ésta época echo en falta.

    Con el segundo visionado encuentro forzados y menos entretenidos que el primero las secuencias de Laia Costa como Ariadna, en la búsqueda biográfica de Antoni, por su abuelo, Carlos, que fue alumno del profesor. Y me sabe fatal decirlo, ya que Laia es de mis actrices favoritas, que también hace un papel increíble junto al grande de esta historia: Enric Auquer, todo con una suavidad y esplendor, y con una ternura hacía las emociones que se sienten al ver este gran profesor con sus discípulos. Recordará a La lengua de las mariposas y también a John Keating de El club de los poetas muertos. Éstas tres son un buen crossover para utilizar todos los pañuelos posibles y eliminar esa furia que contengo dentro y que me rompe al pensar en estas atrocidades. Ojalá hubiera tenido un profesor como Antoni Benaiges, y que le hubiera tocado un destino menos triste e injusto.

    -RICHIE VALERO
    ¿Quieres leer más críticas?
    Back to Top