Nota películas
Mi SensaCine
    Cannes 2016: Lo pasamos pirata con los demonios, fantasmas y zombis de ‘The Strangers’
    Por Alejandro G. Calvo — 18 may. 2016 a las 15:49
    facebook Tweet

    Na Hong-Jin presenta fuera de competición su thriller demoníaco ‘The Strangers’. Además nos colamos (con invitación) en la fiesta de Almodóvar y vemos otra grandísima película: la brasileña ‘Aquarius’.

    AC Poujoulat / AFP

    Nunca voy a fiestas en Cannes. Bueno, casi nunca. Principalmente porque no me invitan. Pero también porque la dinámica laboral de cobertura del festival es lo suficientemente agresiva como para no poder compaginarla con cierta vida nocturna (que no digo que no haya gente que lo haga: también se quedan dormidos en casi todas las películas). Así que ayer era fácil sentirse un poco descontextualizado en la tremenda fiesta que organizó el equipo de Julieta y que tuvieron a bien invitarme. El estupor duró poco. En cuanto llegaron a Le Petit Paris -así se llama el local a pie de playa donde se celebró- Pedro Almodóvar y sus actrices, la cosa enloqueció (para bien) en cascada. Fue el propio Pedro quién subió al escenario, divertidísimo, a agradecer a todo el mundo su asistencia para luego dar paso a Jorge Micropunto (se arrancó con “La pared” de Bambino) y a la Terremoto de Alcorcón (como el ibídem que le da nombre atacó el cover de Azealia Banks “212” rebautizado como “212 flores”). Era un espectáculo ver a Adriana Ugarte, Inma Cuesta, Michelle Jenner y Emma Suárez bailar en corro (y con tacones). También a Jean-Paul Gaultier (sin tacones). No me preguntéis cómo pero acabé en la sala VIP (no recuerdo que eso me haya pasado nunca). Allí estaba gente como Santiago Mitre, László Nemes y Thierry Frémaux (director artístico del festival). Pero el hit de la noche fue cuando Jim Jarmusch, viejo conocido de Pedro, también asomó tupé para hablar con el cineasta manchego. Hay que estar a un metro de ello para creerlo (me sentía como una groupie). Justo antes de recogerme a nuestro piso-patera pude hablar con Pedro en lo que, más o menos, vino a ser una entrevista improvisada (off the record) junto a otros tres compañeros de la prensa. La generosidad e inteligencia del director de Julieta me desarmó totalmente. Ahí estábamos, a las dos de la mañana, con la música atronando a nuestras espaldas, y nosotros discutiendo sobre puesta en escena, escritura de guion y evolución artística. Casi una hora de charla. Sin duda, una de las mejores conversaciones cinéfilas que he tenido en mi vida. Estas cosas solo pasan en Cannes.

    Finecut

    Ya esta mañana (con ligera resaca) abrimos fuego con lo nuevo de Na Hong-Jin: The Strangers (cambio de título de última hora, antes era The Wailing). Muchas ganas de ver lo nuevo del autor de The Chaser (2008) y The Yellow Sea (2010), dos de los mejores thrillers coreanos del nuevo milenio. The Strangers, como suele ser habitual en el cine de Hong-Jin (y en el de Bong John-hoo), vuelve a mezclar géneros de la forma más brutal posible -terror, acción, thriller, comedia, drama-. En esta ocasión poniendo como protagonista a un policía atontado (Do Won Kwak) que debe afrontar como una extraña enfermedad está convirtiendo a los habitantes de su pueblo en algo parecido a zombis sanguinarios (no se comen a la gente, aunque sí la muerden, pero son más de acuchillar y quemar). Bajo dicha premisa (mutante) la película esconde todo un catálogo de elementos de lo más sanos en el cine de terror: hay posesiones demoníacas (y exorcismos), fantasmas (buenos y malos), peeping toms (de cámara Réflex)… además de los ya citados zombis con eccemas supurando pus y ojos ensangrentados. Vamos, que nos lo hemos pasado pirata. Y eso que ésta era otra de las muchas películas en el festival que superan los 150 minutos de duración.

    SBS

    Lo reconozco: hasta hoy, no había visto nada del realizador brasileño Kleber Mendonça Filho (y eso que programé un festival que tenía en competición oficial O Som ao Redor (2012); soy un desastre). Así que tenía bastante curiosidad -y eso que con tantos días de festival encima tengo la curiosidad ya a la altura de los agujeros de los calcetines- por ver qué nos deparaba Aquarius, su película en competición oficial. Dado que este año ya hemos visto un puñado de obras maestras: Sieranevada, Toni Erdmann, Paterson, Julieta, Personal Shopper (en las últimas dos sólo estoy de acuerdo conmigo mismo), me contentaba con que la película me descubriera a un realizador interesante. La sorpresa (otra más) es que Aquarius es una barbaridad cinematográfica difícil de comparar con todo lo visto hasta la fecha (más allá del Cinema Novo, se entiende); un relato libre, tan expansivo como intensivo, brillante en sus set-pieces dramáticas pero aún más alucinante en su salpicado de flash-backs, fugas oníricas y presencia de elementos bizarros en la narración. La película cuenta la lucha de una mujer adulta, Clara (totémica Sonia Braga, su interpretación es de otro planeta: llora, baila, ríe, folla, pelea… su trabajo es pura víscera), como única inquilina de un complejo de apartamentos que quiere ser desalojada por la constructora de turno para construir un complejo de pisos de lujo. Su entereza y vehemencia ante los ataques sibilinos de los propietarios -que llegan a celebrar una orgía en el piso superior de la protagonista- se sustenta en su propia historia como mujer, hija y madre. Arrancarla de su piso sería arrancarla de su propia vida. Así que ella se planta. Hasta aquí y ya basta. Y así Mendonça, entre canción y canción, entre Queen y Joao Gilberto, nos ofrece un enorme retrato de mujer. De los más bonitos vistos en una pantalla grande.

    Ver slideshow
    Diaporama
    Estas son las películas que compiten por la Palma de Oro en Cannes 2016
    21 imágenes

    Día 1: Woody Allen (y Kristen Stewart) inauguran el festival con Café Society

    Día 2: Jodie Foster presenta Money Monster, nuevo retrato de la corrupción y la crisis económica

    Día 3: Frío y calor, entre la seriedad de Ken Loach y la locura de Bruno Dumont

    Día 4: Spielberg desborda fantasía en la maravillosa Mi amigo el gigante

    Día 5: Ryan Gosling y Russell Crowe lo parten con ‘Dos buenos tipos’

    Día 6: Triunfo absoluto de la poesía de Jim Jarmusch (y Adam Driver) en ‘Paterson’

    Día 7: Recital de Kristen Stewart en la polémica ‘Personal Shopper’

    facebook Tweet
    Links relacionados
    • Cannes 2016: Recital de Kristen Stewart en la polémica ‘Personal Shopper’
    • Cannes 2016: Triunfo absoluto de la poesía de Jim Jarmusch (y Adam Driver) en ‘Paterson’
    • Cannes 2016: Ryan Gosling y Russell Crowe lo parten con ‘Dos buenos tipos’
    • Cannes 2016: Spielberg desborda fantasía en la maravillosa ‘Mi amigo el gigante’
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top