Nota películas
Mi SensaCine
    #EraMalaPeroMeGustaba... 'Congo': sus gorilas asesinos me hicieron alquilarla cien veces en VHS
    Por Alicia P. Ferreirós — 16/11/2019 a las 9:03
    facebook Tweet

    La adaptación de Frank Marshall de la novela de Michael Crichton es un fallido intento por repetir el éxito de 'Jurassic Park'.

    Mucho antes de que se pusiera de moda la expresión 'guilty pleasure' que tan bien define esas cosas que no podemos negar que nos gustan aún siendo plenamente conscientes de que dejan mucho que desear, ya pasaba que determinada serie, película, libro o programa, incluso, nos encantaba a sabiendas de su merecida mala fama. Por suerte, esos tiempos en los que nuestros placeres culpables se limitaban a nuestro ámbito privado quedaron atrás y ahora no sólo no tenemos ningún problema en reconocerlo, sino que podríamos decir que casi se ve como algo necesario, como la forma justa e indispensable de desconectar y dejarnos disfrutar de algo que nos produce gusto, nos entretiene y "Adiós, muy buenas".

    Sin embargo, cuando éramos niños o preadolescentes, por lo menos en mi época, veíamos lo que nos gustaba sin preguntarnos si era mejor o peor y ni muchísimo menos sentir algún tipo de culpa por ello. Bastante teníamos con haber adquirido algo de poder de decisión sobre lo que veíamos o dejábamos de ver, y con lidiar con ese momento vital tan complicado y confuso de empezar a definirnos como personas a través de nuestros gustos. En mi caso, que he crecido viendo los VHS de El Rey León, PocahontasGreaseMary Poppins en bucle a pesar del escaso cuidado de mis padres a la hora de elegir las películas que íbamos a ver en el cine, llegó un punto en el que, por lo que sea, empezaron a interesarme la sangre y las vísceras, el terror, la violencia y, en general, todo lo tirando a gore que no estuviera recomendado para menores de 18 años. Sin filtros. De esa etapa, me recuerdo alquilando Holocausto caníbal, Scream, Muñeco diabólico, Al final de la escalera, CandymanCube y un largo etcétera. Una mezcolanza sin demasiado sentido que aunaba lo clásico con lo 'mainstream'  y que como único punto en común tenía mi interés por ver determinadas escenas.

    Paramount Pictures.

    En aquellos años me interesaba especialmente Congo, una película de 1995 cuya cinta en VHS llegué a alquilar en un montón de ocasiones y que, aunque ahora soy capaz de ver con claridad que era mala, me gustaba. De hecho, está claro que no tenía nada de 'guilty' y, por lo que sea, sí mucho de 'pleasure', porque la veía una y otra vez. Al volver a verla para dedicarle estas líneas me han sorprendido muchas cosas que había olvidado por completo, pero también me ha servido para reafirmarme en la idea de que, definitivamente, merece formar parte de nuestra colección de #EraMalaPeroMeGustaba. Este nuevo visionado de Congo me ha permitido darme cuenta de que este poder de abstracción que ahora uso tan a menudo para no hacer ni caso a algunas de las cosas que ve mi hija pequeña ya lo manejaba cuando tenía diez años. A mí lo que me gustaban eran determinados momentos de la película y era capaz de borrar de mi mente todo lo demás mientras obviaba que, efectivamente, era una cinta muy muy cutre. Eso sí, tengo que reconocer que también he vuelto a comprender a mi yo del pasado, que conozco mejor que nadie al fin y al cabo, y que he tenido que admitirme a mí misma que probablemente me hacían gracia cosas tan tontas como que un personaje tuviese una sanguijuela en los testículos.

    Nunca me lo había planteado, pero resulta que lo que no veía de pequeña cuando me subía el VHS de Congo una y otra vez a casa y que ahora tengo tan claro, es una opinión generalizada. A todo el mundo le parece lo peor. "Una de las obras más delirantes que la historia del cine ha entregado". "No es divertidamente mala, sino mala malísima". "Es como si la edición se hubiese hecho para dejar escenas de acción cutres y eliminar las únicas que le daban sentido a la historia". "La película de aventuras menos interesante jamás filmada". Son algunas de las lindezas que podemos leer en las críticas especializadas sobre la cinta, pero tampoco los espectadores la pusieron, ni la ponen ahora, mucho mejor. Entre estos últimos sí encontramos a algunos nostálgicos que, como yo, la recuerdan con cariño reconociendo lo mala que era, pero son mayoría los que directamente la describen como "basura" hecha con el único objetivo de tratar de "chupar" del éxito de Parque Jurásico. Respecto a la recaudación, Congo logró triplicar la cantidad invertida para realizar la película, mientras que su apartado de premios se reduce a unas cuantas nominaciones a los Golden Raspberry Awards, más conocidos como Razzies, que cada año premian lo peor de lo peor. Y ni eso ganó porque aquel año también se había estrenado Showgirls.

    Paramount Pictures

    'JURASSIC PARK' PERO EN MALO

    Si tuviera que resumir Congo en pocas palabras creo que me limitaría a mencionar que gira en torno a una gorila que habla, diamantes escondidos en una ciudad perdida y un grupo de violentos simios asesinos. Pero, recapitulando un poco, podemos sacar algo más de chicha. Tras una breve declaración de intenciones en una de las escenas que sirven como prólogo -vemos el ojo de un intrépido explorador que acaba de descubrir algo cayendo por una escalera-, lamentablemente la violencia buena buena tarda en volver a hacer acto de presencia. Por contra, la primera parte de la película se centra en explicar a duras penas qué es lo que lleva al dispar grupo protagonista a formar parte voluntariamente de una peligrosa expedición en plena jungla de la República Democrática del Congo en un momento en el que el panorama político del país es de lo más inestable.

    Al final, aunque siendo más o menos conscientes de ello, las motivaciones de todos conducen al mismo lugar: la famosa ciudad perdida de Zing, unas ruinas que se remontan a tiempos del rey Salomón y que, según la leyenda, esconden una mina de poderosos diamantes azules. Esos diamantes son el principal interés del jefe de la empresa, para la que trabaja la única protagonista femenina de la historia, Karen Ross, a la que interpreta Laura Linney, mientras que también son la razón que lleva al filántropo Herkermer Homolka -personaje encarnado por Tim Curry- a querer regresar a un lugar del que ya había huido en una ocasión como único superviviente. Zing también es el destino del doctor experto en primates Elliott (Dylan Walsh), quien cree estar ayudando a Amy, una gorila domesticada a la que ha enseñado a hablar, a volver a su hogar. Completa el el grupo un guía experto en la zona que no termina de saber dónde se mete, Monroe Kelly, a quien interpreta el siempre queridísimo Ernie Hudson y que sin discusión es el personaje más carismático de la película.

    Paramount Pictures

    ¿Por qué encabezo esta descripción con el título "Jurassic Park pero en malo"? Porque, aunque en su momento no me diera cuenta, Congo termina por repetir la estructura más básica de la cinta de Steven Spielberg: un grupo de lo más diferente entre cuyos miembros hay personas con el único objetivo de enriquecerse -y que van a morir- adentrándose en un escenario 'junglero' repleto de animales peligrosos. Hay que decir que las semejanzas no son culpa del director y productor Frank Marshall (¡Viven!) sino del hecho de que la película también sea, como Parque Jurásico, una adaptación de una novela del afamado autor Michael Crichton. No obstante, si la intención era repetir el éxito de la taquillera cinta que se había estrenado dos años antes -cosa que ya dejaba clara en un tráiler de lo más pretencioso en el que te advertían que la última especie en extinción eras tú-, podían haberlo hecho mucho mejor.

    En su intento por plasmar un escenario conflictivo y peligroso, Congo introduce de refilón la inestabilidad política, la milicia y las tribus nativas con una superficialidad que casi resulta molesta, puesto que aquí lo que verdaderamente importa son unos gorilas grises extremadamente agresivos que asesinan sin piedad a cualquiera que pise su territorio. Estos primates han sido entrenados para proteger las minas de diamantes, así que, cuando el grupo encuentra Zing [ups, 'SPOILER'], comienza todo ese despliegue de violencia, muertes sangrientas y vísceras por doquier que en realidad siempre fue lo único que me gustó de la película. Viéndola ahora… qué decir. Una amalgama de escenas de acción mal ejecutadas, efectos especiales de lo más cutre y un final bastante absurdo.

    Y bueno, poco hemos hablado de Amy. La gorila que habla probablemente no sólo sea el peor personaje de la película, sino el único animal salvaje domesticado protagonista de una película que no es capaz de generar ningún tipo de emoción ni simpatía en el espectador. Ciao, Amy.

    facebook Tweet
    Links relacionados
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Síguenos en Facebook
    Tráilers destacados
    Jumanji: Siguiente nivel Tráiler
    Navidad Sangrienta Trailer Español
    Mujercitas Tráiler
    Sin tiempo para morir Tráiler
    Próxima Tráiler
    Viuda Negra Teaser
    Últimos tráilers
    Noticias de cine Rodajes
    Las actrices que rechazaron 'Los Ángeles de Charlie
    NOTICIAS - Rodajes
    miércoles, 11 de diciembre de 2019
    El productor de 'Jumanji: Siguiente nivel' confiesa que existen muchos universos de Jumanji
    NOTICIAS - Rodajes
    miércoles, 11 de diciembre de 2019
    El productor de 'Jumanji: Siguiente nivel' confiesa que existen muchos universos de Jumanji
    Dave Bautista se reúne con Warner Bros., ¿será por 'Suicide Squad' o por 'The Batman'?
    NOTICIAS - Rodajes
    miércoles, 11 de diciembre de 2019
    Dave Bautista se reúne con Warner Bros., ¿será por 'Suicide Squad' o por 'The Batman'?
    Últimas noticias de cine Rodajes
    Estrenos más esperados
    Todos los estrenos más esperados
    Back to Top