Mi SensaCine
    Ninja Turtles
    Críticas
    2,0
    Pasable
    Ninja Turtles

    Reboot sin alma

    por Paula Arantzazu Ruiz
    Poco de adolescentes tienen ya estas Tortugas Ninja que este año cumplen ni más ni menos que 30 años desde que nacieran en formato cómic en 1984 de la mano de Kevin Eastman y Peter Laird. La serie de variaciones que ha sufrido la franquicia a partir de entonces y su universo transmedia expandido en cómics, películas y videojuegos han dado para abundante literatura periodística y académica pero la versión actual producida por Michael Bay y dirigida por Jonathan Liebesman apenas tiene material que añadir, más que bien que restar, al legado de estos mutantes en la cultura popular.


    Ninja Turtles - Cartel Más parecida visualmente a los dibujos de Nickelodeon y en ocasiones a los de los tebeos originales de los años 80, la película sobre las tortugas de nombre renacentistas es antes una cinta de dibujos animados que una con actores de carne y hueso, aunque Megan Fox sea la reina de la función. Incluso la actriz se asemeja a un dibujo animado: nunca se ensucia el rostro hipermaquillado y pese a las mil y una vicisitudes en las que acaba metida, su pelo y sus labios siempre lucen perfectos. Su actuación en Ninja Turtles no pasará a la historia (a no ser que se lleve el Razzie a casa), pero Bay tampoco se ha equivocado escogiéndola para el papel de la intrépida April O’Neil y como sueño húmedo de las tortugas adolescentes, proyección del público adolescente que va a acercarse a ver el filme.

    Fox como objeto de deseo y varias referencias pop son, con todo, de lo poco que queda del imaginario juvenil y tortuguil en esta nueva saga, centrada, no obstante, en ahondar, por decir algo, en los lazos familiares que vinculan a los protagonistas. En la búsqueda del origen del accidente que trasnforma a las tortugas en mutantes, Liebesman deja de lado aspectos bastante importantes de la propia historia de las reptiles (como que mutaron a causa de la contaminación salvaje de Nueva York) y las convierte en accidente coyuntural de los planes malévolos del Clan del Pie, organización archienemiga de la rata ninja Splinter y sus hijos adoptivos verdes. No convence ese giro de la historia ni tampoco la cantidad de anabolizantes CGI que han tomado las tortugas para adquirir esos músculos enormes, como tampoco que Bay y compañía hayan decidido resucitarlas sólo por un interés crematístico.


    A favor: Las tortugas son muy expresivas, y más Michaelangelo, cómo no, el gracioso del grupo.

    En contra: Aunque sea una rata, el diseño de Splinter deja bastante que desear.
    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top