Mi SensaCine
Señor Manglehorn
Señor Manglehorn
Fecha de estreno 14 de agosto de 2015 (1h 37min)
Dirigida por
Reparto Al Pacino, Holly Hunter, Chris Messina más
Género Drama
País EE.UU.
Ver el tráiler
Medios
2,8 6 críticas
Usuarios
2,620 notas incluyendo 3 críticas
Sensacine
2,5
notar :
0.5
1
1.5
2
2.5
3
3.5
4
4.5
5
¡Quiero verla!

Sinopsis

A. J. Manglehorn es un filósofo solitario que se consume interiormente por los recuerdos de haber dejado escapar a su gran amor. Tiene el corazón roto por la mujer que amaba, a la cual perdió hace cuarenta años, debido a un crimen que cometió.

En un pequeño pueblo trata de comenzar de nuevo con su vida, con la ayuda de una nueva amiga, pero su pasado volverá cuando menos se lo espera.

Manglehorn está dirigida por David Gordon Green (Joe, Camp X-Ray) y protagonizada por Al Pacino (El Padrino, Ocean’s 13) y Holly Hunter (Batman vs Superman: Dawn of Justice).
Título original

Manglehorn

Distribuidora A Contracorriente Films
Ver especificaciones técnicas
Año de producción 2014
Tipo de película Largometraje
Anécdotas 3 anécdotas
Presupuesto 4 000 000 $
Idiomas Inglés
Formato de producción -
Color Color
Formato audio -
Formato de proyección -
N° de Visado -

La Crítica de SensaCine

2,5
Regular
Señor Manglehorn

Pacin y algunas cosas más

por Quim Casas
Resulta difícil desligar la presencia quizá abusiva de determinados actores en las películas que protagonizan en el otoño de sus carreras. La sensación es que todo está hecho a su medida; que los filmes en cuestión no existirían si ellos no hubieran aceptado protagonizarlos. Si nos centramos en Al Pacino, resulta evidente que tanto La sombra del actor (Barry Levinson) como Señor Manglehorn (David Gordon Green), ambos de 2014, son lo que son, con sus defectos y virtudes, en función de lo que es hoy el actor que dio vida a Michael Corleone y al agente Serpico. Todo gravita sobre su presencia, estilo, interpretación, cuerpo cansado, mirada, tics… La verdad es que poco importa que sea el veterano Levinson o el otrora radicalizado Gordon Green quienes le dirijan. Incluso en la película para televisión que interpretó antes de estas dos, Phil Spector, centrada en un personaje tan contundente co...
Leer crítica

Tráilers

Señor Manglehorn Tráiler 1:23
Señor Manglehorn Tráiler
2 117 vistas
Te recomendamos

Actores y actrices

Al Pacino
Personaje : A.J. Manglehorn
Holly Hunter
Personaje : Dawn
Chris Messina
Personaje : Gary
Harmony Korine
Personaje : Jacob
Reparto y Equipo técnico

Críticas de Medios

  • The Guardian
  • El País
  • Fotogramas
  • Cinemanía
  • Slant Magazine
  • The A.V. Club
6 Críticas de medios

Crítica de usuarios

Ver todas las críticas de los usuarios
0% (0 crítica)
0% (0 crítica)
0% (0 crítica)
33% (1 crítica)
67% (2 críticas)
0% (0 crítica)
¿Tu opinión sobre Señor Manglehorn ?
3 Críticas usuarios

Fotos

Ver todas las fotos

Secretos de rodaje

Venecia 2014

Presente en la Sección Oficial del Festival de Venecia 2014.

Rodaje

El rodaje comenzó el 4 de Noviembre de 2013 en Austin, Texas; y duró veinticinco días yendo a diferentes localizaciones.

TIFF

Se proyecta en la sección de Presentaciones Especiales del Festival Internacional de Cine de Toronto 2014.

Noticias

Estrenos de la semana del 10 al 16 de agosto
NOTICIAS - Negocio
viernes, 14 de agosto de 2015
Tráiler de 'El señor Manglehorn': Al Pacino vuelve a enamorarse en la nueva película de David Gordon Green
NOTICIAS - Videos y fotos
martes, 19 de mayo de 2015
Holly Hunter, Chris Messina y Harmony Korine completan el reparto de lo último del director de 'Joe' y 'Prince Avalanche'.

Si te gusta esta película, te recomendamos:

Ver más películas recomendadas

Comentarios

  • Lourdes L.
    Obsesionado por la fantasía de lo imposible, acaba aceptando la realidad de lo posible.¿Cuánto tiempo puede durar el interés y la curiosidad por Clara, la mujer fantasma recordada con devoción, amor y eterna constancia por su decrépito y hundido amor no correspondido? Y la atención y estima por este herido solitario, escéptico de corazón destrozado ¿da para hora y treinta y siete minutos de ánimo y acepción o, su sugestión se desvanece y apaga conforme pasan los mencionados segundos agrupados?Lamentos de una vida no sentida impregnan la pantalla, nostalgia de sentimientos no vividos que empañan los realmente elegidos, tristeza agónica de rutina sin esperanza donde sobrevivir supone misma tortura que dejarse llevar por la destrucción y su amante vicio, recuerdos que se interponen en la ofuscada ordinariez que queda después de una existencia desperdiciada y llena de doliente melancolía y que son lo único que queda después de tanta inmundica expresada pero, ¿no repetimos y volvemos a mostrar lo ya expuesto, con diferente frase aunque igual nulo propósito?"Busco la felicidad", pero ésta devuelve las cartas sin abrir, no se molesta en leer la petición de ayuda y súplica de quien está moribundo, quemado y a un gesto de rendirse, un fantástico Al Pacino, a quien en su vejez le caen papeles estupendos y agradecidos donde exhibir todo su arte, como exclusivo protagonista que llena magistralmente la cámara con su imperceptible ser, invisible de referencia, para quien no hay nadie, amargado, apenado, sufridor compulsivo que intenta llenar el tiempo y motivación del receptor asistente, con valentía y coraje, pero que despierta poco entusiasmo y fervor por saber si destrozará, será destrozado o encontrará la llave que retire tanta penuria, ardor y nostalgia para tratar de tener algo cierto y verdadero."Las manos ociosas son las armas del diablo", y aunque este guión de Paul Logan no es holgazán ni inútil, si que resulta un tanto estéril e improductivo a la hora de su incursión y disfrute, la historia que dirige David Gordon Green se centra, en excesiva incompetencia de resultado, en un personaje que necesita de más decorado y apoyo sustancial para rendir y atraer, seducción que se desinfla ante la falta de refuerzo pues él, mister huraño Manglehorn, no es suficiente para entretener toda la velada, vacío gravitatorio que se llena de lejanía emotiva conforme ruedan las escenas y el indiscutible titular demuestra incapacidad manifiesta para obtener rendimiento de su incesante presencia.Torpeza de camino, que se cierne sobre si mismo, olvidando la ganancia de ampliar el repertorio y reforzar al hosco díscolo con material sólido y consistente, tanto anímico como físico, juega al solitario en convencida partida que sólo a él tienta y arrebata y, como ermitaño penitente y arisco, se esfuerza y empeña en su intento pero no logra acierto pleno ya que, este voluntario insociable, que aún así necesita de la gente, baila para si mismo descuidando que son dos las personas que forman una pareja en la delicia del movimiento conjunto ya que, importante es no perder la querencia y pasión del público y mantener su ritmo acompasado y productivo al son del tuyo.Bravo por ti, Al, que todavía tienes oportunidad de papeles donde plasmar tu aún intacto espíritu actoral, menos satisfecho un espectador que no acumula, precisamente, alicientes para ovacionar la trama, aplausos para el susodicho maestro/para la cinta desgana en aumento progresivo que, como esperada fábula que intercede, busca mansedumbre compasiva, de quien logra ver y entender, en su final, decoro de sobriedad reincorporada a las circunstancias.El ogro hace ruta de pasos deprimentes, se convierte en persona, alma que se rodea de adyacentes pero, la audiencia sigue sin sensación de afecto o complacencia que le ensalce, únicamente insomnio perenne, sin rendimiento ostensible, del seguimiento de una excentricidad sin carácter ni entidad como señuelo; carencia es el sustantivo que más viene a la mente, pobreza y falta de interior que explotar, limitación que sufre la ilusión y fortaleza de un vidente que ve reducidas sus posibilidades de placer, gozo y alegría según observa sus fotogramas.Es él sólo, el hombre invisible, el que no quiere mirar en el espejo por la antipatía de su reflejo, el que vagabundea, molesta y desaparece, cuya huella borrada a nadie importa porque nadie contempla, nadie le busca, nadie le ve pues, sólo es la nada indiferente en el cristal de su vida; nadie se volvió alguien, vacío el cuarto y dejó entrar la luz/tú sigues huido y distanciado de su vida y milagros, su corazón vuelve a palpitar de esperanza/el tuyo sigue mudo y famélico a la espera, que ya no desespera porque, sinceramente, nada llega.Retirada por omisión e insuficiencia, su dolor no trasciende.lulupalomitasrojas.blogspot.co...
Mostrar comentarios
Back to Top