Mi SensaCine
    Masaan
    Críticas
    3,0
    Entretenida
    Masaan

    Historias de Benarés

    por Eulàlia Iglesias
    Primer largometraje de Neeraj Ghaywan, Masaan despliega dos historias cruzadas en las orillas del Ganges en Benarés. Por un lado la de Devi, una muchacha que queda estigmatizada cuando la policía la pilla in fraganti practicando sexo con un tipo que se acaba suicidando. Para más inri, uno de los oficiales empieza a chantajear a su padre, un humilde profesor que regenta un pequeño quiosco al lado del río con la ayuda de un pequeño huérfano. En la misma ciudad, Deepak se enamora de Shaalu, pero teme que sus humildes orígenes les impidan casarse. Aunque es el mejor estudiante de su curso en la universidad, Deepak proviene de una familia de incineradores de cadáveres, uno de los oficios más típicos en los ghats, las escalinatas que descienden hacia el Ganges.

    Masaan - Cartel
    Masaan se sitúa en una vía intermedia entre el Bollywood que triunfa en las carteleras de la India y un cine de autor más radical que se mueve por circuitos más especializados. La película apela a una serie de temáticas que esquivan los títulos más comerciales como la hipocresía en torno a la sexualidad no institucionalizada, la corrupción policial, el clasismo y la discriminación de las castas "inferiores" y la pobreza infantil. Todo ello en el fotogénico escenario de Benarés y sus ghats sobre el río. Ghaywan opta por utilizar una fotografía naturalista que otorga un realismo límpido al film sin caer en el paisaje de postal ni tampoco recrearse en la miseria. Los momentos más impresionantes del film son aquellos en que contemplamos la tarea cotidiana de los incineradores de cadáveres, que sueltan con total naturalidad frases estilo "rompe el cráneo por aquí". El relato en torno a Devi se desarrolla con más solidez que el de Deepak. En la historia de la muchacha se lleva a cabo un interesante ejercicio de contención que no existe en el caso del joven, protagonista de una trágica historia de amor no tan diferente de la que puede encontrarse en un film de Bollywood.

    Este continuo equilibrio que caracteriza Masaan busca un público muy concreto, aquel que se siente identificado con un world cinema de grandes temas, aquí las dificultades para ejercer la libertad individual en una sociedad tan marcada por la predeterminación social como la India, de fácil lectura, dramatismo mesurado, ejecución nítida y sin demasiadas veleidades de autor.


    Lo mejor: que no se recree en la estigmatización de la protagonista.

    Lo peor: Lo tópico del perfil de Deepak, pobre pero buen chico y mejor estudiante.
    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top