Mi cuenta
    Jim Broadbent: "Le week-end' es fresca, aguda e insólita"
    Por Sensacine — 3 dic. 2013 a las 0:00

    La nueva película de Roger Michell ('Morning Glory') se estrena el próximo 3 de diciembre y Sensacine ha entrevistado a sus dos protagonistas: Jim Broadbent y Lindsay Duncan.

    Jim Broadbent y Lindsay Duncan interpretan a un matrimonio mayor británico que deciden hacer un viaje exprés a París para intentar acabar con la monotonía de su relación. Pero volver al lugar donde viajaron en su Luna de Miel les hará darse cuenta de que su matrimonio está más deteriorado de lo que pensaban, mientras que la infedelidad, el conformismo y la desunión se dan cita durante su estancia en la ciudad del amor. 'Le Week-end' se podrá ver en las salas españolas a partir del 3 de diciembre.

    ¿Fue necesario un acuerdo o complicidad explícita para interpretar todos los altibajos emocionales que vemos en los personajes?

    Jim Broadbent: No hubo ningún compromiso especial entre nosotros, ensayamos en Londres junto a Roger [Michell, director de la cinta] antes de viajar a París, para poder cuestionar un poco el guión. Era obvio que los personajes debían de ser creíbles así que todo surgió de forma natural.

    Lindsay Duncan: A veces son irritantes, a veces graciosos, a veces están distanciados, otras veces no... Pero aun así no hubo discusiones,todo era espontáneo.

    Durante la película da la sensación de que  ella busca recuperar la locura de su juventud y él, el contacto carnal ya perdido. ¿Consideran que los personajes son el reflejo de lo femenino y de lo masculino?

    L.D.: Odio generalizar, pero sí creo que la historia está basada en los dos géneros. A nosotras nos gusta expresarnos por medio de las palabras, en cambio ellos lo hacen a través del sexo. Aunque en esta ocasión, hay que tener en cuenta que llevan casados 30 años, se conocen y se entienden muy bien y esto les lleva a una situación incómoda, cada uno busca retomar la excitación del principio de la relación de forma distinta, y no es fácil cuando existen grietas y fisuras.

    J.B.: Mi personaje está frustrado pero a la vez se siente locamente atraído por ella, sobre todo en París, que ocupa un lugar privilegiado en su memoria y provoca que la chispa carnal vuelva a aparecer.

    La película ofrece una mirada muy realista acerca de lo que es una relación de pareja entre personas de avanzada edad, en un tono cómico que a la vez es profundamente dramático.  ¿Qué grado de identificación tienen con los personajes, consideran que la vida es una comedia con trasfondo dramático?

    J.B.: Eso es exactamente lo que nos atrajo del proyecto, que el guión es una observación aguda, fresca e insólita.

    L.D.: Son gente normal con su matrimonio, su trabajo, su familia... Pero el guión tiene una perspectiva casi de forense, los disecciona. Es muy potente, pocas veces pasa lo de creer en un guión tanto como hemos creído en este. Teníamos siempre los pies en el suelo, pisábamos tierra firme en cada instante, incluso en los momentos más locos de la película.

    Cuando los dos están solos y se analizan es cuando empiezan los problemas, sin embargo cuando aparece un tercero, como es el personaje de Jeff Goldblum, actúan como un equipo. ¿Son los terceros los que ayudan a catalizar la relación?

    J.B.: Exacto, son esos elementos los que subrayan la fortaleza de la relación, los que les hacen ser uno y mostrarse fuertes.

    L.D.: El personaje de Jeff es la personificación del glamour, la emoción, la excitación... lo que ellos piensan que quieren, pero no lo que necesariamente desean. Les hace tomar la decisión de ir hacia a ello o volver hacia atrás, a lo cómodo.

    Alejandro G.Calvo - Piedad Milicua

    facebook Tweet
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top