Nota películas
Mi SensaCine
    Cannes 2014: Robert Pattinson ofrece su mejor interpretación en 'The Rover'
    Por Alejandro G. Calvo — 23 may. 2014 a las 9:48
    facebook Tweet

    Isao Takahata lleva la poesía de Ghibli a Cannes con la preciosa 'The Tale Of Princess Kaguya'. Ken Loach, mientras tanto, ofrece menos de lo mismo con la muy aplaudida 'Jimmy’s Hall'.

    Lo sé. Llego tarde a The Rover pero es que así es Cannes. Un alud de películas que uno, más que abrazar, esquiva, no sea que vaya a acabar sepultado entre tanto título. Pero al final sí pudimos ver el segundo largometraje del realizador australiano David Michôd, el mismo que nos entregó hace cuatro años la totémica  Animal Kingdom(2010). The Rover es una road movie post-apocalíptica, con un inevitable toque a western en su tramo final, donde dos losers machacados tratan de recuperar el coche que les han robado una banda de atracadores. Protagonizada por Guy Pearce -hierático héroe de la función, a medio camino entre en un ranger y un asesino- y Robert Pattinson -tremenda interpretación del joven actor, e ídolo de masas, haciendo de un joven de pocas luces (prácticamente "borderline"), que es a la vez hermano de uno de los atracadores. Entre ambos personajes antitéticos crecerá una relación paterno filial de la que la película se nutre como motor principal, a medida que la pareja se va encontrando con todo tipo de criaturas -no las llamaría personas- en su travesía a lo Mad Max 2 (1981) por el fin del mundo civilizado. En las antípodas de lo visto en Animal Kingdom, esta nueva película deja un regusto raro en el paladar. Extraña a su arranque, letárgica en su desarrollo y expeditiva en su final, es sin duda una rara avis difícil de disfrutar pero divertida de analizar. Y ojo a Pattinson que va a más. La película se presentó fuera de concurso.

     

    Robert Pattinson (The Rover)

    Reconozco que no he visto ninguna película de Isao Takahata desde La tumba de las luciérnagas (1988), así que no sabía qué me iba a encontrar con su última obra, producida por Studio Ghibli -aplausos a Totoro en la sala cuando apareció el logo- y presentada ayer en la Quincena de Realizadores: The Tale Of Princess Kaguya. Preciosa película dibujada a mano, con animación tradicional, y con un juego minimalista respecto a los márgenes del encuadre -los dibujos jamás ocupan todo el fotograma, quedando como bocetos en movimiento mutantes-, la película es una adaptación de la fábula popular japonesa "El cortador de bambú" que cuenta la historia una niña nacida en una caña de bambú y cuyo padre se empeña en convertirla en una princesa (ergo, casarla con un príncipe). Un relato naïf de belleza minimalista que, sin duda, será una de las grandes películas de animación de este año.

    Ken Loach con el reparto de Jimmy's Hall

    No me pregunten por qué pero Cannes adora a Ken Loach. El veterano cineasta británico presenta prácticamente todas sus películas aquí y, por lo general, con ovación del público -hoy la hubo también, pero uno es incapaz de olvidar los “oeee oeee oeee” que se coreaban en el Palais Lumière cuando finalizó Buscando a Eric (2009)-; por más que uno tenga la sensación de que lleva haciendo la misma película desde los tiempos de Agenda oculta (1990). A este respecto Jimmy's Hall, presentada a competición oficial -qué floja este año, madre mía, no tengo ni idea de quién puede ganar la Palma de Oro- no ofrece ni más ni menos que cualquier otra película suya. Un relato donde los buenos (los jóvenes idealistas del pueblo llano) son muy buenos y los malos (curas y soldados) son muy malos -el guionista habitual, Paul Laverty, tampoco es que haya cambiado mucho su modo de escritura-, en una historia real donde un hombre se vio ignominiado por el mero hecho de abrir una sala de baile sin el permiso del párroco local. Lo dicho, si Ken Loach es un cineasta al que se es afín, la película gustará mucho; y si no, pues te quedarás como este cronista que ya anda por Cannes con el cerebro fundido.

     

    + Todas las crónicas de Cannes por Alejandro G. Calvo

    Día 1: 'Grace de Mónaco' abre con polémica un Cannes algo desinflado

    Día 2: Brillante retrato de Turner a cargo de Mike Leigh

    Día 3: Atom Egoyan sigue en barrena con 'The Captive' (aunque con un gran Ryan Reynolds)

    Día 4: La hispano argentina 'Relatos Salvajes' arranca risas y aplausos entre la prensa

    Día 5: Jessica Chastain ofrece su mejor interpretación en 'La desaparición de Eleanor Rigby'

    Día 6: David Cronenberg (y Robert Pattinson) se ríen de Hollywood en la magistral 'Maps to the stars'

    Día 7: Unos Dardenne inspirados entregan 'Two Days, One Night' con una gran Marion Cotillard

    Día 8: Patinazo de Ryan Gosling en su debut como director, 'Lost River'

    facebook Tweet
    Links relacionados
    • Cannes 2014: La hispano argentina ‘Relatos salvajes’ arranca risas y aplausos entre la prensa
    • Cannes 2014: Brillante retrato de Turner a cargo de Mike Leigh
    • Cannes 2014: ‘Grace de Mónaco’ abre con polémica un Cannes algo desinflado
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top