Mi cuenta
    Wes Ball ('El corredor del laberinto'): "Quería que la película se pareciera más a 'Los Goonies' que a 'Crepúsculo'"
    Por Alejandro G. Calvo — 17 sept. 2014 a las 11:18

    Dylan O'Brien, Will Poulter y Kaya Scodelario encabezan el reparto de la cinta inspirada en el primer volumen de la serie literaria juvenil de James Dashner.

    El próximo 19 marzo llega a España El corredor del laberinto, la primera película inspirada en la serie de novelas juveniles de James Dashner, que promete convertirse en un nuevo fenómeno cinematográfico en la línea de Los juegos del hambre. Aunque su director, Wes Ball, al que hemos tenido el placer de entrevistar, prefiere compararla con Los Goonies o Regreso al futuro.

    Para su primer trabajo como realizador al frente de un largometraje, Ball ha contado con un reparto repleto de jóvenes promesas encabezado por Dylan O'Brien (Teen Wolf), Blake Cooper, Will Poulter, Kaya Scodelario, y Thomas Brodie-Sangster.

    ¿Cómo fue de emocionante crear una nueva saga?

    ¿Una nueva saga? ¿Así lo llamáis?

    Claro

    ¡Me alegro! ¡Porque espero que así sea! Tenemos grandes planes para el futuro con ella. Para mí, te puedes imaginar, es mi primera película, así que fue un desafío gigantesco, a todos los niveles. He vivido todo el proceso con una gran emoción, tratando de dar lo mejor de mí y sintiéndome siempre respaldado tanto por el estudio como por el resto de colaboradores, tanto a nivel artístico como técnico. ¡Ojalá todas las películas que haga sean tan placenteras como ésta!

    ¿Qué grado de libertad tenías para poder trabajar en una película de estudio como es El corredor del laberinto?

    Me dieron cierto margen. Soy bastante creativo y me gusta poder jugar con los elementos, así que, me dijeron que siempre que no me pasara ni del presupuesto ni del plan de rodaje, tenía cierto grado de movilidad para hacer los cambios que quisiera. Soy bastante perfeccionista y soy capaz de ver algunos errores en mi película pero, ¡no creo que nadie más que yo pueda notarlos!

    ¿Cómo de fiel fuiste a la novela?

    Mucho. Lo admito: mi película es prácticamente un reflejo del libro. Los cambios que hicimos siempre se realizaron pensando en los fans de la saga. Al fin y al cabo la idea es crear una franquicia de tres películas (son tres libros). Así que, para que la continuidad entre las películas tenga sentido, tienes que ser muy fiel a la de los libros. Además, la historia es tan fantástica que, honestamente, casi no te apetece cambiar nada.

    Marty Bowen, productor de la película, es un experto en sagas adolescentes: Crepúsculo, Bajo la misma estrella… ¿Cómo fue trabajar con él?

    Tenía muchas ganas de trabajar con Marty pero, lo cierto, es que quería dejar claro desde el principio que no pensaba hacer una película para jóvenes que fuera demasiado light. Quería que fuera una película de aventuras donde la gente lograra emocionarse con lo que le pasaba a los protagonistas. Mi idea era hacer una película que se pareciera más a Los Goonies o Regreso al futuro que a Crepúsculo. Así que, fue un placer conocerle y ver que teníamos las mismas ideas para El corredor del laberinto. Él es un hombre muy inteligente y enseguida entendió cuál era mi enfoque para la película. Así que, acabó convirtiéndose en uno de mis principales apoyos en el proyecto.

    ¿Cómo te has enfrentado a una primera película de estas características?

    Piensas en lo positivo. Te centras en hacer una buena película y, en caso de que te salga bien, ya te has convertido en lo que soñabas: eres un cineasta. ¡Que es lo que siempre he querido ser! Igual era algo ingenuo pero, para mí, todo tenía que ver con la excitación de estar rodando, no con el miedo al fracaso. Aunque si algo me daba miedo era el tener que trabajar con actores, algo que nunca había hecho con anterioridad.

    ¿Es cierto que fichaste a Blake Cooper -Chuck- a través de Twitter?

    ¡Es cierto! (risas) Menos mal que eso no se ha sabido hasta que la película estaba finalizada, sino todos los actores del planeta me habrían acosado por Twitter para que los contratara. Blake me escribió varias veces pidiéndome una audición, así que simplemente se lo pasé a mi directora de casting, Denise Chamian. Ella me llamó al día siguiente diciéndome: "¿Has visto la prueba de este chico? ¡Es algo increíble!" Así que, lo fichamos. Y ojo a su interpretación, es impresionante para un chico que tiene sólo 12 años.

    ¿Qué tal fue trabajar con Dylan O’Brien?

    Dylan es fantástico. Él posee esa presencia natural en pantalla que te hace empatizar con él muy rápido. A mis ojos, es esa persona común, que podría ser cualquiera de nosotros, pero que a la vez acaba yendo un paso más allá. Desafiando toda vicisitud. Y arrastrándonos con él en su propósito. Él no es un superhéroe, es sólo un chaval que debe convertirse en un hombre. Porque de eso trata también El corredor del laberinto, de cómo todo ese grupo de chavales deben dejar atrás la infancia y empezar a comportarse como adultos. Además, claro, ¡están todas sus fans! No sé si las habéis visto pero están rodeando nuestro hotel ahora mismo. Así que ya tenemos un público seguro antes de que se estrene la película (risas).

    ¿Crees que son importantes las fans para el éxito de la película?

    Hombre, espero que no sólo sean las chicas las que vayan a ver la película. Porque esta película la he hecho para todos los públicos y, en especial, para la gente joven. Además todos los protagonistas son chicos, así que el público masculino lo tendrá más fácil para conectar con ellos. Pero, lo que digo, he hecho una película para ellos y para ellas. Aunque, ¡acepto todo tipo de público en la sala!

    ¿Cuál fue tu inspiración para los monstruos que habitan el laberinto?

    Yo me crié con Alien y con Parque Jurásico, así que esa era la idea que perseguí. Aunque con una perspectiva más biomecánica: mitad orgánica mitad artificial. Como un monstruo de Frankenstein que tuviera mocos, órganos internos grotescos, un cerebro… y a la vez tuviera cuchillas y patas como espadas. Tenía que ser algo aterrador. Algo que hiciera que la película se acercara a las "movie monsters".

    Has definido tu película como un cruce entre Perdidos y El señor de las moscas, ¿podríamos añadir Cube a la ecuación?

    ¡Por supuesto! El concepto original es muy parecido aunque el tono sea muy distinto y las escalas no tengan nada que ver. Estoy muy influenciado por todas aquellas películas que me gustan, especialmente por las que me marcaron de joven, como En busca del arca perdida o la serie The Twilight Zone.

    facebook Tweet
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top