Mi SensaCine
    "Yo, Ennio Morricone, he muerto", la emotiva carta con la que se despidió el compositor italiano
    Por Paula Arantzazu Ruiz — 7 jul. 2020 a las 9:07

    El creador de la música de 'La trilogía del dólar', 'La misión', 'Novecento' o 'Los odiosos ocho' murió ayer en Roma a los 91 años de edad.

    "Yo, Ennio Morricone, he muerto. Lo anuncio así a todos los amigos que siempre me fueron cercanos y también a esos un poco lejanos que despido con gran afecto". Así comienza la carta de despedida de Ennio Morricone, el genial compositor de El bueno, el feo y el malo, NovecentoLa misión y Los odiosos ocho, entre muchas otras grandes colaboraciones, y que falleció ayer en Roma a los 91 años de edad. 

    El compositor italiano ingresó hace unos días en un hospital de la capital italiana por las complicaciones de un accidente doméstico y aprovecho esa circunstancia para redactar una emotiva carta de despedida en la que se acuerda de sus allegados y, muy especialmente, de su esposa María Travia, con quien compartió su vida desde que se conocieran en 1950. "A ella renuevo el amor extraordinario que nos ha mantenido juntos y que lamento abandonar. A ella es mi más doloroso adiós". 

    Discreto y elegante incluso en sus últimos momentos, Morricone también recuerda a su amigo Peppuccio –el director Giuseppe Tornatore, con quien trabajó en todas sus películas (Cinema Paradiso, Malena, La mejor oferta)– y a la esposa del cineasta, Roberta; a sus hermanas, Adriana, Maria y Franca; a sus cuatro hijos, Marco, Alessandra, Andrea y Giovanni; y a sus nietos, Francesca, Valentina, Francesco y Luca.

    'Ennio Morricone (1928-2020)'. Las 100 mejores canciones en Spotify del inimitable compositor italiano

    En la carta, el compositor de buena parte de los filmes de Sergio Leone (Por un puñado de dólares, La muerte tenía un precio, Érase una vez en América) afirma que que solo hay una razón para despedirse de este modo y para pedir un funeral privado: "no quiero molestar".

    La carta con la que Morricone se despedía de sus seres más queridos se hizo públilca ayer en un singular contexto: a las afueras de la clínica Campus Bio Médico, donde había fallecido el amestro, el abogado y amigo del compositor, Giorgio Assumma, salió para leer la misiva final. Una despedida modesta, sin grandes aspavientos, que da cuenta de la envergadura de esta leyenda del cine y de la música.

    facebook Tweet
    Links relacionados
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top