Mi cuenta
    'Jurassic Park' tuvo serios problemas con su T-Rex, pero las secuelas juegan con ventaja
    27 jun. 2022 a las 14:59
    Alicia P. Ferreirós
    Amante de las series y gran aficionada al terror, la ciencia ficción, la crónica negra y el ‘true crime’.

    El dinosaurio estrella de la franquicia acarreó algunos problemas de logística, pero la saga sigue apostando por combinar las novedades del CGI con sus clásicos animales animatrónicos.

    Ni Alan Grant, ni el propio parque temático. Si hay un elemento estrella de la mítica primera película de la saga Parque Jurásico ese es, sin duda alguna, el archifamoso T-Rex, la "niña bonita" de John Hammond (Richard Attenborough) en la inolvidable cinta estrenada en 1993. La criatura en cuestión es uno de los dinosaurios más enormes y temidos, pero ya es un clásico que también acabe convirtiéndose en el héroe final que, en última instancia, acaba salvando la vida de los protagonistas, así que el amor incondicional que le tienen los fans de la franquicia está más que justificado.

    También es así entre los responsables de la saga detrás de las cámaras, tanto entre el equipo de los 90 como en el de las secuelas más actuales, pero la realidad es que aquellos que hicieron posible que el T-Rex nos aterrorizara a todos en los 90 no han podido olvidar la cantidad de problemas a los que tuvieron que hacer frente en su día. Problemas que no han tenido las secuelas, cuya última parte, Jurassic World: Dominion, lleva varias semanas arrasando en taquilla.

    Jurassic World: Dominion
    Jurassic World: Dominion
    Fecha de estreno 9 de junio de 2022 | 2h 26min
    Dirigida por Colin Trevorrow
    Con Chris Pratt, Bryce Dallas Howard, Laura Dern
    Medios
    2,9
    Usuarios
    3,3
    Sensacine
    2,5
    Cartelera y Entrada (3)

    Aunque Jurassic Park, la película original, albergaba tan solo 15 minutos de dinosaurios en pantalla, las extintas criaturas estaban "presentes" en todo momento y fueron el elemento estrella que hizo de la cinta un auténtico fenómeno. Y, para hacer que fuera posible, Steven Spielberg se dejó la piel a la hora de reunir al mejor equipo. El cineasta acudió a Stan Winston School, una famosa escuela de efectos especiales y visuales y allí reclutó a Stan Winston, quien ya se había encargado de la Reina Alien de en la cinta de James Cameron Aliens, el regreso (1986). La criatura que había elaborado para la película de ciencia ficción, una marioneta de 4,2 metros de altura manipulada por 16 personas, había logrado cautivar al director de Tiburón, quien tuvo claro que era la persona adecuada para llevar a la vida a su T-Rex.

    'Jurassic World: Dominion': El director responde a las críticas sobre el T-Rex

    El final de la historia lo conocemos: Winston aceptó el desafío y construyó una criatura de 11,5 metros de largo y 5,48 de alto, con un peso de 5,4 toneladas. La más grande de las cinco que hemos visto en la franquicia. Sin embargo, aunque el resultado fue maravilloso, el equipo de la película también tuvo que hacer frente a una serie de problemas.

    Un dinosaurio que no cabía en ninguna parte y con un "fallo" que aterrorizó al equipo

    ¿Y cuál fue la principal preocupación? Pues que el dinosaurio en cuestión no entraba en ninguna parte hasta el punto de tener que modificar el espacio destinado a albergarlo, tal y como recordaba el marionetista John Rosengrant el declaraciones recogidas por Allocine: "Podemos levantar el techo y agrandar la puerta para que salga por el otro extremo... Vamos a modificar el edificio", explicaba sobre la solución que se le ocurrió entonces a Winston.

    "Realmente se podía sentir que estabas en el corazón de algo especial... Estabas esculpiendo un dinosaurio. Pocas personas en el mundo pueden decir lo mismo", recordaba emocionado. Y, eso fue exactamente lo que hicieron: elevar el techo cuatro metros para permitir que la criatura estrella de la película, cuya única escultura de arcilla llevó 16 semanas de trabajo, pudiese entrar en la habitación.

    Jurassic World: Dominion
    Jurassic World: Dominion
    Fecha de estreno 9 de junio de 2022 | 2h 26min
    Dirigida por Colin Trevorrow
    Con Chris Pratt, Bryce Dallas Howard, Laura Dern
    Medios
    2,9
    Usuarios
    3,3
    Sensacine
    2,5
    Cartelera y Entrada (3)

    Asimismo, otro detalle que se ha recordado sobre las primeras experiencias del equipo con el T-Rex con motivo del estreno de Jurassic Park: Dominion es que la criatura construida para la película les provocó terror real. Y es que, según aseguraron tanto John Rosengrant como la productora de la cinta Kathleen Kennedy, la marioneta en cuestión a veces cobraba vida propia: "El T-Rex a veces daba escalofríos. Nos aterrorizó muchísimo", explivaba Kennedy a Entertainment Weekly. "Estábamos comiendo y de repente el T-Rex cobraba vida. Al principio no sabíamos qué estaba pasando pero luego nos dimos cuenta que era la lluvia". ¿La razón? Sencillamente que, según Rosengrant, se accionaba hidráulicamente: "Descubrimos poco antes que íbamos a rodar una escena en la que estaba lloviendo. Así que pasó de ser una máquina bellamente afinada que funcionaba fantásticamente a que la piel de gomaespuma comenzase a absorber agua. Los cálculos estaban mal y comenzó a temblar".

    'Jurassic World: Dominion' tiene un problema con sus dinosaurios y la solución que se ha buscado no es suficiente

    ¿Por qué la cinta de Colin Trevorrow sigue apostando por dinosaurios animatrónicos?

    Más de 30 años más tarde, y como la experiencia es un grado, las secuelan han podido hacer uso del aprendizaje de sus predecesoras y la logística ha mejorado por completo. Sin embargo, el uso de animatrónicos sigue siendo habitual en las nuevas películas y no solo el CGI, algo que explicaba recientemente el director de Dominion Colin Trevorrow:

    Los construimos para cuando no tienen que hacer algo como correr o pelear. Eso es básicamente todo. Así que pueden ser de diferentes tamaños. [...] Los animatrónicos les dan la capacidad de interactuar con él como si fuera otro actor porque hay otro actor detrás. Es realmente un ser humano y un ser humano comunicándose a través de un títere, que es un hermoso tipo de arte

    Así, los animatrónicos están construidos para escenas como la del Giganotosaurus, al que se ve acechando lentamente a los personajes de la película. Una decisión que tiene sentido, ya que, cuando un dinosaurio es creado completamente por CGI, limita la capacidad del actor para interactuar con él, mientras que los animatrónicos aportan un elemento humano a la filmación de la escena. 

    El uso de criaturas "reales" es, además, especialmente importante en Jurassic World: Dominion, puesto que los dinosaurios conviven con los humanos. Están sueltos en la sociedad y las interacciones son bastante más habituales que en las anteriores películas.

    Si quieres estar al día y recibir los estrenos en tu mail apúntate a nuestra Newsletter

    facebook Tweet
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top