Mi cuenta
    Alejandro Tous, de 'Mentes en Shock': "Nunca renegaré de 'Yo soy Bea' porque me lo dio todo"
    6 abr. 2011 a las 10:40

    El actor alicantino, todo un 'sex symbol' en España tras su interpretación de Álvaro Aguilar en la telenovela diaria de Telecinco, abandona la corbata para convertirse en psiquiatra junto a Goya Toledo. Fox emite su nueva serie todos los domingos a las 22.20 horas.

    Ha salido en series como 'Hospital Central', 'Un Paso Adelante' o 'Los Serrano', e incluso en el filme 'Hable con ella' de Pedro Almodóvar, pero a Alejandro Tous (Alicante, 1976) se le conoce sobre todo por encarnar a Álvaro Aguilar -don Álvaro- en 'Yo soy Bea' (adaptación española de la serie colombiana 'Betty la fea'). Por eso y por ser hermano mellizo de Ángel Tous, ex concursante de la segunda edición del reality 'Gran Hermano'.

    En 'Mentes en Shock', primera producción de ficción en español de Fox International Channels (todos los domingos a las 22.20 horas) y adaptación libre de la americana 'Mental', Tous sustituye la corbata por la bata blanca y se mete en la piel de León Robles, un psiquiatra español de métodos poco convencionales que viaja a Latinoamérica buscando a su hermana desaparecida. Allí se reencontrará con Charo (Goya Toledo), su antiguo amor y ex terapeuta de su hermana. En esta entrevista, el también ex de 'Cuestión de sexo' habla de su nuevo reto como actor, de sus recuerdos sobre 'Yo soy Bea' y hasta del final de 'Perdidos'. ¿Quieres saber si le gustó?

    ¿Qué siente al recibir una oferta de Fox para trabajar en un proyecto internacional?

    Más que sentir, me siento. Me senté de golpe porque no tenía muy claro que era. Me dijeron que había un proyecto para Fox, que me pasaban los guiones, y me alegré mucho al enterarme bien de con quién iba a trabajar y de para dónde iba. El actor sin público es como la luz sin que nadie la reciba. Saber que tienes la oportunidad de ir a tantos países a la vez es muy emocionante.

    ¿Un premio?

    Una oportunidad. Para mí no tenía lógica que me hubieran elegido. Anda que no hay actores… Me dijeron que habían estado investigando y que vieron prácticamente todo lo que había hecho. Que era el indicado. León Robles es muy complejo, aunque parezca algo chalado, y creo que de todos los personajes de 'Mentes en Shock' podría hacerse un spin-off.

    ¿Qué tramas va a tener su personaje?

    Pues voy a tener varios frentes abiertos. Uno muy importante es el de mi hermana melliza Lola, que tiene síndrome de Capgras –en el que no reconoces a la gente que es más cercana a ti– y la mayoría del tiempo va a pensar que soy un impostor.  También está mi relación con Charo (Toledo, lee la entrevista que le hemos hecho), que es algo así como la mujer de mi vida. Y por último, tengo el apartado profesional. León no trabaja en España debido a sus conflictos emocionales y también le pasó por ahí una cosilla, bueno una cosaza, y tiene que volver a enfrentarse con los pacientes. Como actor he tenido mucho donde apoyarme.

    Junto a Mariam Hernández, en 'Cuestión de sexo' (Cuatro).

    Está claro que León es un humanista pero, ¿se va a involucrar en todos los casos por igual?

    Es que lo que le pasa a León… A su hermana le diagnosticaron síndrome de Capgras con 14 años y encima son mellizos. Él decidió estudiar psiquiatría por su hermana y por eso lo que haría con ella lo extrapola al resto de los pacientes. ¡¡Por eso está un poco chalado y es capaz de acercarse a un hombre con un mechero y una manguera de gasolina!!

    ¿Y por qué decidió ser actor Alejandro Tous?

    Buffff... Me llamó un amigo para hacer un corto cuando preparaba las oposiciones para bombero y a partir de ahí me enganché un poquito. Fui al teatro universitario de Alicante y arranqué. Soy bastante adicto al trabajo y cuando no lo hago estoy en mi casa entrenando. Ser actor es como ser deportista de elite. No entiendo mi vida sin leer libros de interpretación, sin ver películas y series, sin hacer prácticas de voz.

    ¿Qué series le gustan?

    Todo lo que esté bien hecho. Ahora estoy revisando 'Friends' de nuevo. Veo varios capítulos por la noche. Y 'Perdidos', claro, que me apasionó durante muchísimo tiempo.

    En una imagen promocional de 'Mentes en Shock' (Fox).

    ¿Le gustó el final?

    Sí. Estoy a favor de los finales con mensaje positivo. Me parece cojonudo que me digan que cuando me muera me voy a encontrar con la gente con la que he compartido los momentos más importantes de mi vida. Mejor eso que ser un humo negro. No me hace falta saber por qué hay una estatua con seis dedos. Eso no quiere decir que no hubiera semanas en las que me volvía loco… El oso polar, la escotilla… Estoy contento con el final y es una historia increíble. 'Mad Men' también me gusta. Lo más importante es que los actores le pongan corazón y eso nosotros [los de la profesión] lo vemos en cero coma.

    ¿Vio la serie ‘Mental’? ¿Cómo se preparó el papel?

    Vi el primer capítulo pero 'Mentes en Shock' la adapta de una forma muy libre. Digamos que 'Mental' es mucho más blanca y nuestra serie es mucho más retorcida e intensa.  Y del personaje… Investigué todas las enfermedades que salían en la serie y aunque me salió un dossier enorme tuve bastante suerte. León no utiliza métodos convencionales y he podido crear libremente al margen de la típica imagen de psiquiatra. León se parece más a la medicina alternativa y los otros personajes te quitan el dolor de cabeza sin saber por qué te lo han quitado. Al final, he hecho lo que hago siempre. Parto de mí para construir algo que es distinto a mí. Buscas analogías, modificas gestos conscientemente y te centras en las cosas que se pueden parecer. En mi caso, tengo un hermano mellizo de serie [el ex concursante de 'Gran Hermano' Ángel Tous], así que no tengo problema.

    ¿Está cansado de que le pregunten por su hermano?

    Es que me preguntan muy poco. Pero me da  igual. Le quiero con locura y para mí mi hermano es lo que es León para Lola. Mi hermano soy yo mismo. Me siento muy orgulloso de él y si me preguntan por él bien está. Entiendo que haya gente que se interese.

    En compañía de Ruth Núñez, en 'Yo soy Bea' (Telecinco).

    Hablando de interés… ¿Se fija ahora más en lo mental? ¿Se ha vuelto hipocondriaco?

    No. Pero he aprendido a perderle el miedo a las enfermedades mentales. Esta clase de pacientes han sido muy maltratados en la historia. Han recibido descargas eléctricas, les han encerrado… Lo bueno de esta serie es que el espectador ve el punto de vista del paciente. Un tío que habla solo por la calle no está hablando solo. Está hablando con alguien, sólo que tú no le ves. En la película 'Una mente maravillosa', por ejemplo, está muy bien escenificado.

    ¿Qué diferencias hay entre 'Mentes en Shock’ y ‘Yo soy Bea’?

    Una es semanal y otra es diaria. Es como comparar a Dios con un gusano. Pero no hablo de calidad. Luego está la gente a la que va dirigida. Sólo porque 'Mentes en Shock' sea de Fox ya se va a ver más que cualquier otra serie.

    Pero con 'Yo soy Bea' también tenía la presión de la audiencia…

    Pero es distinto. Aquí te garantizas que haces los 13 capítulos. Y eso te da una continuidad y ayuda al diseño de producción, a los guionistas, a los actores… Eso no pasa en el ciclo frenético de rodar y emitir, donde existe el peligro de: "Potencia esto que ha funcionado en el último capítulo". Y creo que eso es un error porque no puedes hacer una canción que le guste a todo el mundo.

    En el piloto de 'Mentes en Shock', junto a Goya Toledo.

    ¿Las audiencias de ‘Yo soy Bea’ son ahora impensables?

    Totalmente. De 477 capítulos, 66 veces fuimos lo más visto del día. Era una locura.

    ¿Y se ha cansado de hacer series en España? ¿De tira diaria quizá?

    No. 'Mentes en Shock' es una serie española. Yo la considero así. De tira diaria va a pasar un tiempo... Si la hipoteca se me sube mucho…

    ¿Se quitará el sambenito de ser don Álvaro y se convertirá en el 'House' español?

    Nunca renegaré de 'Yo soy Bea' porque me lo dio todo. Y eso que era la serie número diez que hacía, más o menos. Haberla hecho te convierte en una referencia en muchos sitios. Hay que tener en cuenta que se adaptó en 70 países y que en todos triunfó. Y sobre lo de 'House'… A él no le importa el paciente y a León sí. Me encantaría ser el Chanquete dentro de diez años. No tengo ningún problema con don Álvaro. Y seguro que León va a ser otro punto de inflexión en mi carrera.

    Santiago Gimeno

    facebook Tweet
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top