Mi cuenta
    'Black Mirror', la controvertida miniserie británica de Charlie Brooker, verá la luz en España de la mano de TNT
    8 feb. 2012 a las 11:19

    La nueva ficción del creador de 'Dead Set' consta de tres episodios y será estrenada en nuestro país a finales del mes de abril.

    Estrenada en Gran Bretaña el pasado mes de diciembre, 'Black Mirror', la controvertida, polémica y a la vez aplaudida miniserie de Charlie Brooker ('Dead Set: Muerte en directo'), será emitida en España de la mano de TNT. La cadena ha anunciado el estreno de la ficción para finales del próximo mes de abril, aunque aún no ha se ha confirmado la fecha exacta. La primera y única temporada de la producción, que en Reino Unido fue emitida con éxito por Channel 4, consta de tres episodios independientes entre sí aunque con una premisa común: el papel que juegan las nuevas tecnologías en nuestras vidas en pleno siglo XXI.

    "Si la tecnología es una droga -y se siente como una droga-, entonces ¿cuáles son sus efectos secundarios? Este área, entre el placer y la incomodidad, es donde 'Black Mirror' está ambientada. El espejo negro al que se refiere el título es el que encontrarás en cada pared, cada mesa, cada palma de la mano: la fría y brillante pantalla de una televisión, un monitor o un smartphone". Así ha definido el propio Brooker la serie, que ha sido acogida con gran expectación por parte de público y crítica. La osadía del creador en su sátira sobre el mundo de las nuevas tecnologías ha sido tanto aplaudida como criticada por su forma de llevar hasta el extremo los límites del ser humano.

    El primer episodio de la serie, 'The National Anthem', arranca con que la princesa Sussanah, una joven princesa adorada por los ciudadanos de Gran Bretaña, ha sido secuestrada. Sus captores han grabado un vídeo con las instrucciones del rescate y lo han colgado directamente en el You Tube, de forma que éste da la vuelta al mundo en cuestión de unos minutos. ¿Sus indicaciones? Que la joven Sussanah será ejecutada en un número limitado de horas si el Primer Ministro británico no aparece en directo y en todos los canales por satélite y cable teniendo sexo con un cerdo.


    Alicia P. Ferreirós

    facebook Tweet
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top