Mi cuenta
    Contagio
    Críticas
    3,0
    Entretenida
    Contagio

    Apocalipsis en miniatura

    por Carlos Losilla
    'Contagio' podría considerarse el complemento perfecto de 'The Girlfriend Experience', la película anterior de Steven Soderbergh, por mucho que las diferencias entre ambas parezcan irreconciliables. En efecto, 'The Girlfriend...' era una producción de bajo presupuesto, uno de esos experimentos que de vez en cuando le gusta filmar a Soderbergh en las que parecen ser sus innumerables horas libres. 'Contagio', en cambio, se presenta como un gran tema adornado como película de género, en concreto de ciencia ficción, y con un elenco actoral de campanillas. 'The Grirlfriend...' observaba la crisis económica como la tapadera de una gran crisis de valores a través de la peripecia de una prostituta (interpretada por la actriz porno Sasha Grey) que quiere crear sus propios negocios. 'Contagio' se enfrenta a otro de los grandes miedos contemporáneos, las pandemias, con una estructura de historias entrecruzadas a partir de las cuales se atisba de nuevo la misma obsesión: el nuevo orden político como una conspiración destinada a socavar las relaciones humanas.

    En principio, la película puede parecer descoyuntada, superficial, inocua. Las historias se suceden como viñetas inacabadas y no hay personajes propiamente dichos, sino más bien esbozos y apuntes. Pronto descubrimos, sin embargo, que la estrategia de Soderbergh es precisamente esa: dibujar una circulación, una corriente de transmisiones -como el propio contagio-, que nos lleve de un personaje a otro, de una ciudad a otra, que rompa cualquier atisbo de hilo argumental a la manera clásica y se interese más bien por estar en el lugar adecuado y en el momento propicio, con el fin de captar un universo en descomposición, no sólo debida a una misteriosa epidemia que amenaza con colapsar el mundo entero, sino también a sus consecuencias: los organismos gubernamentales se muestran impotentes y por momentos ineficaces, los habitantes de la sociedad global se encierran en una privacidad paranoica, e incluso el que podría ser el héroe de la ficción, un periodista de Internet que investiga los intereses farmacéuticos que podrían ocultarse tras la trama, se revela un individuo mendaz y codicioso, sólo preocupado por convertirse en el dudoso protagonista de la catástrofe.

    Soderbergh renuncia a todo psicologismo, no crea empatías, se niega a la espectacularidad en favor de una narración audazmente elíptica, de ritmo trepidante cercano a una especie de trasposición fílmica del nuevo periodismo inventado por Tom Wolfe. Y ello le crea problemas, claro está, pues no siempre es posible mantener ese ritmo sin caer en ciertos agujeros negros, ni tampoco transformar una película de esta envergadura en un informe -en sus mejores momentos- tan terso y helado como el filo de una navaja. Cuando lo consigue, sin embargo, sabe convertir 'Contagio' en un artefacto extraño, a medio camino entre la superproducción y la crónica contemporánea, que crea una incertidumbre genuina en el espectador y que puede resultarle, en ocasiones, ciertamente molesto y provocador.

    Lo mejor: El atrevimiento de Soderbergh, agazapado tras una película de apariencia perfectamente comercial.

    Lo peor: Que no pueda llevar sus intenciones hasta el final.
    ¿Quieres leer más críticas?

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top