Mi cuenta
    Neds
    Críticas
    3,0
    Entretenida
    Neds

    Quinquis escoceses

    por Eulàlia Iglesias
    Al actor metido a director Peter Mullan se le podría considerar una especie de Ken Loach escocés que, con una misma sensibilidad social, carga sus films con mucha más rabia autobiográfica y con menos moralina política. Su tercer largometraje vuelve a tomar sus experiencias personales como base de un retrato de las bandas juveniles en el Glasgow de los setenta. Los neds del título serían el equivalente a los quinquis españoles: chavales de clase baja que huyen de hogares desestructurados y de la represión en las escuelas para refugiarse en la violencia callejera y en la pequeña delincuencia. Mullan se adentra en el fenómeno a través de un joven y aplicado estudiante que progresivamente se convierte en un violento ned a causa del clasismo escolar (no le permiten ir a la clase de los buenos estudiantes a pesar de que se lo merece), la discriminación social (la madre de un amigo de buena familia lo ahuyenta de la casa) y la violencia a la que le someten otros muchachos y su padre borracho.

    A pesar de adentrarse en un terreno conocido, Mullan consigue que 'Neds' transmita viveza, frescura y credibilidad gracias a unos personajes que huyen del arquetipo, la interpretación de los actores no profesionales y a evitar el trazo grueso a la hora de acercarse a situaciones dramáticas como el del castigo físico en las escuelas o el maltrato familiar.

    A favor: La alergia al dramatismo fácil.

    En contra: La duración y cierta sensación de dejà vu.
    ¿Quieres leer más críticas?

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top