Mi cuenta
    LOL
    Críticas
    2,0
    Pasable
    LOL

    Miley Cyrus hunde todavía más un 'remake' inservible

    por Daniel de Partearroyo
    Puede que sea excesivo cebarse con una película de tan marcado espíritu adolescente de usar y tirar como este pequeño drama de aprendizaje sentimental de desarrollo amable, aunque demasiado preocupado por enarbolar su contemporaneidad y resultar adecuado como vehículo para el lucimiento de su estrella, la actriz/cantante/fenómeno mediático Miley Cyrus. Pero ocurre que la directora y guionista Lisa Azuelos ya nos contó exactamente la misma historia hace unos pocos años, concretamente en 2008 con 'LOL (Laughing Out Loud)'. La francesa ha seguido la misma técnica que otros cineastas de fuera de Estados Unidos cuando Hollywood demuestra interés por rehacer una obra suya (al parecer, los subtítulos son un tributo muy difícil de exigir al espectador): tomar las riendas del proyecto y ofrecer una fotocopia milimétrica del guión y la puesta en escena. Como en 'El grito' (Takashi Shimizu, 2004) o en 'Funny Games' (Michael Haneke, 2007), todo permanece salvo el rostro y el idioma de los personajes. Por eso mismo, tanto aquellas películas como la 'LOL' que nos ocupa quizás deberían permanecer como simples productos de consumo interno, traducciones localistas de las que el mercado internacional no tiene necesidad si puede disfrutar de la obra original. No hay nada en 'LOL' (2012) que no se pueda encontrar en 'LOL' (2008) de forma más pura, efervescente y natural.

    Con los cambios geográficos imprescindibles (de París a Chicago, con viaje de fin de curso a París en vez de a Londres) y la misma canción de Keane de la película original, Azuelos vuelve a repetir su relato de (des)amor, relaciones materno-filiales y amistad duradera sin preocuparse demasiado por actualizar el uso de las tecnologías de comunicación entre sus personajes. Una veinteañera Miley Cyrus interpreta a la adolescente Lola con exceso de Lip Gloss y una carencia absoluta de la naturalidad de Christa Theret, mientras Demi Moore asume el rol de su madre divorciada (imposible no acordarse del gran trabajo previo de Sophie Marceau en el papel), tan funambulista como ella en la cuerda floja del sexo, la familia y el amor.

    Pese a la narración ágil y las subtramas hu(a)morísticas con las que la historia está aderezada, 'LOL' no deja de ser la misma teen movie romántica de siempre en la que la protagonista aprende tanto a naufragar como a levantarse con más fuerza ante los envites emocionales de la vida adulta. Precisamente el tipo de producto semi-manufacturado contra el que Azuelos, según ella misma, se rebeló al hacer 'LOL (Laughing Out Loud)' para que su hija adolescente no tuviera que ver siempre las mismas películas de filtro yanqui. Seguro que de sus discusiones a cuenta de esta dislocación de principios podría salir el guión de una buena secuela de aquélla...

    A favor: Mantiene la frescura de las situaciones planteadas por Azuelos y Ashley Hinshaw destaca en su subtrama.

    En contra: La inoperancia de Miley Cyrus y que ya hemos visto literalmente la misma historia mejor contada.
    ¿Quieres leer más críticas?

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top