Mi cuenta
    Blade Runner
    Nota media
    4,4
    857 notas
    ¿Tu opinión sobre Blade Runner ?

    33 Críticas del usuario

    5
    20 críticas
    4
    4 críticas
    3
    5 críticas
    2
    3 críticas
    1
    1 crítica
    0
    0 crítica
    Redrumcine
    Redrumcine

    Sigue sus publicaciones 318 usuarios Lee sus 64 críticas

    2,5
    Publicada el 7 de abril de 2015
    Blade Runner, la obra de culto, bueno, una de las obras de culto, de Ridley Scott, de 1982 y protagonizada por Harrison Ford, Rutger Hauer, Daryl Hanna, y Sean Young entre otros. Una obra cumbre en la ciencia ficción según muchos. Pues bien, una vez revisionada vayamos a por su crítica a pesar del peligro de que me lluevan algunos palos.

    Conozco la historia desde hace tiempo, la había visto hace muchos años y la verdad es que en su momento no me entusiasmó demasiado. Hace unas semanas volvieron a proyectarla en cines en alta definición, en V.O. subtitulada y quien puede resistirse a ver una de estas joyas en pantalla grande. Además hacía mucho que no la veía y quería entenderla mejor.
    Antes de nada, ya que es una película bastante conocida, cuya escena y monólogo final se ha visto y escuchado cientos de veces me tomaré la libertad de soltar spoilers cuando sea conveniente o lo crea necesario. Pero los iré señalando ¿ok?

    Pues bien, Blade Runner tiene puntos fuertes y puntos flacos. Empecemos por sus puntos fuertes

    Los que hacían ciencia ficción allá por el 82 tenían que currárselo, usar mucha imaginación y crear un futuro imaginario con sus propias manos. La ambientación de Blade Runner es un futuro oscuro, una tierra devastada, echada a perder por sus propios habitantes que buscan refugio en otros planetas está muy bien lograda. Esa maqueta inicial de la ciudad, la estética lograda, esa lluvia constante parecen la viva imagen de un planeta que llora y de la humanidad que ya parece dispuesta a la autodestrucción y no se cuida.

    El argumento también me resulta muy interesante.
    A continuación un breve resumen de la trama inicial: Debido a todo lo que acabo de exponer y ya que la vida en otros planetas tiene unas condiciones muy duras una empresa, la Tyrell corporation, crea robots con apariencia humana para desarrollar los trabajos en estas colonias que los humanos no pueden realizar. A estos se les llamará Replicantes, esclavos, muy superiores a los humanos y que por ello se les da una vida limitada de seis años. La creación nuevos modelos de replicantes hace que se vayan mejorando y estos llegan a desarrollar sentimientos idénticos a los humanos. Tras una rebelión los replicantes son desterrados de la tierra, y se crea una brigada policial especial que los persigue en caso de que regresen: Los Blade Runners.

    Así da comienzo la historia, con esto y con un grupo de 6 replicantes que se han amotinado en su colonia y han regresado a la tierra, por ello se encarga a Harrison Ford, un Blade Runner experimentado y de los mejores, que les de caza.

    Todo esto lo deberíamos ver con los ojos de aquellos que la vieron por primera vez en 1982, en pleno auge de la ciencia ficción y donde se empezaba a ver un futuro oscuro para la humanidad debido al las guerras y al armamento utilizado en ellas. Los objetos y tecnología de la película hoy en día resultan graciosos ya que está basada en el 2019 y dista mucho de la realidad, pero no dejaré de dar la enhorabuena a aquellas personas que juntaban objetos y creaban tecnología imposible por aquel entonces. Todos esperábamos los vehículos voladores de Regreso al futuro 2 en este 2015, pero Ridley S. ya los había imaginado para el 2019.

    El trasfondo moral está servido. ¿Es correcto, moral, crear máquinas, seres artificiales, para que hagan el trabajo que no podemos hacer, dotarles de recuerdos, de sentimientos y a la vez condenarlos a una breve vida escolarizándolos en el trabajo? esto es lo que podemos debatir y el mensaje moral que intenta transmitir la película, plasmado en el espléndido monólogo final.

    Ahora vayamos con sus puntos flojos:

    Recuerdo que vi un reportaje sobre esta película en el que contaban la anécdota de que los productores al ver la película por primera vez no la querían proyectar, y preguntaron que qué era eso, que parecía que todo el mundo en la película va drogado, y en mi opinión esa apreciación es cierta.

    Se habla de que el rodaje estuvo lleno de contratiempos, de mal rollo entre los actores, malas relaciones laborales, problemas con la producción, problemas con la banda sonora de Vangelis, incluso problemas con la post producción lo que ha llevado a la creación de siete versiones de esta misma película, lo cual da la sensación de que no saben muy bien por donde cogerla o como plantearla.

    Siempre me ha gustado Harrison Ford, pero en esta película... parece que tiene horchata en las venas. spoiler: No da la sensación de ser un excelente Blade Runner ya que no es que se le de excesivamente bien acabar con ellos. No es fuerte, ni especialmente avispado, sufre lo que parece ser una crisis existencial y no sabes el motivo, y además es vapuleado constantemente por los replicantes y si no muere en la película es porque o bien le salvan el culo o porque muere por caducidad el replicante que intenta matarlo.


    La preciosa Sean Young también permanece inexpresiva en toda la película. En cambio Rutger Hauer es todo lo contrario, parece espitoso, loco, mentalmente inestable, con algunas idas de olla considerables. Pero debo admitir que esto último es lo que le da un poco de vidilla al film y la suya es la actuación más destacable, así como es genial monólogo final y lo que transmite en él. spoiler: Curiosamente la idea de la paloma y algunas frases de este monologo no estaban en el guión y fueron improvisación del propio Hauer, como la frase “Todas esas cosas se perderán en el tiempo, como lágrimas en la lluvia”.


    El guión que se plantea muy interesante de inicio se vuelve lento y un tanto tedioso así como avanza la trama. La oscuridad del film, el ánimo de los personajes hacen que el espectador caiga en una depresión y (por lo menos yo) me cae el ánimo por los suelos.

    spoiler: Sobre el eterno debate de su Harrison es o no un replicante yo no he encontrado ningún indicio de que sí lo sea. ¿el sueño del unicornio? quizás, no se, pero si es un replicante es bastante mediocre como tal visto lo que pueden hacer los demás. Es mi punto de vista, claro está.


    Curiosamente Blade runner fue un fiasco de taquilla cuando se estrenó en cines, pero ha ido consiguiendo fans poco a poco hasta convertirse en una auténtica obra de culto de la ciencia ficción para muchos. Entiendo la originalidad, el duro trabajo y las horas dedicadas al esta película, pero para mi le falla el pulso narrativo y que el personaje protagonista espabile un poco ya que el peso de la historia recae sobre Hauer.

    Espero no me odiéis por decir algunas de estas cosas y me perdonéis si algunos ahora ponen el grito en el cielo, pero como en cierta ocasión me dijo un amigo mío "Blade Runner es una película sobrevalorada".

    Así pues espero vuestras opiniones, comentarios o reproches, pero no seáis muy duros, esta es simplemente mi opinión.
    angel-bellamy
    angel-bellamy

    Sigue sus publicaciones 19 usuarios Lee sus 22 críticas

    2,5
    Publicada el 3 de noviembre de 2012
    La leyenda deja mucho que desear, es una película muy larga y muy lenta para contar tan poca cosa y profundizar tan poco en los personajes.
    La historia es buena y podría haber dado más de si, a mi quitando la escena final, poco me a gustado, y soy amante de la ciencia ficción pero creo que esta peli esta sobrevalorada.
    Harrison ford esta horrible, creo que es su peor actuación que yo haya visto.
    He de decir que lo que me a impresionado es la ambientación que es espectacular, teniendo en cuenta el año en que se hizo la peli, la música también es épica.
    En definitiva muy buenos ingredientes, para que después se te quede cruda en él horno.
    David Filme
    David Filme

    Sigue sus publicaciones 9.892 usuarios Lee sus 234 críticas

    4,0
    Publicada el 8 de febrero de 2020
    "Blade Runner" es uno de los grandes filmes de ciencia ficción de todos los tiempos, considerada una película de culto. Los Ángeles, año 2019. La compañía Tyrell ha fabricado humanos artificiales a los que llaman “replicantes”, destinados a trabajos peligrosos y una suerte de esclavos en las colonias exteriores a la Tierra. Declarados ilegales tras un incidente, uno de estos últimos cuatro replicantes asesina a un Bladerunner, policía que persigue y destruye replicantes, obligando a un retirado Bladerunner, Rick Deckard, a regresar y unirse a la caza de los últimos replicantes. No cabe la menor duda de que no es una película simple. Su trama, oscura, confusa por momentos, no tiene el desarrollo que una cinta de acción normalmente tiene y este hecho haría que en su estreno recibiera críticas mixtas para luego ser ampliamente aclamada. Y es que ciertamente combina elementos de cine negro con aristas dramáticas y filosóficas bastante fuertes, así como su fuerte esencia decadente muy en la línea de postmodernismo, que los críticos de cine llamaron Cyberpunk. Posee, además, un contexto del drama clásico griego y aborda cuestiones como la hibris, concepto helénico sobre intentos de trangresión de límites impuestos por las divinidades a los hombres.

    Ridley Scott presenta un futuro distópico con altas tensiones temporales entre pasado, presente y futuro, a partir de la referencia literaria, el simbolismo religioso, los ya mencionados temas dramáticos clásicos en un contexto negro hasta las implicaciones futuras de la tecnología en la sociedad de consumo y la sociedad humana. Esta particular y tensa combinación nos llevará a identificar un ambiente de paranoia tal que el espectador verá reflejado en un sistema controlador y vigilante, que utiliza la tecnología para asegurar su poder sobre el individuo. No obstante, esto no se queda sólo en ello y profundiza en la deshumanización del hombre. En un afán de llevar la ingenieria genética a alturas insospechadas, la ciencia se ha dado maña de cumplir un papel divino, creando “replicantes” humanos que no son humanos, con mayor agilidad y fuerza física, pero que carecen de respuestas emocionales y de alma. De esta forma, la tecnología que permite experimentar avances inimaginables, paradójicamente supone una progresiva decadencia emocional y existencial sobre lo que significa ser humano, en especial cuando la creación de estos androides no representa en realidad una solución perfecta para las circunstancias de supervivencia, convirtiéndose más bien en un peligro, al no poder diferenciarse de sus creaciones.

    Sin embargo, hay una cuestión profundamente atrapante que logra envolver al espectador. El film aborda de forma contundente y, en varios casos, conmovedora la conciencia de la naturaleza humana y una hipotética pérdida de ella, que se retratará, primero, con la aplicación de la prueba Voight-Kampff que permite comprobar si el evaluado es humano o replicante por medio de su empata. Segundo, en la frágil figura de la bella Rachel cuando se entera de que en realidad no es humana sino una replicante experimental y sus recuerdos han sido implantados. Y tercero, incluso, el villano Roy, que decidiendo salvar a Deckard y consciente de su final, reflexiona y relata con elocuencia sobre los momentos de su vida en un monólogo: "Es toda una experiencia vivir con miedo, ¿verdad? Eso es lo que significa ser esclavo…Todos esos momentos se perderán en el tiempo, como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir". Reflexión que se complementará con las conclusiones de Deckard, preguntándose porque Roy decide salvarlo, si en esos últimos momentos el replicante amaba la vida más que nunca, la suya y la de todos, y si en el fondo Roy buscaba las mismas respuestas que todos, sobre de dónde venimos, adónde vamos y cuánto tiempo nos queda, lo que lo convertía finalmente en un ser humano.

    Las actuaciones son inmejorables, el reparto estelar está encabezado por Harrison Ford, Rutger Hauer y Sean Young. Ford que buscaba ese papel dramático y en el film consigue interpretar efectivamente al ex Bladerunner que regresa para acabar definitivamente con la amenaza replicante y termina cuestionando seriamente los principios filosóficos humanos y los de su profesión. Por su parte, Hauer interpreta, en mi opinión, el mejor papel de la cinta, como Roy, violento líder de los replicantes, cuyo principalmente objetivo, lo sabremos después, es cuestionar la realidad para la cual fue construido. La joven Sean Young encarna a Rachel, secretaria de Tyrell, la empresa responsable de la fabricación de los replicantes y que ahora busca eliminarlos, una chica dulce y frágil que no está preparada para enfrentarse a su verdadera naturaleza. El reparto secundario está conformado por Edward James Olmos como Gaff, facilitador de Deckard para llegar a Tyrell. Daryl Hannah como Pris, peligrosa replicante que suele seducir a los Bladerunner para acabar con ellos. Brion James encarna a León, replicante de inteligencia intuitiva, que tiene por las cuerdas a sus persecutores. Mike Emmet Walsh como el capitán Bryant, antiguo jefe de Deckard y que le pide que regrese. Joe Turkel como el Dr. Holden, científico y magnate de la tecnología, que encabeza Tyrell. James Hong como el genetista Chew. William Sanderson como J.F. Sebastian, creador de juguetes robots. Y Joanna Cassidy como la replicante Zhora, mujer dura que le ha tocado vivir lo peor de la humanidad.

    En definitiva, un ensayo sobre la condición humana y sobre sus eternas preguntas filosóficas. Sus imágenes te embriagarán sin remedio acompañadas de unos efectos especiales magníficos, una realización técnica brillante. Sigue siendo uno de los mejores filmes de ciencia ficción con la mejor dirección artística y visualmente más excepcional de la historia del cine. Esta película es un resumen del problema existencial que acosa el pensamiento humano, con un argumento tan poderoso y poético que por eso nos es tan fácil comprender.
    joseavellanal
    joseavellanal

    Sigue sus publicaciones 2 usuarios Lee sus 7 críticas

    4,5
    Publicada el 18 de septiembre de 2012
    Grandiosa pel�cula, un cl�sico de ciencia ficci�n que no me canso de ver. Ridley Scott firma aqu� una de sus mejores pel�culas, considerada obra maestra.
    Tony Montana
    Tony Montana

    Sigue sus publicaciones 893 usuarios Lee sus 84 críticas

    4,0
    Publicada el 23 de mayo de 2015
    Es la mejor película de ciencia ficción de los años ochenta, la interpretación de Rutger Hauer y Daryl Hannah le dieron gran popularidad.
    cinecritico
    cinecritico

    Sigue sus publicaciones 36.465 usuarios Lee sus 340 críticas

    5,0
    Publicada el 25 de abril de 2018
    "blade runner es la mejor película de ciencia ficcion de toda la historia de el cine, fascinante película. Le vamos a dar 5 estrellas, obra maestra".
    Guille L.
    Guille L.

    Sigue sus publicaciones 141 usuarios Lee sus 47 críticas

    5,0
    Publicada el 12 de marzo de 2019
    Mi película favorita. Película de culto y la mejor de Cyberpunk. Me interesa muchísimo la historia, el tema de los androides en ese futuro distopico y el ambiente Cyberpunk siempre me ha llamado la atención en el cine. Hacen falta más películas así de este estilo. El ritmo de la película es tal como debe ser, lenta, hay que saber disfrutarla y también depende de los gustos. Para algunos será aburrida, pero para otros es algo interesante. Cuando conocí esta película pues me obsesioné. Me sentí muy atraído por esta película de los 80, y hasta que un día se convirtió en mi película favorita de todos los tiempos. Nunca he subestimado esta película. Y Rick Deckard uno de mis personajes favoritos del cine. También muy bueno Roy Batty y el resto de personajes y el elenco. De lo mejor de Ridley Scott. Gracias por la existencia de esta película. Fue la película que me hizo meterme en este mundo del cine.

    Todos estos momentos se perderán en el tiempo, como lágrimas en la lluvia.
    Oskar C.
    Oskar C.

    Sigue sus publicaciones 86 usuarios Lee sus 37 críticas

    5,0
    Publicada el 18 de marzo de 2014
    Hoy en día, las palabras cyberpunk, clon, ingeniería genética, replicante o globalización nos suenan actuales e incluso alguna de ellas hasta pasada de moda. Somos hijos de la tecnología, vivimos rodeados de artilugios que nos facilitan la vida. Redes sociales que nos comunican de forma global con cualquier parte del mundo, estamos conectados a todos desde nuestro aislamiento personal, la gran paradoja. Palabras como twitter, wikileaks, community manager, wifi, Ipod, tablet, SmartTV...ya pertenecen a nuestro ADN, nos hacen partícipes de que el futuro no lo imaginamos, ya está aquí. Somos afortunados en parte al creer que toda esta tecnología nos protege, nos resguarda y vela por nosotros.
    Cuando realmente no somos más que una parte del complejo engranaje en el que estamos sometidos. Una tecnología que nos protege para que otros nos vigilen; nos resguarda para que otros nos dominen; nos cuidan para ser realmente manipulados. En 1982, una película avanzó todo esto. Nos mostró un futuro que no dista mucho de nuestro presente. Nos advirtió. Pero sobre todo nos maravilló. Bienvenidos a 'Blade Runner'.

    Estamos ante una de las películas mas influyentes de todos los tiempos. Sin duda alguna, hay un antes y un después del estreno de 'Blade runner'. El cine en general, el de ciencia ficción en particular, deben un respeto sin medias tintas hacia el título que abrió las puertas a un futuro tan real que a día de hoy aún no se ha vuelto a filmar nada que se parezca. En veracidad, crudeza, simbolismos, en cualquier aspecto que la película tocó, nadie antes había plasmado una visión del futuro del modo en que lo hizo Ridley Scott. Tras ella, se han rodado otras visiones del futuro, pero siempre han tenido como referente el universo creado aquí.

    Un guión que combina una densa trama, personajes ambiguos, oscuros. Un futuro que mezcla lo peor de la humanidad con los avances más impresionantes (como los días de hoy). Una historia sencilla a priori. Marcada a fuego como una película de cine negro, tiene todos los tópicos del cine de los años 40. Un antihéroe descreído, una mujer fatal con secretos ocultos, un villano que juega a ser dios, unos sicarios con pretensiones más allá de su comprensión, una atmósfera pesada, recurrente como una pesadilla. Lluvia, mucha lluvia. Toda la película muestra una eterna noche que no acaba, con un testigo omnipresente, la lluvia. Quizás lluvia ácida debido a los excesos cometidos por el hombre. Nunca limpia las calles, calles con miles de recovecos, saturadas de masas de población que reflejan una globalización que supera los límites que cualquier ciudad puede soportar. La ciudad de Los Ángeles se dibuja como una mastodóntica urbe que engulle al espectador. La imagen del ojo que se maravilla ante la ciudad es el mayor símbolo de lo que vamos a presenciar. Un intento del hombre por absorber las maravillas que ha creado.

    Rick Deckard (Harrison Ford) vaga por calles que recuerdan los suburbios más tenebrosos de un mal sueño. Sale a la caza de aquellos que pretenden igualarse al hombre. Máquinas que nos facilitan la vida se han rebelado. Él es la llave para detenerlos. Quizás es algo más que un método para atrapar a esas máquinas. Su desengaño es latente todo el film. Nos empuja en su persecución implacable, sin respiro, sin marcha atrás. Hombre y máquina enfrentados por descubrir la verdad. Una verdad impuesta. Sueños que se mezclan con la realidad. Recuerdos implantados, deseos. Hay tanta información, tantos matices en 'Blade runner' que cualquier conclusión que se saque es válida.

    Scott tiene en este film su canto del cisne. Es su cénit como director. Nunca más volvió a rodar algo tan personal, tan perfecto. Un disfrute para los sentidos. Una obra que encoge cualquier comparación. La mezcla genial de imágenes, música, montaje e imaginación puestas para el deleite del espectador. Unos actores en estado de gracia. Rutger Hauer (Batty) está enorme, cada aparición suya se come la pantalla. Un tigre con ansias de libertad que hace volar a la película a un nivel superior. Una frágil Daryl Hanna (Pris) que empatiza desde un primer momento. Unos secundarios de lujo que esparcen su buen hacer a lo largo del metraje (Edward James Olmos como el inspector Gaff es asombroso).

    Vangelis creó una banda sonora tan genuina que arrastra al público en su persecución junto a Deckard. Unos sonidos que van más allá de la primera lectura que podemos hacer del film. Temas íntimos que remarcan aún más la penumbra de la atmósfera. Lo envuelve en una neblina que hace dudar al personaje. Fusiona el pesar con la incertidumbre. Realidad o recuerdo impuesto. Los efectos especiales son puestos a beneficio de la historia, no recurren a ellos para contar una trama, sino que forman parte del conjunto sin que pesen, pero siempre fascinando por su veracidad.

    La visión del futuro vista por máquinas. Uno puede elegir la interpretación que más se adapte a su modo de pensar. Es lo imperfecto de esta película, a la vez que su mejor virtud. Tal vez lo vemos no es sino aquello que deseamos que suceda. Intentamos escapar de la noche, al igual que Deckard, deseamos acabar la misión. Detener el peligro que suponen esas máquinas que pretenden ser hombres. ¿Cómo detener a una maquina tan perfecta? ¿Con otra máquina quizás?

    Harrison Ford nunca acabó satisfecho con el resultado final del film. Eso dicen. Pero debe más a esta película que a ninguna otra. Su personaje de Rick Deckard está por encima de la popularidad de su Han Solo, su canalla Indiana Jones o su perfecto galán que siempre encaja bien los golpes.
    Tal vez por eso mismo, Ridley Scott hizo varias versiones de 'Blade runner'. Para contentar a unos y a otros. Distintos modos de ver la película. En unas, la voz en off de Deckard acompaña las imágenes de un modo que recuerda a ese cine negro tan puro. En otras, veremos los sueños que el propio Deckard tiene. Unos sueños que explican de una manera perfecta el ambiguo final que vemos en la versión original. Una figura de papel que representa a un unicornio.

    Quizás el final, con la explosión que nuestros ojos sienten al ver por primera vez la luz del día en el film, sea una forma de apaciguar al público con un mensaje en apariencia feliz. Demasiado amable tras haber presenciado unos hechos que han encogido el alma. Cuando Batty (jefe de los replicantes perseguidos) expone en unas frases su sentir, su modo de creerse hombre, su dualidad como máquina y ser pensante, es ese momento cuando conocemos de verdad el mensaje real de 'Blade runner'. Para aquellos que aún no hayan visto este prodigio de cine sólo una recomendación: disfrutad.
    Antonio Fdx
    Antonio Fdx

    Sigue sus publicaciones 34 usuarios Lee sus 152 críticas

    5,0
    Publicada el 24 de agosto de 2021
    Una película de culto elevada a mito... Mi película preferida.

    Para mi escribir una crítica sobre esta película me es tremendamente difícil. Es mi película preferida. Una cinta que la he visto decenas de veces y además en cada uno de sus 3 versiones ( que yo conozca). Por lo que me es muy dificil realizar una crítica nimiamente objetiva.

    Es una cinta genial en todo. Es maravillosa desde un punto de vista de realización, porque presenta un mundo apocalíptico y futurista pero real, creíble y autentico. Nada de esas películas de futuros distópicos que no se las cree ni el que la hizo.

    Desde el 1º plano, fotográficamente, hasta casi el último es una obra maestra.

    Las interpretaciones son extraordinarias porque dentro de ese mundo, conviven personajes que son de carne y hueso, mas humanos que los humanos, y en donde los "pellejudos" parecen personas con miedos y angustias que padecemos todos los humanos.

    Su guión es profundo, impresionante, cuenta una historia que esta cerca de la búsqueda de la identidad del hombre a través de un viaje interior y otro exterior hacia el reencuentro con el creador. ¿ que ser humano con consciencia no se ha preguntado para que estamos aquí? de que sirve su existencia en el mundo? porque tenemos que morir? que pasará con nuestro legado cuando nos hayamos ido...? dejaremos realmente un legado o simplemente seremos un recuerdo que se pierde "como lagrimas en la lluvia"? Y ademas tiene ese monologo final que rompe esquemas y le da una transcendencia y cierta pretenciosidad que hace que el film pretenda llegar al "alma del espectador"

    En fin, no se puede decir que es una simple película policíaca de cine negro en la que un policía "mata y mata" en un futuro mas o menos plausible. Eso seria ser sumamente simplista.

    Sus efectos especiales y su ambientación han inspirado a decenas de películas posteriores....

    Su música es la compuesta por Vangelis, en lo que puede ser una de las mejores Bandas Sonoras de todos los tiempos.

    Y para elevarla a película de culto o mito, no tuvo éxito en taquilla pero si en la memoria colectiva posterior de un gran numero de gente que ama la ciencia ficción y la ve como un género con entidad propia y profundidad.

    Como he dicho, no puedo ser objetivo. Pero al menos aquí queda mi aportación y crítica a esta película para aquellos que la entiendan de una forma parecida a la mía.
    kogabulator
    kogabulator

    Sigue sus publicaciones 9 usuarios Lee sus 14 críticas

    5,0
    Publicada el 27 de junio de 2010
    Sin duda la mejor película de ciencia ficción de la historia. Es de esas pelis que ves una y otra vez y siempre descubres algo nuevo. Banda sonora de Vangelis espectacular. Imprescindible verla.
    ¿Quieres leer más críticas?
    Back to Top