Mi cuenta
    El amigo de mi hermana
    Críticas
    3,0
    Entretenida
    El amigo de mi hermana

    Culebrón deshidratado apto para veganos

    por Nestor Hidalgo
    Lynn Shelton es una presencia habitual en el Festival de Sundance y representante de la generación de cineastas norteamericanos formados fuera de Hollywood y al margen de los estilemas del cine indie, aquellos que dieron a luz el llamado mumblecore —'We Go Way Back' (2006), 'Humpday' (2009)—, pero que con el cambio de década se han ido introduciendo poco a poco en ligas más industriales sin perder los rasgos de personalidad que les caracterizaban. Básicamente, eso es 'El amigo de mi hermana': el desembarco de Lynn Shelton en el ecosistema indie y los repartos reconocibles (Emily Blunt, Mark Duplass, Rosemarie DeWitt). Afortunadamente, la directora parece no haber tenido que realizar ninguna concesión como peaje para el salto.

    Los diálogos naturalistas (algunos más afortunados que otros) y la limitación de espacios (la mayor parte de la película tiene lugar en una casa de montaña del estado de Washington) siguen siendo las materias primas preferidas de Shelton, que en su última película pega un decepcionante viraje argumental hacia el culebrón sentimental con un triángulo amoroso entre amigos, hermanas y fantasmas del pasado que haría las delicias de todo entusiasta del folletín. Porque 'El amigo de mi hermana' es básicamente un capítulo de culebrón; pretendidamente maduro, seco y deshidratado, pero culebrón al fin y al cabo, con sus mismos puntos de giro y cabriolas confesionales.

    A favor: Las secuencias nocturnas de diálogos susurrados entre Emily Blunt (la mejor intérprete del trío con diferencia) y los otros dos personajes.

    En contra: La resolución da bastante vergüenza ajena por previsible y tópica.
    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top