Mi cuenta
    El rey de Canfranc
    Críticas
    2,5
    Regular
    El rey de Canfranc

    Recuerdos de la estación fantasma

    por Eulàlia Iglesias

    La estación de Canfranc es el edificio abandonado más fascinante de toda España. No hay ninguna otra construcción fantasma que aúne al mismo tiempo su bagaje histórico (fue la estación que conectaba España y Francia por los Pirineos aragoneses), su bella arquitectura y su espectacular emplazamiento, encajonada en toda su longitud entre las montañas. Los realizadores Manuel Priede y José Antonio Blanco han rescatado de las muchas historias que aquí tuvieron lugar una  particularmente fascinante: la del jefe de aduanas francés Albert Le Lay, que durante la Segunda Guerra Mundial colaboró con la resistencia y ayudó a “pasar” a muchos refugiados que huían de la ocupación nazi en el sur de Francia. Hay en este documental un innegable trabajo de investigación: sus responsables se han sumergido en archivos, han buscado testimonios de primera mano (los hijos del protagonista, los responsables del restaurante, incluso maquis y refugiados de la época, alguno tan mayor que no sobrevivió al estreno del film) y han recabado toda la información disponible. Desde este punto de vista, es impecable la reconstrucción de la historia de Albert Le Lay que han elaborado y la importancia que Canfranc juega en ella.


    Más cuestionables son, en cambio, algunas de las opciones que han tomado en la puesta en escena. La historia de Le Lay es, como se dice vulgarmente, “muy de película”: podría haber dado cuerpo a cualquier film de Hollywood rodado para exaltar la resistencia de un héroe cotidiano ante los nazis. Y los responsables de 'El rey de Canfranc' han querido transmitir esta idea desde la vertiente más pobre de la ficción. Por un lado recurren a esas dramatizaciones tan habituales en los documentales históricos televisivos para recrear algunos acontecimientos.

    Por otro, incorporan la voz en off de un actor como si fuera el propio Le Lay quien narra los hechos en primera persona. Y a pesar de que se nota su fascinación por Canfranc, tampoco aprovechan todo el potencial de una localización semejante. Les ha quedado una película demasiado ordinaria para una historia y un emplazamiento extraordinarios.

    A favor: la localización y algunos testimonios.

    En contra: la voz en off.

    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top