Mi cuenta
    La habitación
    Nota media
    4,2
    705 notas incluyendo 31 críticas
    distribución de 31 críticas por nota
    8 críticas
    17 críticas
    5 críticas
    0 crítica
    1 crítica
    0 crítica
    ¿Tu opinión sobre La habitación ?

    31 críticas de usuarios

    javier s.
    javier s.

    Sigue sus publicaciones 58 usuarios Lee sus 37 críticas

    4,5
    Publicada el 27 de noviembre de 2016
    Maravilla de película. La primera parte es insuperable, reflejando el día a día de una madre y su hijo secuestrados en una habitación. Al cumplir el niño cinco años, la madre cambia su actitud, y le empieza a contar que el mundo no se reduce a esa habitación, y que tiene que ayudarla a escapar de allí. En la segunda parte refleja muy bien la dura adaptación de los dos al mundo real, y que la capacidad de los niños es mucho mayor que la de los adultos. Los dos protagonistas hacen un gran papel, con especial atención al niño, que debía tener en torno a 7 o 8 años cuando la hizo, y que actúa de forma absolutamente natural. Pequeña película en presupuesto, pero GRAN PELÍCULA. He visto todas las candidatas, y yo le daría el Oscar a la mejor película, porque soy un iluso.....
    serbli
    serbli

    Sigue sus publicaciones 2538 usuarios Lee sus 130 críticas

    5,0
    Publicada el 4 de marzo de 2016
    Asombrosa. Una obra maestra que te hace sufrir por la escoria humana, te hace reír y hasta emocionarte y llorar.
    Creo que lo tiene todo.
    Brie Larson con un merecidisimo Óscar y Jacob Tremblay, la joya de la película, que debería haber arrasado en todos los premios porque con lo pequeño que es nos regala una interpretación única.

    Es una pena que a lo largo del año no podamos disfrutar de más películas como Carol o Room.
    David Filme
    David Filme

    Sigue sus publicaciones 8045 usuarios Lee sus 227 críticas

    5,0
    Publicada el 11 de octubre de 2020
    "La Habitación" es un brillante y conmovedor drama, dirigido por Lenny Abrahamson, basada en la novela homónima Room (2010) de Emma Donoghue, y protagonizada por Brie Larson y Jacob Tremblay. El film, nos habla de la relación de una madre y un hijo, de sus penurias y sus alegrías, de sus sensaciones y pasiones. Pero todo en el entorno de una habitación, en la oscuridad y claustrofobia de cuatro paredes con sólo una pequeña claraboya en el techo. Esta habitación es "todo" el mundo que conoce el niño. Esta habitación es la cárcel de esa madre encerrada, secuestrada allí durante los últimos años, precisamente el tiempo de vida de su hijo. Es una delicia de película, es como hacer de un guión una experiencia cinematográfica de gran calado. es una cinta angustiosa, pero lo es tanto entre las cuatro paredes como fuera de las mismas. Es agobiante en ambos ambientes, desesperante en muchas escenas que te gustaría parar y no vivir. La historia es contada desde el punto de vista de Jack, que no comprende lo que ocurre, su inocencia es dolorosamente conmovedora. Relata hechos tan crudos como tener que introducirse en un armario cuando "El viejo Nick", como llaman al captor, viene cada noche a violar a su madre. Sus reflexiones infantiles sobre la vida resultan desgarradoramente reales.

    Jack es alegre, valiente, saludable y enérgico, gracias a su madre. Es él quien la mantiene con vida y alimenta su esperanza, ella sumida en una lógica y creciente angustia, quien día a día, entre actividades rutinarias e historias fantásticas, intenta darle un soplo de alegría a la vida de Jack, el que, aunque desconoce las razones de su aislamiento, poco le importan ya que también desconoce la vida real que hay al otro lado de la puerta. Joy aprendió a ser madre durante el encierro, por lo que tampoco entiende su rol desde la psicología, sí desde la pasión y la desesperación. Esto la convierte en una madre imperfecta que también cae en desesperos y momentos de poca lucidez, lo que nos saca del confort como espectador, en una absoluta genialidad por parte de la actriz y el trabajado guión, que dibujan a una madre que vive en una dicotomía constante entre el control y la locura. La química entre ambos actores conmueve gracias a Jacob y al inconmensurable trabajo de Brie Larson, con un personaje cargado de dolor pero contenido ante la inocencia de su hijo. Una interpretación desbordante que detona en la segunda mitad del film, donde tenemos una nueva historia sobre adaptación, relaciones y redescubrimientos personales.

    Sin embargo, hay que hablar de este filme, de acuerdo a dos partes muy bien marcadas. La primera es un derroche de creatividad encerrada en una habitación de mínimas proporciones. La cámara juega con el niño y muestra una historia trágica como un parque de juegos, de acuerdo a su mente. Siempre buscando ángulos y momentos oportunos para alimentar la trama, es capaz de rodear sensaciones al borde del sufrimiento y transformarlas en algo atractivo de contar. La segunda parte viene de un mini clímax con bastante emoción, dando paso a un esfuerzo por desenvolver los conflictos psicológicos que atraviesan los involucrados. La cinta se logra mantener por actuaciones de mucha profesionalidad, diálogos bien empleados y una edición más que acertada. La música además resulta un acento especial en momentos claves y de transición. El guión fue adaptado por Emma Donoghue, la misma autora del libro, y que consigue con cada frase transmitir la dureza de la situación, logrando captar el espíritu de la historia en una excelente labor. Realidad y ficción de un mundo compiten frente a la visión infantil y adulta de una catástrofe. Además se pone en tela de juicio el papel del progenitor; aquel que es padre biológico o padre por encargo y voluntad. Todo esto moldeado por la mente de un director cuyo trabajo sabe hacer y ejecutar.

    Las actuaciones son sublimes, un elenco de actores, madre mía qué actores... Brie Larson haciendo de madre coraje extraordinaria, papel que le sirvió para quedarse con el Oscar a Mejor Actriz. Jacob Tremblay como Jack es una de las más fabulosas actuaciones infantiles que recuerdo en la historia del cine. Además teniendo en cuenta la tenebrosa y oscura temática de la película, imposible de ser entendida por un niño de esa edad, hace que la dirección de Jack, buscando que muestre toda la catarata de emociones que nos ofrece sea un trabajo digno de admirar, ya que habrán tenido que logras esas reacciones buscando estímulos indirectos, que en el montaje final están perfectamente integrados en la trama. Jack es un héroe con mayúsculas. Salva a su madre la vida al menos en tres ocasiones, al nacer, otorgándole toda la fuerza vital para sobrevivir al horror, dando fin a la tragedia consiguiendo escapar y quizás la más importante, salvando a la madre de la enfermedad mental que le lleva al intento de suicidio, tras la incapacidad de adaptación a su nueva vida, en apariencia feliz y confortable, pero adentrándose en una mente a la fuerza dañada por la experiencia trágica vivida, una mujer incapaz de afrontar la nueva realidad.

    En definitiva, una película brillante a nivel de guión, producción y actuaciones. No deja ni un solo cabo suelto, el principio y el final conectan con un solo click y es que para poder sobrevivir, a veces hay que mirar al pasado. Es desagradable por mostrar la humillación humana, la maldad y el extravío de ésta infame criatura que se hace llamar hombre. Cine para desamparados, testimonio de un horror urbano indescriptible en los mundos “civilizados” donde uno supone que la sociedad está varios escalones por encima del llamado “tercer mundo” degradado. Lenny Abrahamson nos demuestra a los admiradores del séptimo arte que no es necesario grandes medios, grandes presupuestos, grandes espacios exteriores para elaborar un producto que te angustia, te agobia, te desespera, te lleva a límites a los que realmente no querías llegar, te martiriza.
    Lourdes L.
    Lourdes L.

    Sigue sus publicaciones 81925 usuarios Lee sus 920 críticas

    3,5
    Publicada el 7 de marzo de 2016
    Sin escape, aún estando fuera.

    La historia sencilla y cómoda no es, la cojas por donde puedas te va a impactar, sobresaltar y enmudecer, y eso es el mínimo sentimiento que se puede esperar nazca de ti pues abruma, conmueve, rompe y estremece entre un montón de impresiones más imposibles de evitar o apartar; demoledor relato, de agónico planteamiento, que no pierde su miedo y claustrofobia aunque el espacio se amplíe pues, si la primera parte es espeluznante y diabólica por la situación desesperada que ofrece y esa increíble supervivencia sobrellevada, no deja dicho resquemor, inquietud ni congoja en esa apertura al mundo real, donde las habitaciones se multiplican y llenan de gente desconocida y cosas inabarcables.
    Es una aplastante evolución de quien perdió su vida y volvió a encontrar esperanza al secuestrar la de su retoño nacido, una amarga liberación que traerá un complicado proceso donde las sensaciones se confunden y las emociones se disparan, todo desde los ojos de un inocente crío de cinco años que cambia su pequeño habitáculo, seguro y cotidiano, por la inmensidad impenetrable de todo a su alcance, gracias a la apertura de una simple puerta.
    Ya no hay más magia, ni más cuentos, ni más invenciones ni engaños, la realidad asalta y hay que amoldarse, como se pueda, a ella; inesperada situación de tensión, estrés, incertidumbre y angustia ante esa nueva lucha por la adaptación y por descubrir su sitio en ese abrupto presente, sin carcelero ni cerrojos, excepto el de ellos mismos.
    Y mientras tanto tú les acompañas en su sufrimiento, desconsuelo, pequeñas alegrías, temores, invenciones y combate masivo con lo que traiga el día, sin perder un ápice de nada, absorbiendo cada paso con reflexión doliente, sin casi respirar para no perder detalle, sin emitir sonido, para que sean sus limitadas voces las protagonistas, y sin parpadear para no dejar de mirar, escuchar, apreciar y valorar esa incógnita compulsiva que es la vida de este chico desde que ha nacido.
    Porque “mamá, ya tengo 5” años de fantasía inventada como escape a una horrenda y aprisionada situación, que se evapora ante el heroísmo y pavor de un pequeño que, sencillamente hace caso a su madre, pues “tú me salvaste” y creaste esa salida a paraíso, nunca más ficticio, donde todo está por saber y conocer, por vivir y experimentar, donde el asombro, desasosiego, alarma y confusión darán paso a un natural manejo de quien ya está conforme y ha podido adaptar sus ojos y tacto, reforzar sus defensas y ampliar su mente a un territorio mayor.
    Y el espectador, como magistral oyente y encantado vidente, de la mano se deja llevar por un guión de estupefacto inicio, de turbadora transición y de seguida intranquilizadora ya que, parece nunca vayan a soltar el yugo y las cadenas que arrastran durante tantos años, con conocimiento de saberlo o sin ello.
    Porque hay dos personajes -maravillosa, sensible, emotiva y deliciosa la interpretación dual de Brie Larson y Jacob Tremblay, a cual mejor- para dos planteamientos distintos según la procedencia e información poseída; por un lado, a quien le fue arrebatada su vida y futuro plausible, por otro, quien nace y es todo su mundo esa pequeña habitación que parece enorme a ojos de quien no ha vivido otra situación; dependencia superviviente que también encadena y ahoga, impidiendo el avance y progreso de quien ya no necesita esconderse en el armario, pues tiene a su disposición el mundo entero.
    Progresos diferentes para un manuscrito meticuloso, potente e inspirador que sabe manejar los tempos y sucesos sin recurrir a la desfalleciente lágrima; te tiene atrapada, pendiente, estupefacta y atenta a cada palabra, para no permitirte caer en ningún momento y perder la conexión de este fascinante relato de vida, amor, constancia, despedidas y nacimiento.
    Lenny Abrahamson ofrece un soberbio compendio de aflicciones a cual más profunda y sentida que devoran, aniquilan, paralizan e irrumpen sin permiso en toda tu alma, en ningún momento pierden la brillantez de la luz de sus gestos y voces, a pesar del sobrecogedor estremecimiento que ocultan en su oscuridad no manifiesta.
    Vas a sentirla, vas a vivirla, vas a gritarles cuando no tengan fuerzas, vas a darles ánimo y coraje, simplemente vas a caer rendida; interpretación-guión-dirección en un espléndido trío de resultado magnífico, magnética colisión, de huella y conmoción inevitable, donde silencias tu espíritu y vacías tus pensamientos para prender y acaparar completamente las de ellos; déjate llevar y disfruta padeciendo.
    “No soy una buena mamá”. “Pero, ¡eres mamá!”. Una habitación como mundo; un mundo como inacabable habitación.

    Lo mejor; difícil elegir una parte de un conjunto tan completo.
    Lo peor; que el tráiler y la sinopsis te adelanten el descubrir, lenta y personalmente, ese primer encierro.
    Nota 7
    Laura V.
    Laura V.

    Sigue sus publicaciones Lee sus 4 críticas

    3,5
    Publicada el 9 de febrero de 2016
    Me ha encantado, y ha tratado un tema duro con cierta dulzura que ha supuesto un acierto para la película.
    Antonio F
    Antonio F

    Sigue sus publicaciones 1980 usuarios Lee sus 121 críticas

    4,0
    Publicada el 21 de febrero de 2016
    Película candidata a varios Oscar 2016, entre ellas, a la de Mejor Película. Y, así, cabe destacar que es bien merecida pues cuenta una historia con unos perfiles psicológicos muy bien estudiados. Magnífica labor.
    Beatriz López Velasco
    Beatriz López Velasco

    Sigue sus publicaciones 60317 usuarios Lee sus 455 críticas

    4,0
    Publicada el 4 de marzo de 2016
    Emma Donoghue adapta su propia novela (Room) para una impactante y desgarradora película que se estrenó en el Festival de Cine de Toronto de 2015 y también pasó por el Festival de Cine de Telluride. La historia es tan excepcional y las dos interpretaciones principales tan trascendentes que la película lleva acumulados gran cantidad de premios y nominaciones, donde podemos destacar el Globo de Oro para Brie Larson como mejor actriz principal y cuatro nominaciones a los Premios de la Academia como mejor película, director, actriz principal y guion adaptado, no tengo ninguna duda que Brie Larson será la ganadora. Por su parte, Jacob Tremblay ha ganado el Critics’ Choice Movie Award como mejor interprete joven.
    [...] La película tiene dos partes claramente diferenciadas, la primera hora transcurre dentro de la habitación donde vemos los esfuerzos de Joy por dar a su hijo una cierta apariencia de infancia normal, cuando su realidad es otra. La siguiente hora madre e hijo están libres, pero se invierte la ecuación, disfrutan de una vida “normal” viviendo en casa de la madre de Joy, pero a los dos les cuesta mucho adaptarse. Ambas partes son igual de fascinantes aunque de maneras bien distintas pues cuentan vivencias diferentes, teniendo en común lo profundamente bien desarrollados que están los personajes. La historia que nos cuentan es dura, inquietante y perturbadora, por desgracia, hemos visto en las noticias que se han dado casos reales parecidos a este, aunque en esta ocasión está contada sin sensacionalismos, de una manera tan conmovedora y dulce que te atrapa de una manera especial.
    Ya os contaba antes que Brie Larson ha recibido multitud de premios y nominaciones por su interpretación de esta sacrificada madre y es que su trabajo es magnético y brillante, consigue que nos identifiquemos desde el primer momento con ella y con sus circunstancias resultando ser profundamente creíble. No tengo la menor duda de que el Oscar será suyo. La interpretación del joven Jacob Tremblay, de tan solo ocho años, es igualmente notable pues consigue mostrarse ingenuo, asombrado, tímido o desconcertado, con aparente facilidad. Las escenas más oscuras entre los dos son pura química.
    Una historia de descubrimiento emocional, tan dura como extraordinariamente tierna, con impresionantes y sólidos desempeños de Jacob Tremblay y Brie Larson, asombrosos de principio a fin.
    Rafael C.
    Rafael C.

    Sigue sus publicaciones 12700 usuarios Lee sus 206 críticas

    4,0
    Publicada el 30 de marzo de 2016
    Una buena película que trata un caso de secuestro desde la perspectiva de un niño nacido dentro del mismo. Bien interpretada y bien realizada, con el dramatismo justo. Sin grandes escenarios ni efectos ni nada que distraiga de la historia. Recomendable.
    Pedro C.
    Pedro C.

    Sigue sus publicaciones 195 usuarios Lee sus 56 críticas

    4,0
    Publicada el 9 de diciembre de 2016
    Una película intensa y conmovedora no tuve la oportunidad de verla en el cine porque cuando la estrenaron no tenía dinero pero desde que vi el tráiler me dije que algún dia debía de verla y así hice esta en youtube disponible para verla gratuitamente y la verdad me encantó la espera valió la pena
    fazco
    fazco

    Sigue sus publicaciones 19 usuarios Lee sus 26 críticas

    4,0
    Publicada el 20 de abril de 2016
    No hay necesidad de un gran espacio.
    A pesar que la mayor parte de la película se desarrolla en una habitación, la interacción y actuación de los actores es tan autentica que expresa muy bien la forma en la que uno se podría llegar a sentir en esa situación.
    Las sensaciones que despierta son muchas, angustia, ansiedad, desespero, entre otras.
    La única critica negativa es el desenlace de la misma, ya que en algún momento el espectador puede llegar a esperar otro tipo de final sin que esto suceda.
    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios
    Back to Top