Nota películas
Mi SensaCine
    Lo tuyo y tú
    Críticas
    4,0
    Muy buena
    Lo tuyo y tú

    Alcohol y libertad

    por Eulàlia Iglesias
    La nueva película de Hong Sang-soo se distingue del resto de sus variaciones fílmicas ya desde la conversación inicial. Dos hombres, el protagonista Youngsoo (Kim Joo-hyuck) y un amigo, discuten en torno a la afición a la bebida de la novia del primero, Minjung (Lee You-young). El alcohol juega un papel clave en toda la filmografía del surcoreano. No solo sus personajes se caracterizan siempre por una impenitente querencia por el soju, además las relaciones entre ellos están mediatizadas por la ingesta generosa de este u otros líquidos espirituosos. Sin embargo, esta situación omnipresente no había sido hasta el momento objeto explícito de una charla en que la dipsomanía de un personaje es vista como una problemática en sí.

    Lo tuyo y tú- Cartel
    Otro hecho diferencial en Lo tuyo y tú es que la bebedora sea mujer. Tampoco es que las féminas se hubieran mostrado abstemias en el cine de Hong hasta el momento. Sin embargo, las reacciones ante el gusto por la bebida de la chica sí resultan diferentes de las que generan los hombres. Youngsoo lleva a cabo un control de la cantidad de soju y cerveza que toma Minjung. Su colega le informa que se la ha visto sobrepasando el límite marcado como quien confiesa a un amigo que ha pescado a su pareja con otro hombre. Youngsoo y Minjung acaban discutiendo y rompen la relación.

    Minjung bebe con la misma libertad que cualquier otro personaje en la filmografía de Hong. Pero en su caso está mal visto. La vinculación con el alcohol de la protagonista juega el papel que podría tener en otra película el sexo, la apariencia o el poder. Por comparación a los personajes masculinos,  se la juzga por el hecho de no ajustarse a lo que se espera de una mujer en estos casos. ¿Cuál es la reacción de Minjung ante este entorno prejuicioso? Reinventarse ante todos los hombres conocidos con los que se reencuentra mientras bebe sentada en un bar.

    La confusión de identidades y la repetición de situaciones sin que quede claro hasta qué punto los personajes son conscientes de estar viviendo por segunda vez un mismo hecho es otra de las constantes en el cine de Hong. En Lo tuyo y tú queda abierta la posibilidad de que Minjung tenga alguna doble con quien la confunden los personajes masculinos. Ella misma intenta convencer a uno de sus pretendientes que la está tomando por su hermana gemela. Incluso así, estas sosias de Minjung repetirían el mismo patrón que la original: una afición a la bebida vergonzante que las obliga a aparecer ante los hombres que la conocen siempre desde una nueva identidad.

    Cuando Yoongsoo decide reconquistar a esa Mingjung que niega ser tal persona, lo hace desde una nueva postura. Ya no intenta monotorizar ni censurar su vínculo con el alcohol. Y este respeto hacia la libertad de la mujer posibilita un nuevo comienzo para la relación. El final de Lo tuyo y tú es uno de los más románticos en el cine reciente de Hong Sang-soo. La aceptación de la otra tal y como es insufla nueva energía al amor de esta nueva antigua pareja.

    A favor: la reivindicación de la libertad de la mujer a través del alcohol.

    En contra: que resulte un film desconcertante para los no iniciados en el cine de Hong.



    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top