Mi cuenta
    Olvídate de Nick
    Críticas
    3,0
    Entretenida
    Olvídate de Nick

    Tratado sobre la sororidad madura

    por Paula Arantzazu Ruiz

    A Margarethe Von Trotta se la reconoce por ser una de las pioneras del cine feminista en los años 70 gracias a El honor perdido de Katarina Blum, una película que adaptaba la novela de Heinrich Boll sobre una mujer acusada de terrorismo y con la que debutaba en 1975; y su trayectoria ha tratado de poner en situación diversos relatos sobre el rol de la mujer en la transformación del mundo hacia lo contemporáneo –de nuevo el terrorismo en Las hermanas alemanas (1981), el liderazgo de la mujer en los ámbitos menos proclives a ello, a través de biopics como Rosa Luxemburg (1986) o Hannah Arendt (2012), etc.–. Bregada, así pues, en filmes dramáticos que tienden hacia lo solemne, sorprende ahora que la cineasta se haya pasado a la comedia con Olvídate de Nick, cinta sobre dos mujeres que han de compartir un ático de lujo en Nueva York y un mismo ex marido, y que, además, supone su debut dirigiendo en el idioma de Shakespeare. 

    Olvídate de Nick - Cartel

    Ciertamente, Von Trotta no es una profetisa de la carcajada por lo que Olvídate de Nick se asemeja más a la idea de dramedia que busca ser sofisticada, de situaciones tensas y conflictos de mesas de debate, que a las comedias de corte femenino habituales en Hollywood o en otras cinematografías. Porque su propuesta pretende explorar las diversas maneras en que se articula la idea de mujer madura en la actualidad enfrentando a estas dos mujeres tan distintas entre sí (pero ambas de una fortaleza personal fuera de toda duda) con el fin de subrayar que se gana más como cómplices que como rivales. Para ello, el guion de Olvídate de Nick pone en pantalla casi todos los dilemas y escollos de la mujer de más de 40 años (envejecimiento, soledad, maternidad, autonomía profesional y económica, etc.), en una serie de encrucijadas para cada una de las protagonistas que en ocasiones están planteadas con inteligencia y en otras, de manera algo gratuita. Von Trotta trata de ser equidistante con las vidas y anhelos de ambas, pero su poco dominio del género en el que se mueve la traiciona en un momento dado del metraje, y ya hacia los últimos compases, la película se muestra como lo que es: ni tan ecuánime ni tan sofisticadamente irónica como aspiraba en un principio. 

    A favor: Su reflexión sobre la edad madura de la mujer contemporánea. 

    En contra: Que Von Trotta incorpora conflictos y tensiones de manera brusca.

    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top