Mi SensaCine
    Días de radio
    Nota media
    3,3
    19 notas incluyendo 1 crítica
    distribución de 1 crítica por nota
    0 crítica
    1 crítica
    0 crítica
    0 crítica
    0 crítica
    0 crítica
    ¿Tu opinión sobre Días de radio ?

    1 crítica de usuario

    Borja D.
    Borja D.

    Sigue sus publicaciones 4 usuarios Lee sus 28 críticas

    4,0
    Publicada el 1 de junio de 2020
    El hacer una película sobre la radio implica tener el suficiente talento a la hora de escribir diálogos. Obviamente, la radio es la palabra. En “Días de radio”, Woody Allen echa la vista atrás con melancolía y morriña hacia aquellos días en los que la radio era las pocas vías de escape para la población, permitiéndole entrar en mundos y conocimientos hasta la fecha desconocidos.

    Para empezar, el propio homenaje a la radio radica ya en el plano formal. El uso de la voz en off sirve como el locutor de radio que nos está contando la historia. Lo único que se añade es la imagen, pero en esta película he sentido como si eso fuese secundario. Es cierto que el diseño de producción recreando los años 40 está muy bien trabajada, la historia parte de la voz. Me gustaría hacer aquí un breve inciso para comentar lo interesante y bien hecho que está la reproducción de la publicidad de la época.

    Retomando el análisis, la voz es el elemento clave y fundamental. Aquí, Allen cambia los roles entre imagen y sonido: donde en muchas películas el sonido sirve como refuerzo de lo que muestra la imagen, en “Días de radio” es la imagen quien complementa el sonido.

    Por otro lado, la película se divide en dos bloques (la familia de Joe y la “familia” de la radio) que, a su vez, se subdividen en múltiples subrelatos. Si se permite la comparación, es como cuando uno transita por el dial de la radio en busca de una emisora. En dicho tránsito uno puede encontrarse ante un mundo completamente heterogéneo: música, actualidad, deportes, divulgación científica, etc. En el caso de “Días de radio”, y gracias al montaje, Allen traslada ese efecto en lenguaje cinematográfico. Por ejemplo, y de cara a terminar esta analogía, la historia de Mia Farrow es como ese programa que escuchas de pasada un día yendo en el coche, pero que, sin embargo, deseas volver a él, sea como sea. Tienes deseos de ver cómo termina.

    Pese a todo esto, ambos bloques narrativos guardan algunos puntos en común. Principalmente la extravagancia. La película se desarrolla en base a una sucesión alocada de situaciones poco normales, dando pie a la comedia ingeniosa y, muchas veces ácida, de Woody Allen. Ningún personaje se salva de ser empleado por el director para servir como vehículo para la comedia. Además, la película cuenta con un reparto formidable, llegando a hacer papeles muy pequeños Jeff Daniels o William H. Macy, por ejemplo. Pero quizás, el personaje con el que mayor empatiza el espectador sea el interpretado por Diane West. Si uno se detiene a analizarlo, podrá observar que estamos ante un personaje lleno de melancolía y de tristeza y que, sin embargo, está lleno de vitalidad y energía (además de ser el personaje de la familia de Joe que, el narrador, trata con mayor cariño).

    Por lo tanto, “Días de radio” es otra de esas películas en la filmografía de Woody Allen en la que el neoyorquino mira al pasado con melancolía y, sobre todo, mucho amor. Esa vuelta a los años de la infancia que, normalmente, suelen ser los más inolvidables y bonitos de nuestra vida. Aquí, a mayores, rinde homenaje a un medio que está siendo olvidado. Pero las historias seguirán y Woody Allen seguirá para llevarlas a la pantalla con mucho corazón y cariño.
    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios
    Back to Top