Mi cuenta
    Joe contra el volcán
    Críticas
    1,5
    Mala
    Joe contra el volcán

    Excentricidad sin rumbo

    por Diana Albizu
    Con Meg Ryan recién convertida en reina de la comedia romántica gracias a 'Cuando Harry encontró a Sally' (Rob Reiner, 1989), el escritor y dramaturgo John Patrick Shanley la emparejó con Tom Hanks por primera vez (unión que se repetiría posteriormente con gran éxito en 'Algo para recordar' y 'Tienes un e-mail') en su primera película como director (y única hasta que rompió el hiato con la muy superior 'La duda' 18 años después). 'Joe contra el volcán' supone una rareza tanto en la carrera de sus protagonistas como en el hecho de que Warner Bros. decidiera gastar unos 45 millones de dólares en una película tan abiertamente extraña y alejada de los cánones habituales del cine romántico por los que se asoma.

    Hanks interpreta a Joe, un oficinista gris y aburrido que, al ser diagnosticado con una enfermedad incurable y mortal que lo deja con apenas cinco meses de vida, decide aprovechar al máximo sus últimos días. Su plan consiste en viajar hasta una isla perdida del Pacífico donde se ofrecerá como sacrificio humano a un volcán a punto de entrar en erupción. Si además sumamos que Ryan interpreta ella misma a las tres mujeres que giran en torno a la existencia de Joe, unas cuantas secuencias musicales sin diálogo y un final con despliegue de efectos especiales artesanales por todo lo alto, se entenderá que la naturaleza sui generis del cóctel termine dando más resaca que un sabor interesante.

    A favor: Lo disparatado de la propuesta.

    En contra: La mastodóntica maquinaria hollywoodiense pesa demasiado y lastra una historia a la que le habría venido mejor mayor libertad de vuelo.
    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top