Mi cuenta
    Indiana Jones y la última cruzada
    Nota media
    4,4
    601 notas
    ¿Tu opinión sobre Indiana Jones y la última cruzada ?

    8 Críticas del usuario

    5
    3 críticas
    4
    3 críticas
    3
    2 críticas
    2
    0 crítica
    1
    0 crítica
    0
    0 crítica
    David Filme
    David Filme

    Sigue sus publicaciones 9.817 usuarios Lee sus 233 críticas

    4,0
    Publicada el 5 de abril de 2020
    "Indiana Jones y la Última Cruzada" notable y entrañable tercera entrega del famoso arqueólogo Indiana Jones, a cargo de la dupla conformada por George Lucas y Steven Spielberg. Indiana Jones se embarcará esta vez en la búsqueda de una de las mayores reliquias de la historia de la humanidad, el Santo Grial, la copa que Jesús usó en la Última Cena y que recogió su sangre tras su crucifixión. Un grupo de nazis, en tanto, secuestrará al padre de Indiana para obligarlo a buscar el tesoro y así conquistar la vida eterna. Mientras Lucas proponía la búsqueda del Santo Grial, Spielberg aceptaba, pero con la condición de que se le vinculara con la difícil relación que había caracterizado a padre e hijo hasta ese momento, como una metáfora sobre la búsqueda de la reliquia y una nueva oportunidad para ambos de construir una relación de afecto y entendimiento. De esta forma, no será extraño que el prólogo final de la cinta inicie con un adolescente Indiana arrebatándole la Cruz de Coronado a un grupo de mercenarios de tesoros, que planean vendérsela al magnate Panama Hat.

    En dicha secuencia, en donde el futuro arqueólogo roba la reliquia y escapa espectacularmente de los mercenarios a caballo y luego en un tren circense que transporta a las bestias del espectáculo (cocodrilos, serpientes y leones), se plasmará la primera referencia a la dificil relación de Indiana con su padre Henry Jones, cuando el muchacho busca refugio en casa pero su padre le ignora y permite que el sheriff le quite la cruz y se la entregue al mafioso. Uno de los grandes detalles de este prólogo y que enlazará luego con el leitmotiv es precisamente el encuentro del joven Indiana con el líder de los mercenarios, que siente una inusual simpatía por el futuro arqueólogo, al punto de regalarle su sombrero de Fedora, que se convertirá en uno de emblema de la saga, junto con el distintivo látigo. En la mencionada escena, que acontece en el barco “Coronado” de Panamá Hat en la costa portuguesa, un ya adulto Indiana Jones nuevamente se ve enfrentado al magnate por la misma reliquia, que consigue arrebatarle, antes de que explote el carguero. Una escena en la que el director se da cuenta de que el espíritu aventurero y justiciero del arquéologo, su idealismo acerca la historia y la importancia de sus artefactos, son una característica distintiva en el héroe.

    Sin embargo, lo más importante para los amantes del cine de acción, es que el film, está plagado de momentos espectaculares, en mi opinión, la mejor de la saga y reflejo de una madurez absoluta como director de orquesta de películas de acción. Las secuencias de acción no dan respiro: a la citada secuencia de búsqueda en las catacumbas venecianas, hay que agregar la persecución en lancha de la sociedad secreta que guarda el secreto del Grial y cuyo líder, Kazim, el viaje a Berlín en donde, en una quema masiva de libros, Indiana recupera el diario y se encuentra con el mismísimo Hitler a boca de jarro, el enfrentamiento en el dirigible cuando pretendían salir de Alemania y el escape en avión de caza, el enfrentamiento con las huestes nazi a campo abierto con misiles y tanques incluidos, y como no, la magnífica y emotiva secuencia final en el Cañón de la Luna Creciente. Conviene referirse a la secuencia final, ya que además de ser entretenida, resulta profundamente simbólica. Finalmente, héroes y villanos llegan al Canal de la Luna Creciente para conquistar el Grial, pero antes deben superar tres pruebas, que a la postre son pruebas de fe. El guión contrapone a Indiana Jones para que acceda al Grial, cuando Donovan hiere de muerte al padre del arqueólogo, y éste se ve obligado a aventurarse y superar las tres pruebas finales para sacar la copa y curar a su padre. Es, en definitiva, el amor hacia su padre lo que lo lleva a seguir adelante, y no la posibilidad siquiera de acceder al Grial como reliquia.

    Las actuaciones son inmejorables, Harrison Ford disfrutó como nunca de su interpretación, asumiendo sus propias acciones de riesgo y teniendo una excelente química con Sean Connery, quién dicho sea de paso le otorga una seria y elegancia a esta tercera entrega que los fanáticos aplaudieron. Connery aceptaría con la condición que su personaje se alzará como una versión madura de la de Indiana, aunque el guión tendiera a presentarlo como un hombre letrado exigente y obsesivo con su trabajo. Alison Doody es la inteligente, pero obsesiva Dra. Elsa Schneider, siendo el personaje femenino más complejo de las tres primeras entregas. Es madura, muestra tener una inteligencia superior a la normal, lo que la coloca par a par con los Jones. Mucho más talentosa que Karen Allen y Kate Capshaw, que interpretaron a Marion Ravenwood y Willie Scott. El Dr. Marcus Brody y el amigo egipcio de Indiana, Sallah, interpretados por Denholm Elliott y John Rhys-Davies. Ambos sirven de actores bisagra que ayudan con su cuota de humor a canalizar mejor las emociones y la acción del film, lo que refuerza la entretención. Los principales villanos, Walter Donovan y el Coronel Vogel, fueron personificados por Julian Glover y Michael Byrne, respectivamente. Glover como el magnate estadounidense que contrata a Indiana, aunque clandestinamente apoya a los nazis en su búsqueda. Y Byrne, interpreta a un sádico y propotente coronel nazi que muestra una inusual antipatía por los Jones y que se convierte en una de sus peores pesadillas.

    En definitiva, un clásico entrañable y notable que cierra con broche de oro la trilogía inicial de Indiana Jones, en donde destaca un ritmo vertiginoso y una enorme variedad de elementos narrativos de acción. Con una banda sonora que es una delicia, una historia interesante y unas grandes actuaciones, la química entre Ford y Connery es impresionante. Sin duda, una de las mejores terceras entregas jamás realizadas. La película de aventuras por excelencia, y que debió haber sido el cierre definitivo de la saga del intrépido arquéologo, que tuvo una tardía e innecesaria secuela.
    Johanvallejo600
    Johanvallejo600

    Sigue sus publicaciones 109 usuarios Lee sus 238 críticas

    4,5
    Publicada el 24 de septiembre de 2021
    La introducción de las mejores y de las que más me han gustado muchísimo y la química de Harrison Ford y Sean Connery espectacular, sin duda Indiana Jones y la última cruzada me ha gustado muchísimo y mi favorita de la franquicia
    cinecritico
    cinecritico

    Sigue sus publicaciones 36.309 usuarios Lee sus 340 críticas

    4,5
    Publicada el 14 de abril de 2018
    "indiana jones y la última cruzada es muy buena película de steven spielberg, a quien no les puede gustar este tipo de películas?".
    Doge Gamer 2015
    Doge Gamer 2015

    Sigue sus publicaciones 2.203 usuarios Lee sus 378 críticas

    3,5
    Publicada el 13 de junio de 2020
    Es una película pasable, buena forma de concluir la saga original, con buena acción y escenas muy divertidas.
    Oskar C.
    Oskar C.

    Sigue sus publicaciones 86 usuarios Lee sus 37 críticas

    3,5
    Publicada el 18 de marzo de 2014
    Cuando me propuse revisar esta trilogía para su comentario en estas líneas, sabía de antemano que me iba a divertir. Pero además de diversión, recuperé el encanto perdido que me causó la última entrega, 'El reino de la calavera de cristal' (2008). Siempre he dicho desde que vi ésta, que las películas originales de Indiana Jones son tres. Que la última es una especie de reunión de amigos que tenían ganas de echarse unas risas a costa de un mito. Nunca perdonaré a Steven, o Harrison y mucho menos a Lucas que se permitieran jugar con los sentimientos más sinceros de un cinéfilo como el que suscribe. Vaya por delante mi pesar a las personas que piensan en la existencia de una tetralogía de Indy. Es falso, sólo existe una trilogía. Éste es su capítulo final. Lo demás son divagaciones de mentes enfermas que necesitaban inflar sus cuentas corrientes.

    Las espadas estaban en alto en 1989 cuando se estrenó esta tercera entrega de las aventuras de Indy. La espectación era total, habían pasado cinco años desde la anterior secuela-precuela, todo está a favor de este capítulo. No defraudó a nadie. Lucas volvió a coger el testigo a la hora de escribir la historia, esta vez junto a Menno Meyjes ('El color púrpura', 'El imperio del sol'). Jeffrey Boam ('El chip prodigioso', 'Jóvenes ocultos') se encargó de escribir el guión de la excelente película que al final sería.

    Sin duda el film tiene muchos golpes de efecto, pero si debemos quedarnos con algunos en particular, me inclino por estos dos: mostrar la adolescencia de Indiana e incorporar como personaje al doctor Henry Jones, padre de Indy. Son estos dos elementos los que hacen ampliar el universo icónico de una leyenda. Iniciar esta tercera película de la saga con un joven Indiana (River Phoenix) mostrando sus primeros intentos de recuperar objetos valiosos de la antigüedad, es sencillamente genial. Sabremos el porqué de su fobia a las serpientes, nos darán una explicación acerca de la cicatriz que luce Indiana en su mentón o descubriremos el origen del emblemático sombrero que lleva en todos los films.

    Elegir a River Phoenix para interpretar a Indy de joven es un acierto de gran calado. Recoge muy bien los ademanes y gestos que luego veremos en el personaje. Pero es el gran Sean Connery el que ofrece un recital de saber estar, actuación con sobriedad e ingentes kilos de calidad. Fortalece la película subiendo un nivel más, se come la pantalla en cada aparición de su alter ego Henry Jones, aporta la dosis de humor que no esperas, formando una pareja de locos eruditos junto a Marcus Brody (D. Elliot). Contrapone su personalidad a la de Harrison Ford pero se complementan con una química muy pocas veces conseguida en el cine.

    La trama retoma el argumento religioso que tan buenos resultados dio en la primera entrega. La mística del Santo Grial, al igual que su búsqueda, dotan a esta cruzada de aventureros de la magia que quizás faltaba en la anterior parte de la saga. No en detrimento de 'El templo maldito' sino que aquí esa chispa que tenía 'En busca del arca perdida' vuelve a brotar. Las aventuras con temas universales, como es el caso, engrandecen esta saga, la vuelven aún más épica. Es sin duda la más divertida en todo caso, pues sabe aunar humor y aventura con la misma presteza. Los gags son variados, de lo mejor de toda la serie. Llegando al cenit cuando el mismo Adolf Hitler se cruza con Indiana Jones.

    La chica de turno, Elsa (Alison Doody) aporta el toque de exótico romanticismo muy a tono con la época que retrata el film (década de los 30), perfilando un personaje que encaja como un guante en el arquetipo de mujer fatal. Quizás el punto flaco del espectacular reparto sea el villano de la función, Donovan (Julian Glover), que no acaba de convencer como hiciera Belloq (Paul Freeman) en 'En busca del arca perdida'. La toma de contacto una vez más con Sallah (John Rhys-Meyer) es un guiño muy conseguido a los seguidores de la trilogía. Del mismo modo que las referencias que hacen del arca de la alianza.

    Hablar de una película de Spielberg sin mencionar a John Williams es como decir que Paris Hilton es actriz, no se puede. En esta ocasión, el sabio Williams retoma elementos de anteriores entregas para rebautizarlos, unirlos a una nueva selección de pasajes que escuchados por separado, en ausencia de imágenes, evocan toda la sensación de aventura que uno espera. Los cortes de 'Escape from Venice' y 'Scherzo for a motorcycle and orchestra' son sencillamente sublimes. Obvia su nominación a Mejor Banda Sonora.

    La película está un punto por encima de la anterior aventura cinematográfica pero no llega a la eterna e inigualable primera. De todos modos, sigue siendo a día de hoy una excelente muestra de cine de género, que combina con agilidad su propia mística con sorprendentes giros en la historia. En su momento se echó de menos un final tan cerrado como el que se refleja en el film, con los héroes cabalgando hacia el ocaso. Pero visto el estrepitoso resultado de la última película de marcianos y bombas atómicas, da la impresión que era el mejor de los finales: bello, directo y nostálgico.
    dolteo critic.
    dolteo critic.

    Sigue sus publicaciones Lee sus 37 críticas

    5,0
    Publicada el 14 de noviembre de 2021
    Una muy buena pelicula, por que con esta pelicula, descubri quien era el padre de india jones y las escenas de accion que son mejores que las de la primera parte, una historia tan buena como la de la original y personajes sumamente desarollados.
    Calificacion:5/5 🌟
    Iñigo R.
    Iñigo R.

    Sigue sus publicaciones Lee sus 5 críticas

    5,0
    Publicada el 26 de diciembre de 2015
    Mi peli preferida. Sin lugar a dudas muy entretenida siempre pegado a la pantalla y con una banda sonora genial.
    Rolando Mendez
    Rolando Mendez

    Sigue sus publicaciones Lee sus críticas

    5,0
    Publicada el 9 de agosto de 2021
    Buena película lo recomiendo.. Muy buenas escenas.. Ami me encanta esta película.. De seguro ustedes
    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios
    Back to Top