Mi cuenta
    Con la muerte en los talones
    Nota media
    4,2
    304 notas
    ¿Tu opinión sobre Con la muerte en los talones ?

    3 Críticas del usuario

    5
    2 críticas
    4
    1 crítica
    3
    0 crítica
    2
    0 crítica
    1
    0 crítica
    0
    0 crítica
    David Filme
    David Filme

    Sigue sus publicaciones 12.485 usuarios Lee sus 256 críticas

    4,5
    Publicada el 12 de noviembre de 2021
    "Con La Muerte En Los Talones" es una obra emblemática y entretenida, dirigida por el legendario Alfred Hitchcock y protagonizada por Cary Grant. Roger Thornhill (Cary Grant) es secuestrado por unos individuos que lo confunden con un espía llamado George Kaplan, después de huir intentará descubrir quién es el verdadero Kaplan y porqué quieren matarlo. Hitchcock combina suspense habitual de sus obras con acción, drama, un breve romance y algo de comedia absurda. Cada cinta de Hitchcock nos deja alguna escena memorable de esas que son copiadas u homenajeadas en infinidad de películas, aquí asistimos al intento de asesinato de Thornhill con una avioneta fumigadora, son siete minutos de persecución entre los maizales sin diálogo y con una tensión que solo Hitchcock sabía plasmar en una pantalla. A parte del suspense también se dan cita algunas de las constantes del director, la madre obsesiva, la femme fatale rubia y unos cuantos planos picados. Otro rasgo que suele ser característico del británico es la inclusión en la trama de un falso culpable, un hombre normal y corriente que por un extraño azar se ve involucrado en una aventura en la que sufrirá la injusta acusación de haber cometido un delito. Esta característica viene siendo habitual en Hitchcock desde su época británica, en "39 Escalones", hasta las postrimerías de su carrera, como en "Frenesí".

    No obstante, Cary Grant, se verá envuelto en una extraña y peligrosa trama de espionaje por culpa de una confusión nimia, de una casualidad que debería ser irrelevante. El resultado será una conjura para acabar con su vida mientras se ve metido en un peligroso juego de espías. Estructuralmente la película es una gigantesca huida hacia adelante que cada vez se va complicando más, con sicarios y femmes fatales. Es un ejemplo perfecto de cine de entretenimiento, de evasión pura y dura. Todo tiene un sentido lúdico y divertido que, sin embargo, no hay que confundir con banalidad. El filme tiene una puesta en escena cuidadísima, unos personajes carismáticos y momentos de cine portentosos y, como no podía ser de otro forma, tensos. Sin embargo, tiene una historia alambicada, inverosímil y no particularmente creíble. Algo también común en Hitchcock. Da igual, el británico convierte el argumento en una peripecia fascinante, seductora e interesante, gracias en buena medida a su capacidad para crear imágenes perdurables. Sería, por ejemplo, más verídico y eficaz despachar a Cary Grant de un tiro, pero sus adversarios prefieren usar un avión fumigador, un método extraño pero que nos proporciona una escena justamente célebre en la historia del cine.

    Hitchcock va jugando sus cartas dejando que las veamos sin mayores reservas y es este conocimiento el que, precisamente, va construyendo un interesante suspenso, al tiempo que nos sentimos hondamente inmiscuidos en el difícil asedio de que está siendo víctima el confundido protagonista, quien pronto va a demostrar que sabe de supervivencia como el más avezado héroe. Suspenso, comedia, aventura, romance, intriga… Se entremezclan en dosis muy calculadas en un excelente guión de Ernest Lehman, al que el director consigue extraer toda su sustancia para brindarnos otro thriller en su mejor estilo, donde además, los picarescos y sutiles diálogos, más algunas situaciones deliciosamente resueltas, nos aseguran unas carcajadas harto relajantes. Inolvidable la escena en la tienda de subastas: magnífico ese primer encuentro de Roger e Eve en el camarote del tren, estupenda la tensión en aquella larga espera en la llanura, que muy hábilmente rompe con todos los clisés, y como olvidar aquel tren entrando al túnel para cerrar con broche de oro el encuentro definitivo. El metraje es considerablemente largo, pero nos mantiene entretenidos con situaciones que van añadiendo misterio y posteriormente aclarando, al tiempo que introduciendo sorpresas y giros. Además, se inserta dentro de una espectacular fotografía y una selección de escenarios francamente acertada por su director.

    Las actuaciones son notables, Cary Grant poseía una capacidad de fascinación, de encanto personal, perfecta para seducir al espectador. Aquí interpreta a Roger Thornhill, un elegante publicista, encantador y levemente irónico. La cinta utiliza esa gracia para añadir encanto y diversión, creando un personaje que nos cae bien instintivamente. Hitchcock ya había contado con el actor británico en anteriores películas, pero con otro registro. Eva Marie Saint como Eve Kendall, borda un papel difícil por su ambigüedad, una actriz tremendamente infravalorada que realiza a la perfección su labor de mujer fatal. Y para finalizar, James Mason como Phillip Vandamm, construye un antagonista contenido y con estilo. Generalmente, aunque no siempre, en una película de intriga el protagonista y el espectador disponen de la misma información y cuando una circunstancia relevante ocurre, ambos reaccionan más o menos al unísono. La información se distribuye de forma más compleja. En ocasiones sabremos lo mismo que Grant, en otras sabremos más cosas que él y la tensión vendrá de “como reaccionará ante lo que le espera”, y en otras Grant sabrá más que nosotros y nos llevaremos una notable sorpresa. Todo este manejo del conocimiento mantiene la intriga durante todo el metraje.

    En definitiva, una obra emblemática, modélica intriga de espionaje donde Alfred Hitchcock nos regala un magnífico entretenimiento sin renunciar a la excelencia cinematográfica. La trama está orquestada de tal forma que es capaz de captar la atención del espectador sin ninguna dificultad durante sus más de dos horas de duración. La puesta en escena incluye varias secuencias que son ya historia del cine. Es vibrante, divertida, intrigante y tiene detalles magistrales. La secuencia de Cary Grant esperando en una carretera solitaria y siendo atacado por la avioneta es, sencillamente, un prodigio de suspense. Puede ser, por otra parte, una apropiada introducción para cualquiera que desee entrar en el cine de Hitchcock.

    FilmeClub.com
    Adrianrom 1977
    Adrianrom 1977

    Sigue sus publicaciones 27 usuarios Lee sus 173 críticas

    5,0
    Publicada el 11 de julio de 2022
    Siempre dicen que un artista repite siempre su obra de arte hasta que le salga perfecta, y aquí podemos ver un claro ejemplo de ello, Alfred Hitchcock durante toda su carrera se especializó en la misma trama: un hombre acusado de algo que no a hecho y que debe escapar, y aquí en este film consiguió la perfección en ese tipo de trama, y no solo eso si no que también le añadió su esencia de espionaje también perfeccionada.
    Para mi este film define a Alfred Hitchcock en su máximo potencial narrativo y visual, por qué esa es otra la fotografía de este film me parece la mejor de toda su filmografia, con unos planos que dejan a cualquiera asombrado.
    La trama narra la historia de Roger Thornhill (Cary Grant) un ejecutivo publicitario en Nueva York que siempre a tenido una vida normal pero un poco ajetreada, hasta que un día los secuestran tres hombres pensando que es un agente del gobierno y lo llevan a una mansión donde se aclara algunas cosas de la trama.
    La película es una obra maestra absoluta, y aún así estando a meses de sacar su obra cumbre "Psicosis".
    Esta fue la que sentó las bases de no solo la saga de James Bond si no de las peliculas de acción como las conocemos hoy en dia.
    Manuel Da Silva
    Manuel Da Silva

    Sigue sus publicaciones Lee sus 9 críticas

    5,0
    Publicada el 9 de mayo de 2021
    Un peliculón lleno de suspense cuyo protagonista encarna la inteligencia. Por sus diversas capacidades de análisis y de adaptación, Roger provoca varios giros de trama, lo que crea un suspense riquísimo. Me encantó.
    ¿Quieres leer más críticas?
    Back to Top