Mi cuenta
    Stealth: La amenaza invisible
    Críticas
    3,0
    Entretenida
    Stealth: La amenaza invisible

    Serie B de altos vuelos

    por Nestor Hidalgo
    Rob Cohen es uno de esos directores de trazo grueso y mentalidad insensata que, de algún modo, han logrado introducirse dentro de la mecánica industrial de Hollywood y sobrevivir como mercenarios ideales para producciones con trailers impactantes y sinopsis mononeuronales. Con eso en menten y dejando a un lado 'A todo gas' (2001), 'La amenaza invisible' puede ser su gran obra maestra en la materia. ¿De qué otra forma considerar a una película que emplea más de 135 millones de dólares en contar la historia de un avión de combate con inteligencia artificial que se rebela contra sus creadores? El mérito no está sólo en el guión de W. D. Ritcher, sino que Cohen consigue hacerlo ameno y divertido dentro de su atolondre.

    Por supuesto, el grueso de las imágenes del film responde a una fascinación militarista por las máquinas de guerra à la Michael Bay, pero la planificación de la acción de Cohen no se aleja tanto del plano racional como en los momentos más inspirados del director de 'Transformers'. Incluso podemos encontrar composiciones y secuencias esforzadas en sus manierismos, como cuando el personajes de Jessica Biel queda atrapado en Corea del Norte (!). La efectividad de 'La amenaza invisible' como entretenimiento apelará más a aquellos espectadores que den menos importancia a la lógica de la escalada malvada del HAL 9000 con alas y misiles al que llaman EDI que a su afición por escuchar música de subidón (Incubus, Dredg) cuando se pone rebelde. Eso lo resume todo.

    A favor: El desparpajo de serie B irredenta gastando decenas de millones de dólares.

    En contra: Las horribles animaciones CGI en explosiones y cabriolas aéreas.
    ¿Quieres leer más críticas?

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top