Nota películas
Mi SensaCine
    Titanic
    Críticas
    2,5
    Regular
    Titanic

    Cameron vs Cameron

    por Paula Arantzazu Ruiz
    En los 15 años que han pasado desde que se estrenara 'Titanic' (1997), James Cameron ha conseguido convencernos de que el 3D y su 'Avatar' salvarían el cine –la industria cinematográfica, más bien-, amén de muy recientemente convertirse en el primer hombre que ha conseguido bajar en solitario hasta la fosa de las Marianas, el punto submarino más profundo del planeta. No ha sido tarea fácil, pero Cameron, en tanto que nuevo el James Bond de lo fílmico, ha salido tan victorioso en todas sus empresas del mismo modo que sus películas han arrasado una a una el Box Office. A estas alturas, a Cameron sólo puede batirle su döppelganger y en cuestión de Oscars, su ex mujer, Kathryn Bigelow.

    Por eso, 'Titanic 3D', cuyo estreno coincide con el centenario del fatídico accidente (15 de abril de 1912), ha de verse únicamente por el duelo de Cameron contra sí mismo que promete, un duelo de dividendos entre él y su doble, su pasado y su pasado más cercano. ¿Será, así pues, capaz la nueva versión en 3D de 'Titanic' superar no sólo a la película de 1997, sino también a 'Avatar', el largometraje que ha conseguido batir todos los récords de taquilla en el mundo entero? El duelo da mucho juego, especialmente porque se trata de un estreno de visos principalmente económicos en el que la nostalgia ejerce de un valor añadido tan poderoso como la tecnología digital. ¿Funcionará la ecuación?

    Así las cosas, resulta difícil comprender la nueva 'Titanic' de otra manera. Y, en un curioso ejercicio de paralelismo, el espectador más que nunca puede sentirse en las pieles de la ancianita Rose y en sus recuerdos: de la misma manera que el científico del buque rastreador enseña mediante una infografía animada a la vieja protagonista el proceso y las vicisitudes por las que pasó el barco antes de hundirse definitivamente, Cameron y la arrugada Rose nos guían a lo largo de tres horas por una experiencia más grande, más intensa y a todo color del trágico accidente. Ahora en CGI, nos dicen, más digital, más pulida, de imagen más limpia. Sin embargo, no por ello es más 3D.

    A favor: Recordar que Celine Dion no canta en la película, sino durante los créditos del final.

    En contra: Ya que Cameron es conocido por su exceso, se echa de menos un 3D más titánico, de imagen sin miedo a ocupar media sala de cine.
    ¿Quieres leer más críticas?
    • Las últimas críticas de SensaCine
    • Las mejores películas según los usuarios
    • Las mejores películas según los medios

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top