Mi cuenta
    Entrevista con Alexandre Aja
    13 oct. 2008 a las 16:16

    El director de 'Reflejos' nos atiende por teléfono desde el festival de Sitges.

    Alexandre Aja (París, 1978) tenía previsto visitar el Festival de Sitges para presentar en la gala de inauguración su última película, 'Reflejos' protagonizada por el conocido actor norteamericano Kiefer Sutherland. Al final una enfermedad le obligó a quedarse en París, guardando reposo. Aún así el realizador tuvo la amabilidad de concedernos esta entrevista por vía telefónica, gracias al buen hacer del departamento de prensa de Hispanofox.

    P - ¿Qué es lo que te llevó a realizar 'Reflejos'? ¿Qué encontraste más atractivo?

    R- Después de realizar 'Alta tensión' (2003) y 'Las colinas tienen ojos' (2006) pensé qué tipo de película me permitiría seguir experimentando con el cine de género. Hay dos tipos de películas, las realistas y las que se adentran en el terreno fantástico, aquél con el que yo disfruto más trabajando. Siempre he admirado películas como 'El resplandor' (1980) de Stanley Kubrick, así que me puse a escribir un guión que adoptara aquello que más me interesaba del subgénero de terror donde la acción sucede en una casa encantada. Para ello me base en los derechos que tenía la Fox para realizar un remake de la película surcoreana 'Into the mirrors' (2003) de Kim Sung-ho. No es que la película o los personajes me encantaran, pero había algo en ese guión que me atraía mucho. Es difícil de explicar... sentía que había algo en esa historia que merecía la pena volver a contar, que al público le podría interesar.

    P- En esta película suavizas un poco la carga sangrienta a la que nos tenías acostumbrado, ¿estabas pensando en una mayor proyección comercial?

    R- No era algo consciente, pero entiendo lo que me quieres decir. Me interesaba más el aspecto psicológico de lo que significaba una amenaza a la familia, que ver esa destrucción expuesta en la gran pantalla. 'Reflejos' es una película sobre la supervivencia, tanto del individuo, como el de su familia. En ese sentido puede parecer que sea un argumento más comercial, pero no eral buscado de antemano. La violencia, en este aspecto, va por dentro, no como en 'Las colinas tienen ojos' donde era la principal protagonista.

    P- En tus películas siempre existe una amenaza latente sobre el corpúsculo familiar...

    R- Es un tema que me interesa mucho. Leo muchos guiones y cuando me encuentro con amenazas de ese tipo siempre me subyugan. Mi perspectiva es plenamente humana, ¿qué haría yo en una situación semejante? Creo que es bastante aterrador. Cuando se mezcla a la familia, a la pareja, a los hijos... el hecho de que existan terceras personas ligadas emocionalmente dota de mucha fuerza al relato. Desde luego es mucho más interesante que cuando el protagonista sufre él solo la amenaza.

    P- ¿Cómo fue trabajar con un actor de la talla de Kiefer Sutherland?

    R- Leyendo el script pensé rápidamente en Kiefer. Pero esto merece la pena explicarlo un poco, porque yo no quería al Jack Bauer de '24', yo quería al joven Kiefer Sutherland que protagonizó 'Línea mortal' (1990). Debí ver esa película cuando tenía catorce o quince años y aún recuerdo perfectamente la intensidad de su interpretación, era realmente escalofriante. Cuando me reuní con él y le expliqué el proyecto, enseguida me di cuenta de que tenerle en la película sería la mejor opción.

    P- Esta es tu segunda película en los EE UU, ¿te consideras un director que pese a trabajar en América hace películas de corte europeo?

    R- La verdad: yo sólo trato de hacer la película que me gustaría ver. Soy sincero, cuando me envuelvo en un proyecto lo primero que pienso es en que me gustaría ver a mi en el cine, por encima de cómo será la película, a quién va a ir destinada, quienes van a ser los actores, etcétera. No me preocupa en absoluto si la película será más europea o más americana. Lo que sí tengo que decir es que, desde luego, es mucho más fácil este tipo de películas en EE UU que en Francia. Ojalá pudiéramos potenciar más el cine de género en Europa. En este sentido creo que en España se están haciendo muy buenas películas fantásticas, mi deseo es que eso no sólo se mantenga, si no que sigan creciendo, trabajando en la misma línea.

    Alejandro G.Calvo
    facebook Tweet
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top