Nota películas
Mi SensaCine
    Woody Allen responde a las acusaciones de su hijastra: "No abusé de Dylan"
    Por New York Times — 8 feb. 2014 a las 7:57
    facebook Tweet

    El director, en una carta al New York Times, ha negado rotundamente haber molestado a su hija adoptiva. Y ha acusado a su ex mujer, Mia Farrow, de maquinar un complot contra él.

    El director neoyorquino Woody Allen ha respondido en una carta al New York Times a las graves acusaciones de abuso sexual por parte de su hija adoptiva Dylan Farrow, donde asegura que él nunca molestó a su hija y que toda la situación es fruto del odio que Mia Farrow, su ex mujer, siente por él desde su agria separación en 1993. El director, de 78 años, publica en su carta: "No abusé de Dylan (...) La quiero y espero que un día sea capaz de ver cómo ha sido engañada y privada de su padre mientras era explotada por una madre más interesada en alimentar su propia ira que en el bienestar de su hija".

    En la misiva Allen hace un repaso a tan truculento y desagradable asunto recordando lo que muchos medios olvidaron citar el pasado fin de semana: que tras las acusaciones de pederastia, la joven Dylan pasó un reconocimiento médico donde no se encontró ningún síntoma de abuso. Y que hasta ella misma confesó al médico que nadie había abusado de ella, por lo que "entonces, Mia se llevó a Dylan a tomar un helado y, de vuelta en la consulta, la pequeña había cambiado su historia". La propia policía, tras el examen de la Clínica de Niños Abusados Sexualmente, constató que todo apuntaba a una mezcla de mentira por parte de la niña y manipulación por parte de la madre.

    Allen asegura que fue un ingenuo al nunca tomarse en serio las acusaciones por ser extremadamente ridículas. Y señala a Mia Farrow como la verdadera fuente del problema tildándola de manipuladora, revanchista e, incluso, adúltera -hace bien poco la propia actriz aseguró que su hijo Moses podía ser de Frank Sinatra y no de Allen-. El cineasta dice que todo es fruto tanto de su amarga separación como de la dura batalla legal que mantuvieron por la custodia de sus hijos.

    El cineasta cierra su comunicado poniendo en duda, incluso, que su hijastra escribiera la carta, asegurando que no es propio de ella el atacar a actores y actrices colaboradores en sus películas y que todo parece tener la huella de Mia Farrow. Despidiéndose asegurándose de que esta será "su última palabra sobre el asunto" ya que "suficiente gente ha sido dañada".

    Daniel Villarraso

    facebook Tweet
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top