Mi cuenta
    Cannes 2014: Unos Dardenne inspirados entregan 'Two Days, One Night' con una gran Marion Cotillard
    Por Alejandro G. Calvo — 21 may. 2014 a las 8:56

    Lisandro Alonso encandila a la crítica con 'Jauja', protagonizada por Viggo Mortensen. La realizadora japonesa Naomi Kawase desata su poesía más epatante con 'Still The Water', coproducida por Luis Miñarro.

    Two Days, One Night, presentada a competición oficial, sigue los pasos de Sandra (Marion Cotillard), una mujer a punto de ser despedida de su trabajo, tratando de convencer a sus compañeros de que renuncien a una prima salaria que le permitiría seguir en la empresa. Los hermanos Dardenne, unos fieles del festival y poseedores de dos Palmas de Oro –Rosetta (1999) y El niño (2005)-, han presentado una obra 100% fiel a su estilo; es decir, un magnífico ejercicio fílmico, rodado con cámara en mano y mezclando la denuncia social con el asfixiante suspense en el que malviven todos sus inolvidables perdedores. La película es entonces un continuo de encuentros entre Sandra y cada uno de sus compañeros, donde los Dardenne aprovechan para ofrecer un retrato poliédrico de la sociedad trabajadora (y mal pagada) francesa. A su manera han hecho un remake adecuado a los tiempos de la crisis de Solo ante el peligro (1952) y, como es habitual en su cine, destilando sutileza, emoción e inteligencia en cada plano de la cinta. Marion Cotillard está soberbia como mujer depresiva y asustada ante el abismo al que la empujan las típicas políticas empresariales que dominan nuestro mundo. Quién sabe, igual estamos ante la tercera Palma para los hermanos belgas. Lo nunca visto.

    Luc Dardenne, Fabrizio Rongione, Marion Cotillard y Jean-Pierre Dardenne (Two Days, One Night)


    Seis años después de presentar en la Quincena de Realizadores Liverpool (2008) el director argentino Lisandro Alonso –uno de los cineastas más importantes de toda Latinoamérica- presenta nueva película, esta vez en Un certain regard: Jauja, con Viggo Mortensen como estrella principal. La propuesta narrativa de Alonso, como siempre en su cine, es plenamente audaz: filmada en 4:3 (formato cuadrado) y tirando de un HD lisérgico, la película es un seguido de planos fijos a modo de postales en movimiento que planean sobre la abstracción del relato, centrado en la persecución de un Capitán militar danés (Mortensen) al hombre que ha raptado a su hija por los terrenos escarpados de la Patagonia. Con una fotografía sublime –cada plano es un disparo al espectador- y una estilización del paisaje que, junto a la deriva narrativa de la obra, pueda llegar a recordar incluso al Porcile (1969) de Pier Paolo Pasolini (por lo que también rimaría con los paisajes metafísicos de Albert Serra). Un viaje hacia el fin del mundo de un hombre desesperado (y cada vez más solo) en un inmenso cuadro de época que, desde luego, podría ser lo más revolucionario –en términos cinematográficos- que, de momento, hemos visto en Cannes hasta la fecha. Lisandro Alonso más grande y más genio que nunca.

    Jun Yoshinaga, Naomi Kawase y Nijiro Murakami (Still The Water)


    Hoy cerramos con otra película a competición: Still The Water de la realizadora japonesa Naomi Kawase, que cuenta con coproducción español de Eddie Saeta, la empresa de Luis Miñarro (que ya coprodujo en su día la ganadora de la Palma de Oro Uncle Boonmee (2010)). En ella la directora de Shara (2003) trata de amalgamar todo lo que puede dar de sí su cine: imaginería fantasmática, retratos familiares, encuentros con la muerte, conexión con la naturaleza… dando como resultado una película farragosa, tan hermosa por momentos –hay una muerte celebrada en mitad de un ritual de celebración tremendamente emocionante- como poéticamente insalvable por otros –los diálogos de los chavales mirando al mar preguntándose de dónde venimos y a dónde vamos son insufribles-. La metafísica sobre la que le gusta planear a la cineasta hace aguas frente lo naíf de sus ideas. Convirtiendo el visionado de la cinta en un quiero-y-no-puedo. Seguimos echando en falta a la cineasta que nos deslumbrara con sus primeras obras.

    + Todas las crónicas de Cannes por Alejandro G. Calvo

    Día 1: 'Grace de Mónaco' abre con polémica un Cannes algo desinflado

    Día 2: Brillante retrato de Turner a cargo de Mike Leigh

    Día 3: Atom Egoyan sigue en barrena con 'The Captive' (aunque con un gran Ryan Reynolds)

    Día 4: La hispano argentina 'Relatos Salvajes' arranca risas y aplusos entre la prensa

    Día 5: Jessica Chastain ofrece su mejor interpretación en 'La desaparición de Eleanor Rigby'

    Día 6: David Cronenberg (y Robert Pattinson) se ríen de Hollywood en la magistral 'Maps To The Stars'

    facebook Tweet
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top