Nota películas
Mi SensaCine
    Doug Liman ('Al filo del mañana'): "Tom y Emily tienen un química perfecta"
    Por Alejandro G. Calvo — 29 may. 2014 a las 9:05

    El director de 'El caso Bourne' estrena este viernes 30 de mayo su última película protagonizada por Tom Cruise y Emily Blunt.

    En el futuro, una invasión alienígena a La Tierra tiene como objetivo acabar con la raza humana. Un hombre (Tom Cruise) muere en pleno combate y queda atrapado en un bucle de tiempo continuo que lo hará resucitar, constantemente, el día de su muerte. Utilizando esto como una ventaja, decide convertirese en un guerrero aún más letal capaz de detener a los extraterrestres. No estará sólo en su lucha, la soldado Rita Vrataski (Emily Blunt) le ayudará en su lucha. Al filo del mañana, la última película de Doug Liman, llega a las salas españolas este viernes 30 de mayo. El director de películas como El caso Bourne y Sr. y Sra. Smith recibe a SensaCine para contarnos cómo ha sido trabajar con Tom Cruise y Emily Blunt, su visión de la película y qué cambiaría si pudiese volver atrás en el tiempo.

    Al filo del mañana tiene varias concomitancias con la Segunda Guerra Mundial y el desembarco de Normanía.
    Fue una inspiración. En la película, los alienígenas han tomado el continente europeo y los humanos atacaban por la costa francesa y por el este. La historia está basada en elementos reales. Sólo un apunte: a mí me gusta romper moldes y, para ello, era muy importante que la historia no tuviese absolutamente nada que ver ni con los aliens ni con Ámérica. América no pinta nada.

    ¿Cómo vivieron los protagonistas tener que repetir una y otra vez el mismo día?
    Lo cierto es que era emocionante que el mundo se pudiese repetir continuamente. El personaje de Tom Cruise debe reinventar el mundo cada vez que vuelve a despertarse. Hacer las cosas de forma diferente implica obtener resultados diferentes. Y eso es algo que me interesa tanto como cineasta como persona humana. La vida está llena de casualidades. Las pequeñas decisiones, aquellas que no consideramos demasiado, pueden hacernos cambiar la vida radicalmente. Girar a la derecha o a la izquierda en un cruce puede llegar a ser un mundo. Eso a mí me interesaba muchísimo explorarlo. ¿Y si pudiéramos repetir nuestros actos para poder conseguir siempre nuestros objetivos? Estoy convencido que lo haríamos siempre que pudiéramos.

    La película tiene tres guionistas.
    Cuando llegó a mis manos el guión de Christopher McQuarrie, que es el autor original de la adaptación, estaba en una lista negra de proyectos imposibles. Así que contraté a dos guionistas amigos que ya trabajaron conmigo en Sr. y Sra. Smith para rehacerlo. Todo empezó con la escena de la granja. Para mí ese ese el germen de la película. De hecho, fue lo único que necesitó Tom Cruise para aceptar el papel. Luego vinieron muchos ensayos y a partir de ahí fuimos reescribiendo hasta que la película quedó finiquitada.

    Lo cierto es que más que a Salvar al soldado Ryan la película se parece a Atrapado en el tiempo.
    Es normal, la película sigue la misma estructura que Atrapado en el tiempo. Y, ojo, ¡eso era lo difícil de vender! Aún recuerdo a un ejecutivo de Warner que me dijo: “¿no sería posible que el día no se repitiese y el protagonista se limitase a combatir extraterrestres?”. Mi respuesta fue clara: “Sería posible, pero la tendría que dirigir otro”.

    ¿Cuál fue el mayor desafío a la hora de realizar la película?
    La velocidad. En general trabajo mucho el montaje de mis películas para que estas sean rápidas. En ésta se trataba de no repetir nunca el mismo momento, así que como la película versa sobre la repetición continuamente, o introducíamos cambios o íbamos a toda leche.

    ¿Por qué cambió el título de la película? (Su título original era All You Need Is Kill)
    Nunca llegamos a utilizar ese título. Nos referíamos a la película por sus iniciales: AYNIK. No creo que fuera un título que le fuera al tono de una película más cercana al cine de aventuras que al cine estrictamente violento. Además hay mucho humor, nada que ver con la novela de la que parte. Ya he contado que todo empezó con la escena de la granja que es, básicamente, romántica. Así que como para llamarla Todo lo que necesitas es matar.

    Hay un intercambio de roles en los protagonistas: siendo ella la heroína, mientras que el hombre es un cobarde.
    Es un cobarde, pero vive en La Tierra. Así que le toca perseverar. O salva el planeta o muere todo el mundo. Creíamos interesante que fuera un cobarde que debía reaccionar a la invasión Una de mis películas favoritas es La reina de África. Una mujer fuerte y un hombre egocéntrico contra el mundo. Fue una bonita inspiración para Al filo del mañana.

    ¿Qué tal fue la química entre los actores, Tom Cruise y Emily Blunt?
    Tiene gracia. Mira, yo soy un hombre que no disfruto haciendo películas porque me estreso demasiado. Pienso mucho en ello porque tampoco me veo sin hacer películas, pero cada una me lleva a unos niveles de estrés inaguantables. Pero en esta ocasión mi particular ansiolítico era ver a los actores trabajar. Tom y Emily eran pura energía, una química perfecta como pocas veces he visto. Sólo con verlos ya me relajaba.

    ¿Si pudieras viajar hacia atrás en el tiempo cambiarías alguna de tus películas?
    Jumper. El estudio me hizo alterar tanto la película que al final es la única de la que no estoy contento. Mi idea era tener un protagonista que adquiere superpoderes pero que no se comporta como un héroe. Alguien que al final no salva a la chica sino a sí mismo. Al estudio no le gustó, dijeron que la gente iba a odiar la película.

    Usted empezó en el cine indie, ¿cómo ve su evolución como cineasta?
    El cine trata de contar historias y personajes. Eso jamás lo he perdido de vista. Incluso en una película tan grande y con tanto FX como Al filo del mañana jamás dejo de focalizar mi atención en los personajes. Y siempre he sido así. La tecnología no es nada al lado de la historia. Una buena historia te aguanta cien años. ¿Cuántas de las películas que se hacen hoy en día en Hollywood son relevantes? ¿Quién se acordará de Transformers: La era de la extinción dentro de diez años? Para mí se trata de eso.

    El diseño de los aliens es bastante revolucionario.
    Los diseñamos desde cero. Queríamos algo alienígena en el más estricto sentido de la palabra. Algo que sea incomprensible para el ser humano. No quisimos explicar porqué estaban en la tierra. Ni que pasaría si ganaban la guerra contra los humanos. Es un miedo opaco, irracional, algo mucho más terrorífico. Normal, son alienígenas, y si te acercas lo suficiente te destrozan vivo. Así que tampoco se les puede preguntar qué quieren.

    facebook Tweet
    Links relacionados
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top