Mi SensaCine
    Yann Gozlan (‘El hombre perfecto’): "Me apasionan las historias en las que te quedas sin aliento"
    Por Alicia Delgado — 13 may. 2016 a las 15:45

    La película francesa, que cuenta con el joven Pierre Niney como protagonista, se estrena en España este 13 de mayo.

    Este viernes 13 de mayo se estrena en España El hombre perfecto, un impactante 'thriller' psicológico dirigido por Yann Gozlan y protagonizado por Pierre Niney (20 años no importan; Yves Saint Laurent) y Ana Girardot (Escobar: paraíso perdido; La próxima vez apuntaré al corazón). Ambos actores se adentran en una trama llena de mentiras, caracterizada por la búsqueda de identidades.

    Mathieu Vasseur (Niney) es un joven que trabaja en un servicio de mudanzas mientras lo compagina con el deseo de lanzar su carrera como escritor. Un día, en medio de las casualidades , encuentra un diario de un soldado de guerra, escrito tan perfectamente que tiene la calidad que le falta para convertirse en la novela que todos querrían leer. Es entonces cuando Mathieu decide plagiar la historia del hombre, pero las consecuencias de este acto no serán tan positivas como había pensado.

    SensaCine ha tenido la oportunidad de entrevistar a su director en su reciente visita a Madrid, un cineasta apasionado por su trabajo que, tras su primer largometraje, Captifs, debuta ahora con este nuevo proyecto, el cual ya ha superado los 600.000 espectadores durante su estreno en Francia.

    ¿Cómo surgió la idea de hacer esta película? ¿Es el suspense su género fetiche?

    Es cierto que me inclino por el cine de suspense. Desde que era muy joven, me ha encantado ver películas de Hitchcock porque me apasionan las historias en las que te quedas sin aliento y la tensión es constante. Me gustan como espectador y también como director. En este tipo de 'thriller' siempre suele haber personajes complicados y de doble identidad y para mí es un placer tratar con la psicología de dichos personajes. En esta historia, quería mostrar distintas temáticas, como la distancia que existe entre lo que uno es y lo que sueña ser, la dificultad de desarrollarse realmente, la presión social… Quería abordar todas estas cuestiones en un relato con un poco de suspense.

    ¿Por qué pensaste que Pierre Niney sería el idóneo para interpretar a Mathieu?

    Necesitaba a un actor joven que creara empatía con el personaje. No quería que hubiese distancia con el espectador, sino que el público pudiera incluso entender a esta especie de antihéroe que comete actos repulsivos. Pierre desprendía esa empatía en la pantalla. Además de su innegable talento para interpretar a un personaje tan complejo, negro y oscuro. Miente y manipula a los demás y hace lo contrario a lo que dice. Sin embargo, conserva ese rostro angelical. Pierre tiene una red muy amplia de registros y no le costó ponerse en la piel de Mathieu. Trabajar con él ha sido como bailar tango con una bailarina experta. Le sobraba técnica y, cuantas más indicaciones o reglas le imponías durante el rodaje, más contento se ponía. Como director, tenía la sensación de estar conduciendo un Ferrari.

    Además de la acertada elección del actor protagonista, ¿qué estrategias ha empleado como director para crear dicha empatía con el espectador? Aunque podamos llegar a entender ciertas acciones de Mathieu, ¿considera que a veces el fin justifica los medios?

    Así es. La idea era conseguir a un gran actor. Alguien que ya de por sí creara empatía con su físico. Aparte de esto, traté de que no hubiese ninguna escena sin ese personaje. El espectador tiene que estar con él en todo momento. Siempre filmé desde su punto de vista para retratar lo máximo posible su subjetividad: ver lo que ve él, oír lo él oye. He tratado de poner en marcha esta subjetividad durante todo el relato y que el espectador estuviese siempre al mismo nivel que el personaje. Para mí fue incluso obsesivo durante el rodaje el hecho de ponerme en su lugar y quise que la cámara estuviera todo el tiempo junto a él. En cuanto a la otra cuestión, el fin no justifica los medios, y así he querido mostrarlo con el final de la película. El protagonista se ve arrastado por un ciclo de mentiras hasta que su vida se convierte en un infierno y se acerca a los confines de la locura. 'SPOILERS'  spoiler: Se ve obligado a poner en marcha una compleja estrategia para que todo el mundo piense que está muerto. Justo cuando por fin consigue escribir su propia novela, sin plagios, ante los ojos de los demás está muerto. No puede disfrutar de la publicación de su lbro, ni estar con la mujer que ama, ni disfrutar de su hijo. Ya no es nadie y pienso que es el castigo más terrible que podría haber tenido. Más que si hubiese sido arrestado por la policía o si hubiese muerto de verdad.

    Alice es esencial en esta espiral de mentiras. Sin ella, ¿hubiese destapado Mathieu antes la verdad o igualmente hubiera continuado para no ver dañada su imagen?

    Prácticamente todo lo hace por Alice. No quiere decepcionarla y encima ella le añade presión. Siempre está buscando su aprobación. Podemos verlo en la escena en la que Mathieu le pide que lea un texto porque su editor se lo ha pedido pero, en realidad, quiere saber lo que Alice opina sobre cómo escribe en realidad. Su vida está en sus manos y, aunque está enajenado por la mirada de los demás, sobre todo le preocupa lo que piense ella. Se encuentra en un callejón sin salida y por eso al final prefiere irse, desaparecer, porque es la única manera de que Alice le recuerde con una buena imagen en la mente.

    De todas las escenas, ¿cuál cree que define mejor la esencia de la película?

    Me fascina la escena que tiene lugar en la piscina, cuando él hace que escribe en el ordenador pero, en realidad, mira atentamente cómo Alice lee el texto que le acaba de pasar y, justo en ese momento, llega el amigo de la familia. Entre ambos personajes hay un gran conflicto. Desconfían el uno del otro pero siempre consiguen tener esa sonrisa de por medio y sin salidas de tono. Sin embargo, la tensión y la frivolidad se palpan en el ambiente. 'SPOILERS'  spoiler: También me quedo con la escena final en la librería, cuando, bajo la lluvia, Mathieu observa a su chica y a su hijo pero no puede hacer nada. Solo marcharse.

    Se nota su entusiasmo por esta profesión. ¿Es lo que siempre quiso?

    Sí. Empecé con mucha ilusión haciendo cortometrajes pero también tenia un trabajo paralelo, pues no me daba para vivir. Lo mejor surgió cuando uno de mis cortos triunfó en un festival y me propusieron que escribiera un guion, el cuál luego se convirtió en mi primera película. Después me puse en marcha con esta y todo ha ido muy bien. Para mi es el mejor trabajo, en el que más consigo desarrollarme. Aunque a veces sea duro, pienso que no hay nada más hermoso que imaginarte una historia en tu cabeza y llevarla a la pantalla para que se acerce lo más posible a lo que habías imaginado. Al final ves que está ahí, que existe. Y a esto se une un gran disfrute en cada una de las etapas, desde la escritura del guion, pasando por el rodaje, hasta el montaje. Me fascina.

    facebook Tweet
    Links relacionados
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top