Mi SensaCine
    Aliento a ajo, llantos incontrolables al leer el guion y otras curiosidades de 'Antes de ti'
    Por Sara Heredia — 9 jun. 2021 a las 21:01

    Fue la primera comedia romántica de Emilia Clarke -cuando aún todos la veíamos como la dulce y guerrera Daenerys- y adapta la famosa novela de Jojo Moyes.

    En 2016, Emilia Clarke andaba enfrascada en dar vida a Daenerys en Juego de tronos. Aún nadie sabía que se volvería loca e intentaría arrasar Poniente, así que todos la queríamos. Por eso encajaba a la perfección en Antes de ti, una película romántica que adaptaba la famosa novela de Jojo Moyes de mismo nombre. Siendo sinceros, Clarke se ha mantenido como una persona entrañable, más allá de lo que ocurriera en la ficción de HBO, así que siempre es un buen momento para volver a disfrutar de cualquiera de sus interpretaciones.

    En Antes de ti da vida a una veinteañera alegre y parlanchina que se ha criado en un pueblo pequeño. Debe encontrar trabajo urgentemente y así se cruza en el camino de un exitoso hombre de negocios que ha quedado tetrapléjico tras un accidente de coche. Se encuentra en una profunda depresión y quiere acabar con su vida, pero Lou está a punto de cambiar eso.

    Si eres fan de Jojo Moyes y de la película que Clarke protagoniza junto a Sam Claflin, aquí te dejamos unas anécdotas del rodaje que quizás no imaginarías viendo la cinta: historias conmovedoras, aliento a ajo y piernas depiladas.

    Matthew Lewis y sus piernas depiladas

    Matthew Lewis interpreta a Patrick, un triatleta muy enfocado en el deporte. Lewis quería meterse de lleno en el personaje y saber qué pensaba una persona que está tan preocupada por su estado físico. Así llegó a la conclusión de que tenía que depilarse las piernas, en lo que su compañera Clarke insistió. "Mi personaje está totalmente concentrado en la carrera que va a correr. Hablé con la directora y dije que estaría bien entrar en la mente de alguien así, que no bebe alcohol y come ensaladas todo el tiempo. Estaba muy interesado en saber dónde va tu mente a ese nivel de compromiso. Así que dejé de tomar alcohol", explica a DigitalSpy.

    "Aparentemente, los triatletas se afeitan las piernas para tener más aerodinamismo, para esos milisegundos extra", cuenta el actor. Él estaba dispuesto a afeitarse, pero Emilia le propuso hacerse la cera. "Tenía muchas ganas de afeitarme todos los días, pero Emilia dijo: ‘No, ¡depílate! Solo tendrás que hacerlo una vez".

    Rodando a salvo de los fans

    Si quieres pasear por las mismas calles que Lou y Will, debes hacer un viajecito hasta Gales. Castle-Town fue recreada con los paisajes de Pembrokeshire durante cinco días. Es un pueblo muy tranquilo y poco acostumbrado a rodajes de películas o a aglomeraciones de fans. Durante la grabación, fueron muchos los curiosos que se acercaron a conocer a los protagonistas, que les atendieron sin problemas. A pesar de la afluencia de visitantes, las interrupciones fueron mínimas.

    Un papel lacrimógeno: Sam Claflin lloró con el guion y al preparar el personaje

    Sam Claflin reconoce que lloró tres veces la primera vez que recibió el guión. "Es una de esas cosas que una vez se abren las compuertas… Me contuve, me mordí el labio pero seguía viniendo. Es una historia increíblemente conmovedora", cuenta a Collider. El actor investigó para meterse en la piel de Will, un hombre enérgico y amante de los deportes de aventura que queda inmovilizado. "Cuando más investigaba, más abierta estaba mi mente a un mundo que no conocía".

    Claflin tuvo la oportunidad de hablar con personas que habían pasado por lo mismo que su personaje. "Algunas historias eran muy inspiradoras, pero otras no. Vi muchos documentales, enlaces de YouTube, seguía los blogs de la gente… Tuvimos un tipo que vino a hablar con nosotros. Su esposa también estaba allí, pero ella no era la que cuidaba de él, tenían cuidadores. Fue realmente interesante escucharlo desde su perspectiva. Después vino su hermano y contó su opinión. Fue muy interesante escuchar todos esos niveles".

    El problema de Emilia Clarke con su aliento

    Cuando Emilia Clarke llegó a hacer la audición, venía de rodar Terminator y tenía la necesidad de limpiarse de toda la proteína que había estado tomando mientras interpretaba a Sarah Connor, por lo que recurrió a una dieta que le dejaba un terrible aliento. "Hice esta limpieza y mi aliento olía a ajo, estaba comiendo dientes de ajo crudos. Así que el día que tuvimos que hacer una prueba juntos para ver nuestra química le dije 'Lo siento mucho". Su compañero de escena lo recuerda con horror, pero les ha valido para echarse unas risas juntos.

    facebook Tweet
    Links relacionados
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top