Mi cuenta
    Una de las películas más perturbadoras de la historia del cine dentro y fuera de las cámaras: robos, censura y un director asesinado
    29 jun. 2022 a las 16:30
    Pedro Gallego
    Pedro Gallego
    -Colaborador
    Recomiendo películas y series en el Qué ver de SensaCine. No rechazo lo comercial, tampoco le hago ascos a los dramas íntimos que cuentan mucho con poco. No me importa si la peli es antigua, muy sangrienta. Si está hecho con gusto y tiene algo que contar, me interesa.

    La historia de este clásico del cine italiano ha sido tan impactante como las duras imágenes que ha dejado en pantalla. Esta es la impactante película que le pudo haber costado la vida a Pier Paolo Pasolini.

    Es una de las películas más polémicas y perturbadoras de la historia del cine, tanto por el contenido que elige mostrar como por todo lo que supuso rodarla. La controvertida historia de Saló o los 120 días de Sodoma, la última obra del italiano Pier Paolo Pasolini, sigue causando tanto impacto como la propia película.

    Saló o los 120 días de Sodoma
    Saló o los 120 días de Sodoma
    Fecha de estreno 19 de mayo de 1976 | 1h 57min
    Dirigida por Pier Paolo Pasolini
    Con Paolo Bonacelli, Giorgio Cataldi, Aldo Valletti, Caterina Boratto, Elsa de Giorgi
    Usuarios
    3,4

    Y el contenido de dicha película se las trae. Tomando de base la novela de Los 120 días de Sodoma del marqués de Sade, Pasolini nos traslada a la República de Saló en los años 40, altamente asociada con el régimen fascista de Mussolini que además de servía de estado marioneta para la Alemania Nazi. Allí describe los terribles actos de cuatro señores ligados al gobierno autoritario.

    Siguiendo las directrices de un depravado documento, escogen a ocho personas de ambos sexos que se van a convertir en víctimas de sus crueles y sanguinarias prácticas. Estos jóvenes, partisanos o hijos de partisanos, serán sometidos por las terribles reglas del juego marcadas por estos señores, ya que la negativa significa la misma muerte. Una denuncia al totalitarismo, la corrupción, el capitalismo extremo y el sadismo ligado a los regímenes fascistas.

    Quemaduras y abrasiones

    Si no fuera bastante terrible lo contado, el proceso para convertirlo en imágenes fue también muy complejo. La grabaciónde escenas que describen actos de sexo homosexual, coprofilia y sadomasoquismo fue tan difícil e intensa que varios actores sufrieron quemaduras y abrasiones.

    Fútbol para rebajar tensiones

    No es de extrañar que, para desconectar de los momentos duros del rodaje y de la crudeza de lo que se estaba contando, varios de los jóvenes del reparto tuvieran una actitud más distendida y vitalista. Cuando no tenían que estar en el set, compartían platos de risotto y partidos de fútbol con el equipo que estaba rodando Novecento, de Bernardo Bertolucci, que se encontraba al lado de donde grababan.

    La película robada

    Uno de los momentos más duros a mitad de rodaje fue el robo de parte del metraje de la película. No se descubrió quién estaba detrás del hurto, pero los ladrones reclamaban un rescate a cambio de devolver los fotogramas. Pasolini se negó y tuvo que grabar de nuevo dichas escenas, pero desde otro ángulo, disimulando que no contaba ya con los mismos actores con los que rodó dichas escenas.

    Censura en todo el mundo

    Pero no se terminaron los problemas para Saló o los 120 días de Sodoma en el rodaje. Su estreno fue censurado en muchos países, debido a las escenas gráficas de violaciones, torturas y asesinatos. La propia Italia retrasó su estreno hasta finales de 1975 después del rechazo en el pase inicial. Países como Australia, Nueva Zelanda, Canadá o Reino Unido prohibieron su exhibición durante años, décadas incluso, y sólo pasaron el veto una vez se retocaron algunas de las imágenes más explícitas. Posteriormente, versiones sin censurar saltarían el veto y fueron exhibidos en salas británicas.

    La muerte de Pasolini

    No obstante, lo más traumático que pasó detrás de las cámaras fue el brutal asesinato del propio director tres semanas antes del estreno. Pasolini fue encontrado con múltiples huesos rotos, sus testículos destrozados por lo que parecía ser una barra de metal y con signos de haber sido atropellado varias veces por su propio coche. También había sido parcialmente quemado.

    Durante cierto tiempo se especuló que la mafia estaba detrás del asesinato, para intentar evitar el estreno y también para castigar al director por su homosexualidad y su ideología comunista. Más tarde, un joven llamado Pino Pelosi confesó haber realizado el asesinato en defensa propia, tras haber quedado la noche anterior con Pasolini para un encuentro sexual y este casi intentase destrozarle aplicando violencia extrema.

    No obstante, en 2005 se retractó de dicha confesión, alegando que fue forzado a hacerla por amenazas a su familia, y asegura que el motivo para el asesinato fue la ideología comunista del director. También surgieron pruebas que sugerían que hubo detrás un intento de extorsión, que estaría conectado con el metraje robado durante el rodaje de la película.

    Saló, o los 120 días de Sodoma se encuentra disponible para ver en streaming a través de Filmin.

    Si quieres estar al día y recibir los estrenos en tu mail apúntate a nuestra Newsletter
    facebook Tweet
    Links relacionados
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top