Mi cuenta
    Goya Toledo, de 'Mentes en Shock': "A todos nos afecta el pasado pero no existe la máquina del tiempo"
    31 mar. 2011 a las 15:00

    La actriz de 'Amores perros', 'Los hombres de Paco' o 'Acusados' protagoniza junto a Alejandro Tous el nuevo 'thriller' psicológico de Fox. La serie se estrena el domingo 3 de abril a las 22.20 horas.

    Si te gusta Goya Toledo (Arrecife, Lanzarote, 1969), no tienes excusas. La actriz canaria estrena nueva serie en Fox (dial 21 de Digital + y 30 de ONO), 'Mentes en Shock', y se mete en la piel de Charo, una psiquiatra española adicta al trabajo que une sus fuerzas en un hospital colombiano con el atípico León Robles (Alejandro Tous, 'Yo soy Bea'). Robles, muy al estilo de 'House', es un antiguo amante y psiquiatra en crisis que busca desesperadamente a Lola, su hermana desaparecida hace dos años con un severo trastorno mental. La ficción, primera producción en español de Fox International Channels y con un reparto internacional con nombres como Michel Brown ('Física o Química') o Marcela Mar ('Operación Jaque'), adapta la producción norteamericana 'Mental' y analiza en cada capítulo variados casos psiquiátricos: un hombre que cree que se está quemando, otro con síndrome de Diógenes...

    Toledo, conocida por su papel de Valeria en 'Amores perros' pero también por series como 'Los hombres de Paco' o 'Acusados', nos habla de cómo se ha preparado el personaje, sobre cómo la ven los medios de comunicación, e incluso sobre sus momentos de tranquilidad. 'Mentes en shock' se estrena el domingo 3 de abril a las 22.20 horas y dos días después en toda Latinoamérica. "La primera temporada tiene 13 capítulos y rodaremos una segunda en función de cómo funcione".

    La serie se vende como un ‘thriller’ psicológico pero bien por la tonalidad o porque tiene mucho reparto latino a veces recuerda a una telenovela. ¿Cómo la verá el espectador español?

    Debe ser por el acento de los personajes. A mí no me ha dado esa sensación. Alejandro [Tous] y yo no nos enterábamos mucho de lo que decían cuando llegamos porque el acento era muy marcado. Ya no grabando, sino hablando con las personas. Se te pasa en tres o cinco días. Por factura de serie no se parece a una telenovela. Ojalá que los que la vean no tengan esa percepción.

    ¿Y qué tal el trabajo con el acento? Hace de una española que lleva tiempo instalada en Colombia…

    No me cuesta. Soy canaria y me encanta instalarme en mi canario (Risas). Lo disfruto.

    ¿Cómo ha sido la experiencia de grabar allí con un reparto tan internacional? ¿Ha notado alguna diferencia en comparación con las series españolas?

    La única diferencia ha sido el tiempo. En España un capítulo se hace en nueve o en siete días y allí lo hacíamos en cinco. Lo demás ha sido todo igual. Al final es el profesional y no la nacionalidad.

    ¿Es más fácil triunfar fuera de España y depender de un canal como Fox en lugar de uno que mira más al dedillo los datos de audiencia?

    A mí es que siempre me han visto más de fuera que de aquí. Será por mi acento canario. Lo que no es fácil es que te lleguen proyectos que te apetezcan. Yo terminé de rodar 'Mentes en Shock' y una semana después estaba en España grabando una película. Tampoco es sencillo que te llamen desde Fox y te ofrezcan una producción internacional para toda Latinoamérica.

    En compañía de Alejandro Tous, en 'Mentes en Shock'.

    ¿Pero haría una telenovela?

    Uffff… Me cuesta. Estando allí me hicieron alguna propuesta. Es que si una serie ya es un maratón… No quiero imaginar lo que es una telenovela. Aquí la vemos de una manera y en Colombia de otra. Allí es la industria y los mejores actores trabajan en el género. De momento, sigo prefiriendo hacer una serie.

    ¿Diría que las telenovelas son un género menor?

    Me cuesta mucho decir lo que está bien y lo que está mal. Si a la gente le gusta, genial.

    ¿Cómo es su personaje en 'Mentes en shock'?

    Charo es una mujer volcada en su trabajo porque allí se siente más fuerte que en su vida personal. Huye de su pasado y de su presente y se vuelca en el hospital. Es ascendida sólo dos años después de llegar y también tiene una enfermedad que ella misma se trata. Tiene una hija, la tiene abandonada, y eso trae otros problemas porque su hija cae en otra enfermedad.

    ¿No le parece un poco como ‘House’ pero en mujer?

    No te puedo decir… He visto algún capítulo de ‘House’ pero no me puedo enganchar a ninguna serie por culpa de mi horario. Aún así, creo que es distinta. Es una mujer que se mueve en un mundo de hombres.

    Junto a José Coronado, en 'Acusados'.

    Y también madre. ¿Se aborda el tema de la conciliación laboral y familiar?

    Por el capítulo cinco o seis lo empezamos a tratar. Y también empieza a brotar su enfermedad. Charo ha huido de España porque se enamoró de un psiquiatra cuya hermana era paciente suya. Y la hermana les pilló. Sabía que lo había hecho fatal y se largó en lugar de solucionarlo.

    ¿Se ha fijado en alguna serie de médicos para su interpretación?

    Quise ver ‘Mental’ pero me dijeron que no tenía nada que ver. Compré temporadas de ‘Anatomía de Grey’… Aquí somos psiquiatras, allí médicos y cirujanos… Lo más importante es fijarte en personajes, tener entrevistas con psiquiatras. Yo hablé con uno que tenía cuatro pacientes al día. Y tenía compañeros que atendían a 100. Pero eso es hacer una receta y decir: “Vete a tu casa y drógate”.

    ¿Es más peligroso comprender o interpretar a alguien con trastorno mental?

    Pufffff…  A veces crees que puedes ayudar a alguien y luego te das cuenta de que tu falta de conocimiento te lo impide. Un trastorno mental son palabras mayores. De la enfermedad que tiene Charo, por ejemplo, existen distintos grados. Y dependiendo de los grados, tiene una cosa y otra. Hay muchas enfermedades que no existen o que dependen de momentos emocionales de tu vida.

    Lo más curioso es que ‘Mentes en shock’ expone las enfermedades desde el punto de vista del paciente. En el piloto vemos lo que ve el paciente, lo que cree que le está pasando.

    Y me parece de lo más realista por ser precisamente lo que ve el que sufre la enfermedad.

    Con Patricia Montero y Mario Casas, en 'Los hombres de Paco'.

    ¿Alguna vez ha tenido que parar para centrarse?

    Para reflexionar, sí. Y ojalá me siga pasando toda la vida. Antes me ponía a pensar: “qué pena que no he hecho esto”. Ahora me estoy currando que no sea así porque no es bueno fijarse en el pasado todo el tiempo. A todos nos afecta el pasado pero no existe la máquina del tiempo.

    En Internet su nombre sigue estando relacionado con la moda, la forma de vestir, sus amistades. ¿Beneficia o perjudica esta publicidad?

    Todo puede tener un beneficio o no. Lo que tengo claro es que no voy a dejar de ser quien soy. Yo nunca he sido modelo pero la gente sigue diciéndolo. Será porque me gusta ponerme tacones. Hice de modelo seis meses para pagarme mis clases de arte dramático y lo dejé. No era mi vocación. Al principio te afecta pero luego… A lo mejor son los años (Risas).

    Es que por ejemplo, se dice que es hermana de Jose Toledo…

    ¡Siempre! Bueno… Jose fue al colegio con mi  hermana. Hay veces que me  preguntan por mis hermanas y respondo diciendo que no son las que ellos creen. ¿Qué haces con eso?

    En 'Amores perros', de Alejandro González Inárritu.

    ¿Cuál es su presente profesional?

    Ahora estoy con un par de mesecitos de limpieza mental porque tuve un papel con mucho desgaste emocional y esperando a que se estrene 'Maktub' de Paco Arango. Luego ya veremos.

    Santiago Gimeno

    facebook Tweet
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top