Mi SensaCine
    Así fue la curiosa preparación de un personaje de 'La maldición de Hill House'
    Por Marta Romero — 6 nov. 2018 a las 19:33

    La primera entrega de la ficción de terror ya está disponible en Netflix

    La maldición de Hill House, la nueva serie de terror de Netflix, también fue terrorífica para su reparto. Los actores tenían que meterse de lleno en su papel y, para ello, algunos debían prepararse de una manera muy extraña a la que no estaban para nada acostumbrados.

    Como quizás ya sepas, la personalidad de cada uno de los hijos de la familia Crain representa una fase diferente del duelo. De esta manera, tenemos -además ordenados por la edad de cada miembro-, que: Steven (Michiel Huisman) es negación, Shirley (Elizabeth Reaser) es ira, Theo (Kate Siegel) negociación, Luke (Oliver Jackson-Cohen) depresión y Nell (Victoria Pedretti) aceptación.

    Por su parte, Shirley en su versión adulta es directora de una funeraria además de saber cómo preparar a los muertos. Pero, ¿cómo hizo la actriz Elizabeth Reaser para entremezclar estos dos importantes aspectos e incorporarlos a su personaje? Según ha explicado para el medio SYFY, básicamente tenía que pasar gran cantidad de tiempo enfadada y viendo cadáveres:

    "Tan pronto como fui elegida, me enviaron una cantidad totalmente demencial de videos de embalsamamiento. Ni siquiera sé cómo describirlo. Simplemente aterrador. Y entonces vi los vídeos de embalsamamiento y autopsias, y fotos de cuerpos en descomposición, cómo se maquillan y todo eso. En cierto modo, desearía no haberlo hecho, pero también sentí que era mi responsabilidad hacerlo. No lo recomendaría, pongámoslo de esa manera. Era horrible, no se parecía a nada de lo que me haya pasado, obviamente."

    Además, la actriz estuvo trabajando con una embalsamadora de Georgia, lugar donde se rodó la serie, para que le contara más detalles su profesión y poder desarrollar más a fondo su interpretación de Shirley. Durante aquellos momentos, entendió que quizás el peor aspecto de estar embalsamando un cuerpo sea el olor. Podría parecer lógico llegar a acostumbrarte a ello, pero según ha contado, realmente eso nunca sucede:

    Pensé que era abrumador, pero tal vez disminuiría, o que te dejaría de impactar de esa manera. Y ella contestó: 'No, nunca mejora'. Hay cosas en ese trabajo que son muy grotescas y que van más allá de mi imaginación, cosas en las que no quieres pensar.

    Recuerda que ya tienes la primera entrega de La maldición de Hill House disponible en la plataforma. Aunque hay no hay noticias acerca de una renovación para continuar la historia, lo cierto es que Mike Flanagan ya tiene varias ideas para convertirla en una antología.

    Fuente: SYFY

    facebook Tweet
    Links relacionados
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top