Nota películas
Mi SensaCine
    9 series que fueron canceladas y que nos rompieron el corazón en mil pedazos
    Por SensaCine — 8 may. 2020 a las 14:06
    facebook Tweet

    'The OA', 'Daredevil', 'Hannibal'...¿A qué ficción le darías otra nueva temporada sin pensártelo dos veces?

    Lo bueno de engancharte a una serie es que llegas a conectar con sus personajes de una forma que es imposible hacerlo en una película de una hora y media. Consiguen ser 'uno más' en tu día a día. Por eso mismo, es como si se te partiese el corazón en millones de pedacitos pequeños cuando las cadenas o plataformas de 'streaming' deciden cancelar la ficción que te tiene enamorado.

    Por esta razón, la redacción de SensaCine ha elegido aquellas series cuyas cancelaciones provocaron que tuviéramos que despedirnos para siempre de aquellos personajes que vimos evolucionar durante varias temporadas y que nos hicieron llorar o reir como nadie antes lo había hecho. Eso hizo que nos preguntáramos cosas como: "¿Qué le pasó realmente a Prairie?". "¿Cómo continúa la vida de Matt Murdock?". "¿No podrían haber hecho otra temporada de Sense8?". Y así, sucesivamente.

    'The OA'

    Custodio Guerrero

    Aún no me puedo creer que The OA fuese cancelada tras la segunda temporada. La serie, que se estrenó por sorpresa en Netflix sin dar ninguna información de su sinopsis o de su reparto -'fun fact': Paz Vega mandó una nota de prensa de su trabajo en la serie-, consiguió reunir bastantes fans y esperar así una nueva entrega como agua de mayo. Sin embargo, y tras ese final de infarto de la segunda, la plataforma de 'streaming' optó por no renovarla. Pero al ser una ficción donde podía ocurrir de todo, muchos aún creen que la misma cancelación es parte de la trama de la tercera temporada y que ésta se estrenará sin previo aviso en algún momento. Yo espero sinceramente que Netflix recule y haga al menos una película que cierre la trama de esta serie de ciencia ficción. Prairie (Brit Marling) se merece algo mucho mejor.

    'Daredevil'

    Andrea Zamora

    No daba un duro por esta serie cuando la anunciaron. ¿Charlie Cox, el protagonista de Stardust, iba a ser Matt Murdock? Aunque la adaptación de la novela homónima de Neil Gaiman es de mis películas favoritas, no veía al intérprete en la piel del Diablo de la Cocina del Infierno. Aun así, tenía que darle una oportunidad, y en cuanto pude me adentré en la ficción de Marvel con el episodio ‘En el ring’ (1x01). La serie empezó como toda historia de orígenes, contando cómo Matt Murdock adquiere sus habilidades. "Pues no pinta mal", me decía mientras pasaban por delante de mis ojos los primeros minutos del capítulo. Después le tocó el turno a la pelea del protagonista. Todo iba mejorando. Y entonces llegó la cabecera. ¿Podemos decir ya que es una de las mejores que puede tener una serie de televisión? La música y los elementos judiciales y de la ciudad de Nueva York iban desvelándose a medida que eran cubiertos de líquido rojo… "¡Ya me han ganado!".

    La primera entrega de Daredevil es una de esas joyas televisivas con las que nos topamos de tanto en tanto. La segunda deja un poco más que desear. Pero la tercera es, sin duda, la mejor de todas sus entregas, tratando temas como la pérdida de la fe del protagonista y la subida al poder desde la nada de Kingpin (Vincent D’Onofrio). Todo iba como la seda hasta que llegó noviembre de 2018 y, con ese mes, la cancelación de la ficción. ¿Recuerdas cuando Lisa Simpson le rompe el corazón a Ralph Wiggum y el desengaño puede desgajarse fotograma a fotograma? Yo fui Ralph ese día y Daredevil fue Lisa. Estaba todo bien en la serie de Marvel y Netflix. ¡Todo! Y eso es algo de lo que no pueden alardear otras ficciones. Lo peor es que Marvel Studios ni parece plantearse recuperar a Cox como el personaje si es que termina formando parte de su actual Universo Cinematográfico. "Y, mira, Marvel, puedo fijar el fotograma exacto en el que le hiciste trizas el corazón…".

    'Sense8'

    Ana Lasso

    ¿Una serie ideada por las hermanas Wachowski, creadoras de Matrix? ¿Qué podría salir mal? Pues así ha sido. Sense8 fue una de las series originales de Netflix que, en su momento, tuvo un gran impacto en la plataforma de ‘streaming’. Sus localizaciones, su historia, su guion, sus personajes... Parecía que iba a ser una de esas ficciones que tenían mucho que contar y que, al menos, ibas a disfrutar de ella durante cuatro o cinco temporadas, ya que, con mucha menos coherencia, se han renovado otros títulos de la marca. Pero la realidad ha sido muy distinta.

    Con Alfonso Herrera (Rebelde) y Miguel Ángel Silvestre -siempre recordado por su papel en la serie Sin tetas no hay paraíso, que en España se convirtió en todo un fenómeno en su época-, podía parecer que Sense8 tenía un público asegurado. Pero su gran reparto coral -para mí, uno de sus puntos fuertes- y la complejidad de la trama en algunos momentos hacían también que la serie pudiera convertirse en uno de esos títulos que no están preparados para cierto público. Sin embargo, tras la noticia de su cancelación, sus seguidores movieron cielo y tierra para que la serie tuviera un final en condiciones. De ahí que se rodará ese último 'episodio' especial. La falta de audiencia, los altos costes de la producción por las innumerables localizaciones en las que rodaban… Muchas serán las razones que llevaron a Netflix a su cancelación, pero, ¿fue algo que nos defraudó? Si, evidentemente.

    'Hannibal'

    Lourdes de Paredes

    En 2015, los fans de Hannibal decíamos adiós a la serie en su tercera temporada. La rumorología de la vuelta de este caníbal interpretado de manera excepcional por Mads Mikkelsen nos acompaña hasta hoy. Pero la cuarta temporada sigue sin convertirse en una realidad y las esperanzas de su vuelta son proporcionalmente inversas al tiempo que ha pasado desde su cancelación. Al parecer, a la cadena estadounidense NBC se le acabó la paciencia, ya que los números de audiencia no eran los esperados para una producción de este tipo. Las malas lenguas en su día comentaban que las vísceras y el canibalismo en una televisión generalista en horario de 'prime time' siempre fueron una apuesta excesivamente arriesgada para la cadena. Otras voces destacaban que la serie, aclamada por crítica y público, tenía casi un tercio de su audiencia en las webs piratas de descarga ilegal. Sea como sea como siempre que ocurre algo parecido en estos casos, los principales perjudicados somos los fans de la serie. ¿Se atreverá alguna plataforma de 'streaming' a apostar por esa ansiada cuarta temporada? ¡Ojalá!

    'Ciudad Sur'

    Lorena Vialás

    Afortunadamente la mayoría de las series a las que he estado enganchada llegaron a su fin de una manera natural. Eso no quita que ver como se bajaba el telón de ficciones como Friends, Sexo en Nueva York, Los Soprano o The Big Bang Theory me partiera el corazón, pero al menos pude ser testigo del final que los guionistas tenían pensado para cada uno de sus protagonistas –obviamente no siempre estuve a favor. Pero si echo la vista atrás y me remonto a mi época de juventud sí recuerdo una de las cancelaciones televisivas que más me ha dolido, o al menos me dolió por aquel entonces, a mis 16 años.

    Ciudad Sur era el título de la nueva serie que llegaba al prime time de Antena 3 a comienzos de 2001. La cadena había hecho una gran promoción de esta especie de culebrón, similar a los que ocupan las parrillas televisivas por aquel entonces, véase Al salir de clase. Una serie diaria, que se emitía de lunes a viernes a las 20,30 horas. Aunque la trama giraba en torno a las vivencias y problemas de varios personajes, de edades muy diferentes, el eje central era la relación entre Valentín (Jacobo Martín) y Belén (Vanesa Cabeza). Una relación al más puro estilo Romeo y Julieta, si tenemos en cuenta que él, aspirante a boxeador profesional, era uno de los técnicos de mantenimiento de la empresa de la que es dueño el padre de ella.

    Aún me pregunto por qué Ciudad Sur no se metió a los espectadores en el bolsillo, al fin y al cabo tocada temas muy similares a los de otras series como Física o química, Compañeros… Pero lo cierto es que tras menos de dos meses en la parrilla de Antena 3, y después de haber cambiado de horario a las 14 horas, la cadena privada, decidió echar el cierre definitivo a la ficción en la que también participaron actores como Pablo Rivero (Cuéntame cómo pasó) y Jaime Blanch (El ministerio del tiempo).

    ‘Castle’

    Santiago Gimeno

    Para mí, que empecé a ver Castle cuando se estrenó en 2009, no existe una octava temporada -aunque ese final idílico y merecido es otra historia. Ya lo he dicho. Y, con todo, me dolió muchísimo cuando la serie procedimental de ABC creada por Andrew W. Marlowe (Take Two) echó el cierre definitivo en 2016 después de 173 episodios. La verdad es que no habría tenido sentido continuarla sin Stana Katic, que interpretaba a la detective Kate Beckett. Y eso que Nathan Fillion, Jon Huertas y Seamus Dever habían firmado ya para una potencial novena entrega. Siempre me digo que fue mejor así.

    La bomba cayó un 12 de mayo, días antes de la emisión del final ‘Crossfire’ (8x22), y me sentó como un jarro de agua fría. ¿Por qué? Porque la ficción, pese a ser procedimental, un subgénero bastante impopular en el mundo seriéfilo, tenía algo más. Y ese algo más era la relación ‘will-they-or-won't-they’, después consumada, entre el escritor de novelas de misterio Richard Castle (Fillion) y la agente de policía de Nueva York Kate Beckett (Katic). Su piloto 'Flowers for Your Grave' (1x01) continúa siendo mi capítulo favorito. Aunque hay otros muchos. Y los vuelvo a ver de vez en cuando, todavía hoy, cuando echo de menos las teorías conspirativas de Rick o su coqueteo con Beckett. Vampiros, abducciones alienígenas, la subcultura ‘steampunk’, magos, una guerra de pizzerías, robos con rehenes, un tigre y unas esposas, homenajes a La ventana indiscreta de Alfred Hitchcock , guiños a Firefly… Nunca olvidaré Castle. ¿No te apetece verla de nuevo?

    'Mozart in the jungle'

    Sara Heredia

    En general, he tenido mucha suerte y muy pocas de las series que veo han sido canceladas. La mayoría han terminado con un final pensado previamente y con tiempo para que los fans pudiesen hacerse a la idea. Por eso la cancelación de Mozart in the Jungle me pilló tan desprevenida y supuso una pequeña rotura de mi corazoncito. Para quienes no la conozcan, solo deben saber que se trata de una comedia ambientada en la orquesta sinfónica de Nueva York, donde una joven oboísta se adentra en este mundo que, más que basarse en aburridos protocolos y clichés clásicos, se parece más a la salvaje vida de los músicos de rock. Y, debo decir, que tiene una de las parejas con más química de la pequeña pantalla.

    No entendía por qué la ficción protagonizada por Gael García BernalLola Kirke había sido una de las más alabadas en las galas de premios desde que llegó a Amazon Prime Video y, de repente, el estudio decidía cancelarla. La compañía no anunció las razones de su cancelación y ni los propios actores sabían por qué había ocurrido; una incertidumbre a la que me sumo. ¿Por qué, Jennifer Salke, por qué?

    '¡Qué vida más triste!'

    Tomás Andrés

    A pesar de no llegarse a hacerse nunca oficial por parte de La Sexta, aquel capítulo titulado ‘Haz tu propio Qué vida más triste’ (tras tres temporadas en Internet y cuatro en televisión) olía a despedida de los dos personajes más entrañables y divertidos que han salido de Basauri. Con una temporada que acababa totalmente en alto con la reconciliación de Borja y Nuria, tras años de idas y venidas, se emitió un episodio en el que se nos explicaba cómo rodar nuestra propio Qué vida más triste, con todos los clichés y el estilo de la ficción creada por Rubén Ontiveros. A partir de ahí, algunas semanas con capítulos repetidos y la desaparición final en favor de dos productos tan absurdos como Maitena o La tira. Una verdadera pena, ya que la ‘sitcom’ protagonizada por Borja Pérez y Joseba Caballero era de lo más fresco e ingenioso que le había ocurrido a la televisión desde hace años. La historia de dos perdedores: un gruista egoísta y con predilección por toda mujer que se le cruce y su amigo bonachón, que pasan aventuras de lo más cotidiano a otras que rozan la ciencia ficción. Todo ello relatado sobre un colchón, cubierto con un edredón con colores de los años 80. Para siempre quedarán sus míticas frases: "Flipa, flipa", "Toma, toma" o "Que no te da, Josebas". Y a partir de ahí, la nada: ambos hicieron algunos trabajos para páginas de Internet y volvieron a sus trabajos de toda la vida… Estos dos tipos habían supuesto el mayor hallazgo del lanzamiento de la cadena, que luego fue comprada por Atresmedia, y les dejaron caer en el olvido. Sin una edición en DVD de aquellos capítulos, ni nada que se le parezca, siempre nos quedará revivir todas las temporadas de sus andanzas gracias a YouTube.

    'Día a día'

    Custodio Guerrero

    Basta ya, Netflix. Aunque después PopTV la haya renovado por una cuarta temporada, la plataforma de 'streaming' decidió cancelar Dia a día tras tres entregas. Nunca podría haberme imaginado que un 'remake' de la comedia de 1975 me llegase a gustar y emocionar tanto como lo ha hecho. Una de sus mejores comedias, inclusiva y con temas a tratar muy actuales, como el Me Too o la depresión, con una familia latinoamericana y una increíble Rita Moreno, fue injustamente cancelada. Afortunadamente, fue rescatada. Pero eso no quita que, en su día, fuese una de las peores decisiones que ha podido realizar el gigante de 'streaming'. Porque hay muy pocas comedias con las típicas risas enlatadas, que toquen temas muy serios, con mucho cuidado y cariño, y que a la vez puedan hacerte reír. Y Día a día cumple todo eso.

    facebook Tweet
    Links relacionados
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top